Luca de Meo no cree en la prohibición de los coches gasolina y diésel para 2035: "Hay que incentivar los híbridos"

Luca de Meo no cree en la prohibición de los coches gasolina y diésel para 2035: "Hay que incentivar los híbridos"
20 comentarios

Poco más de un año después de haber sido nombrado consejero delegado del Grupo Renault y CEO de Renault, Luca de Meo sigue siendo una de las figuras más relevantes en la industria de la automoción.

El ejecutivo italiano acaba de ser galardonado con el premio protagonista del motor de El Mundo, en cuya ceremonia de entrega ha dejado clara su opinión al respecto de la electrificación: "los coches de combustión no se van a prohibir en 2035".

"Hay que incentivar los vehículos híbridos"

Luca De Meo Renault 1

Mientras la Comisión Europea ha marcado el horizonte para dejar de vender coches con motores de combustión diésel o gasolina en 2035 y permitir únicamente la venta de eléctricos o de hidrógeno, Luca de Meo ha mostrado una postura mucho menos agresiva.

De Meo apunta a una transición más pausada en la que los coches híbridos ayuden a la transformación de un escenario que se tiene que ir electrificando progresivamente, pero al que no se puede forzar porque las infraestructuras aún no son las apropiadas. Algo para lo que pidió el apoyo de la Ministra de Industria Reyes Maroto, también presente en el evento.

Luca De Meo Renault

Mientras tanto en Renault se están preparando para una ofensiva eléctrica con la que alcanzar un 90% de los coches vendidos sean eléctricos de cara a 2030 dentro de su plan 'Renaulution', por lo que sus objetivos estarían próximos a los marcados por la Comisión Europea.

En lo que respecta a la actualidad, de Meo advierte que "los clientes no van a invertir ahora en un coche nuevo si dentro de 15 años años va a estar prohibido", en referencia a que las prohibiciones futuras pueden afectar a las ventas actuales de coches con motores de combustión.

Luca De Meo Renault 3

Una afirmación extraña porque a nivel europeo se prohibirá su venta, no su circulación. Al mismo tiempo los coches con motores de combustión siguen siendo necesarios porque la inmensa mayoría de la población no tiene acceso a un punto de recarga y no se puede forzar a los conductores a pasarse a la movilidad eléctrica sin la infraestructura necesaria.

En Motorpasión | La crisis energética china promete un caos para la industria automotriz en Europa. Del efecto mariposa a la sangría de puestos de trabajo

Temas
Inicio