Publicidad

La loca fuga de Carlos Ghosn complica las cosas para que la alianza Renault-Nissan se reconcilie

La loca fuga de Carlos Ghosn complica las cosas para que la alianza Renault-Nissan se reconcilie
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Lo del expresidente de Nissan-Renault, Carlos Ghosn, llevaba tiempo siendo carne de serie de televisión. Y nadie lo vio venir. Una de las personas más controladas de Japón consiguió burlar la vigilancia y escapar en avión hacia Beirut el 30 de diciembre, en una loca fuga en la que se cuenta que incluso llegó a esconderse en una caja de instrumentos musicales.

Ahora Francia tiene entre manos una patata caliente, pues Ghosn es ciudadano libanés, brasileño y francés y el Gobierno galo ya ha advertido de que no le extraditará si llega al país. En este contexto, se hace cada vez más difícil apuntalar la relación entre Renault y Nissan.

¿Cómo escapó Ghosn? ¿Alguien lo sabe con certeza?

ghosn

Antes de reproducir las rocambolescas teorías que circulan en los medios internacionales acerca de cómo escapó Ghosn de Japón, vale la pena recordar que el pasado mes de marzo el exdirectivo convirtió su salida de prisión en un circo.

Tras 108 días en una prisión de Tokio, Ghosn consiguió la libertad bajo una fianza de casi 8 millones de euros, y su salida fue épica: disfrazado con un mono de trabajo reflectante, gorra calada hasta las cejas, mascarilla y gafas, el nuevo abogado del directivo pensó que sería buena idea que Ghosn saliera así de prisión. De incógnito.

Incluso el vehículo en el que fue trasladado a su nueva residencia se adaptó con una escalera para que pareciera una auténtica furgoneta de mantenimiento. Un show.

Lo cierto es que no hay una sola versión acerca de cómo escapó hace unos días de las fuertes medidas de vigilancia a las que estaba sometido en Tokio, pero estaba todo calculado. El periódico libanés Al-Joumhouriya informó de que Ghosn aterrizó en Beirut en un avión privado procedente de Turquía.

Líbano, país de origen del empresario, no tiene una ley de extradición para sus ciudadanos y resulta un refugio idóneo para el prófugo. Ghosn dedicó unas palabras a la prensa tras su huida, recalcando una vez más que es inocente y que las condiciones en Japón son inhumanas:

"La culpabilidad se da por sentada, la discriminación es rampante y los derechos humanos más básicos son denegados [...] No he escapado de la justicia, he escapado de la injusticia y la persecución política".

Japón guarda silencio mientras que su abogado ha hecho público su asombro: "Estoy atónito. [...] ¿Cómo pudo hacernos esto?".

Una de las teorías más locas sobre la fuga del expresidente que circula por internet es la de que escapó en el interior de una caja de instrumentos. Así lo cuenta la BBC:

El canal de televisión MTV en Líbano informó que Ghosn había huido de su residencia aprobada por el tribunal en Tokio gracias a la ayuda de un grupo paramilitar disfrazado como parte de una banda de músicos.

Según este medio de noticias, el grupo había actuado en su casa. Al finalizar, Ghosn -de 65 años y de una altura de 1,67 metros- se escondió dentro de una gran caja de instrumentos musicales que luego fue llevada a un aeropuerto local.

Algunos medios franceses aseguran que su mujer, Carole Ghosn (que ha negado esta versión) organizó la huida gracias a un pasaporte falso y un elaborado plan que se fraguó durante meses. Lo que es seguro es que el empresario aterrizó en Beirut en un avión privado procedente de Turquía, donde llegó a primera hora del 30 de diciembre.

Ayer Reuters informó de que el presidente de Líbano, Michel Aoun, había recibido "calurosamente" a Ghosn, que gozará por el momento de la protección de su país de origen.

Hoy mismo la fiscalía de Tokio ha comenzado a registrar la vivienda donde estaba retenido el expresidente para buscar pistas que indiquen cómo pudo burlar la vigilancia a la que estaba sometido desde el pasado mes de abril, cuando consiguió la libertad bajo fianza.

Además se están produciendo detenciones en Turquía. Según informa la cabecera alemana DW, las autoridades turcas han detenido a siete sospechosos, entre ellos cuatro pilotos de una empresa de aviación privada que podrían estar involucrados en la fuga.

Pero Líbano, Francia y Japón tienen lazos, y lo de Ghosn es una patata caliente en toda regla. Nadie sabe nada.

¿Qué papel juega Francia en todo esto?

ghosn y Macron

Francia, principal accionista de Renault, ya ha advertido de que no extraditará a Ghosn, y ha asegurado que se enteró de la fuga por la prensa.

Por su parte, el ministro de Líbano, Salim Jreissati, ha dicho que el Gobierno no ha tenido nada que ver en la fuga, en relación a algunos comentarios acusatorios procedentes de Japón.

La ministra de Economía, Agnes Pannier-Runacher, ha querido dejar claro que Ghosn no está por encima de la ley, pero que al ser ciudadano libanés, francés y brasileño, tiene derecho al apoyo consular.

Incluso en el Líbano, donde Francia tiene estrechos lazos diplomáticos, los funcionarios en París tienen la obligación de brindar algún apoyo al prófugo y arriesgarse a involucrarse en su disputa con los japoneses.

Lo cierto es que si Ghosn aterriza en París, donde quiere ser juzgado, va a poner en un aprieto al presidente, Emmanuel Macron, que intenta ahora suavizar las cosas con Japón en aras de la alianza automotriz, que no pasa por su mejor momento.

Carlos Ghone, ¿y ahora qué va a pasar con la alianza Nissan-Renault?

Renault

La huida de Ghosn echa por tierra los esfuerzos diplomáticos entre Francia y Japón. El Ejecutivo francés posee el 15 % de las acciones de Renault, que a su vez participa en el 43 % de Nissan, mientras que Nissan atesora el 15 % de las acciones de Renault y un 34 % de Mitsubishi.

Desde que Ghosn fuera arrestado en noviembre de 2018 por mala conducta financiera y apropiación de fondos, la alianza ha pasado por su etapa más convulsa y se ha hecho evidente la importancia de recobrar el equilibrio.

El presidente de Renault, Jean-Dominique Senard, dijo en una entrevista con The Wall Street Journal publicada el 25 de diciembre que arreglar la alianza era una cuestión de supervivencia.

Ahora ambos gobiernos deberán encontrar la forma de afrontar el desastre que ha provocado el caso Ghosn sin salir perjudicados.

En Motorpasión | Radares Velolaser de la DGT: cómo funcionan y en qué carreteras se colocan

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios