Compartir
Publicidad

León, Arona e Ibiza: los SEAT que ensamblará Argelia para nutrir su propio mercado

León, Arona e Ibiza: los SEAT que ensamblará Argelia para nutrir su propio mercado
Guardar
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

SEAT prosigue su ofensiva internacional con el inicio de la producción de los SEAT Arona y León en Argelia. Estos dos modelos se unirán al SEAT Ibiza que la marca ya ensambla en la factoría que el grupo Volkswagen posee en Relizane. Esta factoría, abrió en julio de 2017, tiene una capacidad para 60.000 unidades (200 coches al día) donde además de los modelos de Seat mencionados, también se ensamblan los Skoda Octavia y los Volkswagen Golf y Caddy.

SEAT tiene un ambicioso objetivo de crecimiento para los próximos años y el Norte de África, junto con América Latina, desempeña un papel clave en el que destaca Argelia por su gran potencial. Y es que no solamente Argelia se está posicionando como el motor económico del Magreb, sino que además SEAT goza de una excelente imagen y prestigio en ese país.

SEAT ensamblará en Argelia para evitar aranceles

Seat Arona Ibiza Argelia

Para Luca de Meo, CEO de SEAT, la inauguración de la planta de Relizane en julio de 2017 “marcó un hito histórico para nosotros, ya que es la primera vez que producimos fuera de las fronteras europeas. En Argelia estamos construyendo coches hechos por y para los argelinos. Hoy presentamos la quinta generación del Ibiza, y en los próximos meses esperamos empezar a ensamblar otros modelos para satisfacer la demanda de los clientes del país”, añadió haciendo alusión a los Arona y León.

Actualmente, la factoría de Relizane cuenta con más de 550 empleados y, a largo plazo, se crearán hasta 1.800 puestos de trabajo. Por otra parte, se calcula que la actividad de la planta generará 3.500 empleos adicionales en fabricantes y proveedores de servicios logísticos de Relizane. Inicialmente, el objetivo es ensamblar 25.000 coches al año, aunque la planta tiene una capacidad máxima de 75.000 coches al año.

Seat Arona Ibiza Argelia

La necesidad de fabricar modelos in situ tiene por objetivo principal sortear aranceles impuestos por el gobierno argelino para los coches importados y así poder aprovechar el enorme potencial del mercado argelino, y donde el SEAT Ibiza es uno de los modelos más vendidos. Y en los cuatro primeros años en los que el importador local del grupo Volkswagen, la SOVAC, operó, consiguió vender unos 30.000 coches del grupo VAG.

Ensamblar no es lo mismo que fabricar

Seat Arona Ibiza Argelia

Así, Volkswagen compró una participación minoritaria en su importador local, SOVAC, y juntos abrieron la factoría de Relizane, donde además de los SEAT, Skoda y Volkswagen ya ensamblados allí, se prevé el montaje de los Volkswagen Polo y Skoda Fabia. Eso sí, no se trata de una factoría al uso ya que solo se encarga del montaje final.

Los coches llegan desde la factoría que normalmente los fabrica, Martorell en el caso del Ibiza, por ejemplo, pero suficientemente desmontados para que no se puedan considerar importación de vehículos. Es lo que en la industria se conoce como sistema CKD, por Completely Knocked Down, o SKD (Semi-Completely Knocked Down).

Seat Arona Ibiza Argelia

En el caso de los CKD, se envían casi todas las piezas necesarias para el montaje final, mientras que algunas proviene de la industria local de proveedores. En el caso de los SKD, el montaje del producto -en este caso el coche- está ya muy avanzado (habitáculo instalado, carrocería pintada, etc) y la fase final de montaje es relativamente sencilla y rápida.

En este último caso, más que en cualquier otro, el único próposito es sortear las limitaciones a las importaciones que favorecen la producción local. Aún así, la mayor carga de trabajo se queda en la fábrica de origen (Martorell en el caso de los Ibiza, Arona y León) y sobre todo el I+D también se queda en origen.

Seat Arona Ibiza Argelia

Para el grupo Volkswagen es la única manera viable de poder hacer frente en ese mercado a Renault-Dacia-Nissan y su 45 % de cuota de mercado. Renault fue uno de los primeros en abrir una planta de ensamblaje en Argelia. Lo hizo en Oran donde produce, entre otros, el Renault Symbol, un Clio de tres volúmenes.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos