Horrific 40RR0R: así sería el Frankenstein de tus pesadillas con los coches

Horrific 40RR0R: así sería el Frankenstein de tus pesadillas con los coches
9 comentarios

El Horrific 40RR0R es el resultado de sumar los coches menos fiables de Reino Unido según la firma británica Warranty Direct, que periódicamente publica sus listas de horrores motorísticos y que en esta ocasión ha aprovechado Halloween para componer su Frankenstein con las piezas que nunca dejaríamos de cambiar en los coches más chapuceros de cuantos se venden en el tierras británicas.

Entre los encantos del Horrific 40RR0R vemos el motor del BMW M5 (2004-2011), la caja de cambios del Jeep Grand Cherokee (2006-), los ejes y la suspensión del Audi RS6 (2002-2011), la climatización del SEAT Alhambra (1996-), la dirección del Chrysler 300C (2005-), la electicidad del Mercedes-Benz Clase R (2004-) y los frenos del Fiat Multipla (1999-2005). Se podría añadir que el diseño final también parece sacado de la chistera (de chiste, no de sombrero) de ciertos lumbreras de Mirafiori.

Los costes extras de mantener cada año un Horrific 40RR0R ascenderían a 825 euros, sin contar que hubiera reparaciones más caras de lo normal

Según los datos de Warranty Direct, esos son la crème de la crème en cuanto a elementos proclives a pasar por el taller para desesperación de sus respectivos propietarios, que se dejan, de promedio, unas 350 libras esterlinas (444 euros, al cambio) cada vez que llevan a sus retoños a que los dejen como nuevos de sus dolencias. Y esto sucede, según la empresa británica, en dos de cada cinco coches que figuran en sus registros sobre reparaciones de coches.

De hecho, calculan que los costes de mantener un Horrific 40RR0R a causa de estos desembolsos extraordinarios ascenderían a unas 650 libras (aproximadamente, 825 euros), y eso sin contar con que hay reparaciones más que costosas, como aquella que apunta a una factura de 35.000 libras (44.400 euros), aunque no se detalla la causa mecánica que pudo motivar semejante operación, tan sangrante para el bolsillo.

Sí que pormenorizan, en cambio, las cuotas de modelos que precisan, de promedio, un viaje anual al taller para acicalarse. Así, casi un 40 % de los Audi RS6 requieren reparar suspensiones o ejes una vez cada año; el 30 % de los Clase R, sus sistemas eléctricos; un 25 % de los BMW M5, sus motores V10, la misma proporción de Fiat Multipla que experimenta fallos en los frenos; un 10 % de los Chrysler 300C con sus direcciones y la misma proporción de SEAT Alhambra con su climatización; mientras que sólo un 1 % de los Grand Cherokee va al taller cada año por problemas en el cambio.

Si buscáis un coche de miedo, el Horrific 40RR0R es la suma definitiva de todas las pesadillas.

En Motorpasión | Estos son los coches que no te comprarías de segunda mano

Temas
Comentarios cerrados
Inicio