Compartir
Publicidad

El fin de la era de los combustibles fósiles ya tiene fecha: año 2050, según la Comisión Europea

El fin de la era de los combustibles fósiles ya tiene fecha: año 2050, según la Comisión Europea
34 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace años se fijó 2050 como punto y final para los coches de combustión en las ciudades de Europa. Pero el paso que acaba de dar la Comisión Europea va mucho más allá. A la práctica, podemos decir que la era del motor de combustión en Europa terminará en 2050, si Bruselas saca adelante el proyecto a largo plazo que está diseñando.

La Comisión Europea quiere terminar con el consumo de combustibles fósiles que provocan emisiones de efecto invernadero, y su plan pasa por conseguir que los vehículos de combustión desaparezcan del mapa, y que el 80 % de la electricidad que consumimos provenga de energías renovables en 2050.

Según publica El País, la Comisión Europea tiene a punto una estrategia de largo recorrido para que la Unión Europea esté libre de esas emisiones de cara a 2050. Esta estrategia viene motivada por una petición que formuló el Parlamento Europeo a la Comisión hace ahora un año, y se basa en un dato que se maneja en Bruselas: con las políticas actuales, la reducción de las emisiones será sólo de un 60 % en 2050.

Emisiones Efecto Invernadero

"Esto no es suficiente para que la Unión Europea contribuya a los objetivos del Acuerdo de París", explica la Comisión Europea en un documento al que ha tenido acceso el rotativo. Como sabemos, el Acuerdo de París es tan inalcanzable ahora mismo que sólo 16 países están cumpliendo con los requisitos que marca.

En el punto de mira se encuentra el calentamiento global, que los firmantes del acuerdo quieren mantener a raya, procurando que la temperatura a final de siglo no ascienda en más de 1,5 a 2 grados. ¿Son realistas estas pretensiones? Bien, teniendo en cuenta que Europa es responsable de un 10 % de las emisiones de gases de efecto invernadero, cuando gigantes como Estados Unidos o China son mucho más dañinos en este sentido, habrá que ver hasta qué punto los deseos de la Comisión Europea se traducen en un resultado eficaz para todo el mundo.

Las muertes prematuras por contaminación del aire también entran en el capítulo de ventajas incontestables sobre el fin de la era de los combustibles fósiles. No sólo hablamos de reducir esas muertes en más de un 40 %, sino de rebajar los costes sanitarios en 200.000 millones de euros al año, según detalla el comisario de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete.

Reducir emisiones sin renunciar al crecimiento

Fin Era Combustibles Fosiles 2050 3

A nadie se le escapa que la era de los combustibles fósiles ha permitido crecer como nunca antes lo consiguió ninguna otra fuente de energía. Pero tampoco se pueden ignorar sus principales efectos adversos. El más evidente habla de la contaminación y el calentamiento global. Otro, que no conviene dejar de lado, lo componen las guerras por el control del petróleo.

Bruselas defiende que es posible crecer mientras se reducen los gases de efecto invernadero. Según las estimaciones de la Comisión Europea, el PIB aumentará en un 2 %, y a este crecimiento deberemos añadir el ahorro de costes derivados del cambio climático, que ahora mismo se calculan en 240.000 millones de euros cada año, además de los costes derivados de la dependencia externa del petróleo, de dos a tres billones de euros entre 2030 y 2050.

El sector eléctrico deberá erradicar las centrales de carbón y de gas natural, para permitir que las energías renovables constituyan la base de nuestro consumo. Al 80 % de renovables, habrá que añadir en el mix energético un 15 % de energía nuclear, que no genera gases de efecto invernadero pero conlleva otros problemas de residuos.

La estrategia de la Comisión Europea no profundiza en el sector del transporte, si bien reconoce la importancia de electrificar coches y camiones y mantiene la posibilidad de utilizar biocombustibles. Además, desde Bruselas defienden el uso de impuestos y subvenciones como una "herramienta eficiente para la política ambiental".

En cualquier caso, se trata de un proyecto a largo plazo que requerirá de “importantes inversiones adicionales”, según reconocen en el seno de la Comisión Europea, aunque por el momento no se han precisado cuáles serán.

Tampoco está claro que se acepte la estrategia tal y como la presenta Bruselas. Recordemos que la Comisión Europea propone, y es la Eurocámara la que dispone, bajando luego las directivas al plano terrenal, donde los Estados miembros de la Unión aplican lo dispuesto en Europa a través de sus propias leyes.

¿Saldrá adelante esta propuesta? Es difícil precisarlo por el momento. España, Francia e Italia, entre otros países, ya han instado al comisario de Acción por el Clima y Energía a ser ambicioso con el objetivo de cero emisiones, fijado para 2050. Con todo, el principal actor económico europeo y primer productor de automóviles, Alemania, no ha querido mover ficha por ahora.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio