Publicidad

Fiat Chrysler rinde cuentas en EEUU por su propio Dieselgate y paga una multa de 8,2 millones de euros

Fiat Chrysler rinde cuentas en EEUU por su propio Dieselgate y paga una multa de 8,2 millones de euros
2 comentarios

El gigante automovilístico Fiat Chrysler Automobiles (FCA) ha llegado a un acuerdo con la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC) con el pago de una multa de 9,5 millones de dólares (cerca de 8,2 millones de euros al cambio actual), que busca dar carpetazo a otro capítulo de su fraude de emisiones en EE.UU. tras las publicación de cifras inexactas de sus vehículos.

Este pago suprimirá los cargos vinculados a las informaciones incorrectas derivadas de una auditoría interna sobre sus sistemas de control de emisiones.

El antecedente lo encontramos en febrero de 2016 cuando FCA comunicó tanto en su informe anual como en una nota de prensa que sus vehículos cumplían con la regulación del país en materia de emisiones. Pero investigaciones del organismo bursátil determinaron que estas informaciones se centraron en el software de control de emisiones y no en una revisión completa del cumplimiento de la regulación nortemericana.

FCA emisiones

FCA intenta así cerrar este capítulo a las puertas de que la fusión con el Grupo PSA se haga realidad, con el nacimiento de Stellantis, y que aún está a la espera de recibir luz verde por parte de las regulaciones antimopolio europeas.

Además, el pago de esta multa, aunque bastante inferior a las que ha tenido que acometer por su propio Dieselgate en Norteamérica, llega en un momento no precisamente de bonanza para el grupo. No hay que olvidar que este 2020 ha solicitado un préstamo de 6.300 millones de euros al estado italiano por las pérdidas derivadas del coronavirus.

FCA no admite ni desmiente las acusaciones

Fiat Chrysler Dieselgate

Sea como fuere, y después de que el SEC concluyera que FCA "violó" las disposiciones en relación a los informes de emisiones, el conglomerado ha optado por cortar por lo sano y abonar los mencionados 8,2 millones de euros sin admitir ni desmentir estas acusaciones.

Los datos facilitados por FCA en 2016 ya despertaron la desconfianza de los ingenieros de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) y de la Junta de Recursos del Aire de California (CARB), pues entonces "habían expresado su preocupación a FCA sobre los sistemas de emisiones en algunos de sus vehículos diésel", según ha informado en un comunicado el SEC y que recoge la organización de consumidores Facua.

"En un momento de mayor escrutinio del cumplimiento normativo de los fabricantes de automóviles, FCA brindó garantías engañosas a los inversores al no revelar las limitaciones de su auditoría interna", ha explicado Joel R. Levin, director regional de la Oficina Regional de Chicago de la SEC.

Trampas en las emisiones de los Jeep Grand Cherokee y Ram 1500

Ram 1500

No es el único cargo al que ha hecho frente en los últimos tiempos FCA por fraude de emisiones: el año pasado, la compañía llegó a un acuerdo con la justicia de EE.UU. con el pago de 800 millones de dólares (unos 715 millones de euros en ese momento) a fin de resolver las demandas por utilizar un software de control de emisiones ilegal en las versiones con motor diésel de la pick up Dodge Ram 1500 y el SUV Jeep Grand Cherokee.

En total, 104.000 vehículos estaban afectados y han tenido que pasar por el taller, tal y como ha ocurrido con otros escándalo de emisiones protagonizados por Volkswagen o Daimler. Las unidades que equipaban este fraudulento sistema fueron las fabricadas en los años 2014, 2015 y 2016.

Así, y aunque en un primer momento FCA no admitió la existencia de este software, finalmente abonó dicha cantidad con el objetivo de cumplir las compensaciones económicas a los clientes afectados y que aún tienen abierto el plazo para presentar las reclamaciones pertinentes hasta el 3 de febrero de 2021.

La cuantía que podrán recibir los perjudicados, según el acuerdo de demanda colectiva, puede llegar a los 3.075 dólares en el caso de los propietarios y hasta los 990 dólares en caso de haber adquirido estos vehículos en formato de alquiler con derecho a compra. De igual manera, FCA no sólo se comprometió a realizar actualizaciones del software sin coste, sino también a extender la garantía de ambos modelos afectados.

En Motorpasión | Los objetivos de emisiones favorecerán que se vendan más SUV y acabarán matando a los coches pequeños

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios