Compartir
Publicidad

El fabricante chino Dongfeng estudia desinvertir en PSA para abordar el coche eléctrico

El fabricante chino Dongfeng estudia desinvertir en PSA para abordar el coche eléctrico
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dongfeng Peugeot-Citroën Automobile es una empresa conjunta fundada por el Grupo PSA y el fabricante chino Dongfeng Motors hace 27 años. Con sede en la ciudad china de Wuhan, puede producir hasta 840.000 vehículos al año para Peugeot y Citroën, pero la fuerte desaceleración en el mercado chino han llevado a la joint venture a una caída de los ingresos del 60 %.

Las últimas noticias apuntan a que la compañía estatal china, que ya tiene a la venta en España un SUV, está pensando en desinvertir el 12 % que posee en el grupo francés.

Una desinversión coordinada con PSA

Dongfeng

De acuerdo a fuentes consultadas por Bloomberg, Donngfeng Motors ha mantenido conversaciones en las últimas semanas con asesores sobre formas de monetizar parte o la totalidad del 12,2 % que posee en el Grupo PSA.

El fabricante chino podría estar sopesando deshacerse de su participación de 2.200 millones de euros como parte de un movimiento estratégico a través de bonos intercambiables o la venta directa de acciones.

Estos fondos adicionales permitirían a Dongfeng invertir en otras áreas que China está liderando, como el coche eléctrico o los sistemas de conducción autónoma.

No obstante esta desinversión estará coordinada con PSA para que puedan "preservar una buena relación de trabajo" y no será total, puesto que la firma china puede conservar parte de su participación para beneficiarse de una futura consolidación de la industria.

De acuerdo a datos publicados por Autonews Europe, la empresa conjunta Dongfeng Peugeot-Citroën Automobile perdió más de 363 millones de dólares en los primeros seis meses del año debido a una caída de las ventas del 60 %.

Dongfeng DFSK 580 Dongfeng DFSK 580, a la venta en España.

Después de alcanzar un máximo de 704.000 vehículos producidos en 2015, las entregas anuales de la empresa conjunta han disminuido constantemente en los últimos tres años. En 2018, las ventas cayeron a alrededor de 253.000 vehículos.

Actualmente, el grupo francés vende sus modelos Peugeot, Citroën y DS en China, y está expandiendo sus actividades en el país a través de adquisiciones y asociaciones estratégicas en el mercado de posventa con JianXin, UAP y Longstar y en el sector de vehículos usados ​​B2B con FengChe.

Por su parte, el gigante chino ha aterrizado en España con el SUV DFSK 580, un todocamino con siete plazas que parte de los 21.995 euros.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio