Publicidad

EEUU podría obligar al Grupo PSA a romper con Huawei si quiere que autorice su unión con Fiat

EEUU podría obligar al Grupo PSA a romper con Huawei si quiere que autorice su unión con Fiat
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Hace tres meses se hizo definitiva la fusión 50/50 entre Fiat Chyrsler (FCA) y el Grupo PSA; un acuerdo de 50.000 millones de dólares que creará el cuarto fabricante a nivel mundial, sin sacrificio de marcas. De momento los reguladores de decenas de países, entre los que se encuentra Estados Unidos, están estudiando el acuerdo, pero podría haber un escollo.

El grupo francés se asoció con Huawei en 2017, uno de los principales enemigos de Donald Trump e invitado de honor en su lista negra.

En recientes declaraciones a Reuters del CEO del Grupo PSA, Carlos Tavares, ha querido calmar las aguas asegurando que su relación Huawei podría se revisada para dar el sí quiero. "Tenemos una asociación con Huawei, que está vinculada con otra asociación con la compañía francesa de telecomunicaciones Orange, no estamos en relación directa con ellos".

Pero vayamos por partes.

Cuando PSA se asoció con Huawei: sin nubes a la vista

Psa Huawei

Cuando habían pasado 15 días de la adquisición de Opel/Vauhall por el Grupo PSA, se anunció la asociación con el gigante chino de telecomunicaciones Huawei para el desarrollo de software para coches conectados.

¿El objetivo? Incluir en los vehículos de la marca una nueva plataforma que garantice que todas las interacciones digitales entre el automóvil y una nube se gestionen de forma segura.

Una plataforma que posibilitará la introducción de nuevos servicios, tales como diagnósticos remotos del automóvil y soluciones de control remoto, como la carga de la batería, información de tráfico y navegación; uso compartido de automóviles, gestión de flotas corporativas y servicios a bordo personalizados como soluciones de asistente personal.

Este sistema se ha implementado en seis millones de vehículos en Europa y China (el primero fue el DS7 Crossback), según datos de Reuters.

De hecho, el buque insignia de Peugeot en el mercado chino, el 508 L, estrenó la plataforma de conectividad oT OceanConnect de Huawei.

Cuando Trump vetó a Huawei: se empieza a poner negro

En mayo de 2019, Google, por presiones del Gobierno de Estados Unidos, decidió vetar a Huawei, y por lo tanto, expulsarle del sistema operativo Android.

Detrás de esta pataleta macartiana, Trump alegó que Estados Unidos no podía permitir a ninguna otra nación competir por la hegemonía del 5G, ya que está en juego, según aseguró, la seguridad nacional estadounidense y su prosperidad.

Es aquí donde entra en juego el 5G y el odio multiplicado a China: actualmente es Huawei Technologies la compañía -con sede en Shenzhen, China- que más contribuciones técnicas ha aportado al estándar 5G, seguido de cerca por Ericsonn (sueca), Hisilcon (china), Nokia (finlandesa), Qualcomm (estadounidense) y Samsung Electronics (surcoreana), de acuerdo a datos de statista.com, IPlytics GmbH y Eurasia Group recogidos por El País.

Cuando PSA y FCA anunciaron su matrimonio: bienvenidos, nubarrones

Fusion El presidente de la Junta Directiva del Grupo PSA, Carlos Tavares, y el CEO de FCA, Mike Manley.

Ahora que PSA y FCA van camino del altar rodeados de los organismos reguladores de 24 países, han de ser cautelosos. Sin Estados Unidos el acuerdo no se llevará a cabo, puesto que Washington está instando a sus aliados europeos a excluir a Huawei de la infraestructura del telecomunicaciones del continente.

Francia, de momento, se ha negado.

Pero Tavares ha dicho en declaraciones recogidas por Reuters que ajustarán su asociación con el gigante chino si las autoridades estadounidenses lo convierten en una condición previa para dar el sí.

"Si hubiera alguna pregunta o alguna orientación de las autoridades estadounidenses, estaríamos dispuestos a seguirlas", ha dicho Tavares.

Veremos cómo acaba esto.

En Motorpasión | Todos los coches eléctricos que se venden ahora en España y su autonomía: de los más caros a los más baratos | 'American Factory' es el nuevo documental de Netflix que enseña las vergüenzas de la industria del motor en EEUU

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios