Publicidad

Dinamarca quiere un millón de coches eléctricos en 2030, y para conseguirlo subirá aún más los impuestos a los de combustión

Dinamarca quiere un millón de coches eléctricos en 2030, y para conseguirlo subirá aún más los impuestos a los de combustión
29 comentarios

El parlamento danés ha aprobado un plan fiscal que contempla un aumento gradual de los impuestos para los coches gasolina y diésel más contaminantes. Así, Dinamarca quiere vincular estos impuestos a las emisiones CO₂ en lugar del kilometraje, y la vez disminuir la presión fiscal de los coches eléctricos.

El objetivo es que de aquí a 2030 haya en sus carreteras al menos 775.000 vehículos eléctricos e híbridos, de forma para entonces Dinamarca haya reducido la emisión de gases de efecto invernadero en un 70 %. De momento, tiene pensador dejar de extraer petróleo.

Un Ford Mustang o un Porsche 911 serán prohibitivos

Porsche 911 Turbo

El nuevo acuerdo busca que los impuestos y gravámenes a los automóviles propulsados ​​por combustibles fósiles aumenten gradualmente (más de lo que ya lo hacen), y los impuestos a los automóviles nuevos dependerán de la cantidad de dióxido de carbono que emitan.

Para hacernos una idea, el Ford Mustang ronda los 100.000 euros en el mercado danés -debido a los impuestos-, mientras que en España parte de los 45.000 euros (y llega a bajar de 40.000 en el caso del V6). El caso de un Porsche 911 Turbo S, el precio de partida se eleva hasta los 562.000 euros en Dinamarca (más del doble que en España).

Tesla Model 3 batería de 82 kWh

De forma opuesta, el Gobierno ha prometido que los coches eléctricos serán cada vez más baratos, para lo que invertirá alrededor de 400 millones de dólares.

Según ha publicado Reuters, el Ejecutivo danés apunta a un objetivo más amplio de 1 millón de coches de bajas emisiones o cero en una década, pero el acuerdo actual aseguraría la financiación para los primeros 775.000 vehículos.

Una cifra significativa si tenemos en cuenta que actualmente hay 20.000 coches eléctricos en Dinamarca de un parque móvil de 2,5 millones.

Esta medida sigue a las adoptadas por España o Francia. En el caso de España, el Ejecutivo central ha decidido no modificar el impuesto de matriculación ante la entrada en vigor del ciclo de homologación WLTP, por lo que cuanto más contamine un vehículo, más impuestos deberá abonar su dueño.

Homologación de consumo

Por ejemplo, solo están exentos de pagar el impuesto de matriculación los vehículos con emisiones menores o iguales a 120 g/km de CO₂, y no 144 g/km de CO₂ como se pedía desde la industria automotriz.

Francia, por su parte, ha presentado un proyecto de ley para que los coches que emitan más de 220 g/km de CO₂ tengan un impuesto de matriculación de hasta 40.000 euros en 2021 y 50.000 en 2022.

En Motorpasión | 11 coches eléctricos entre 40.000 euros y 70.000 euros: selección de coches cero emisiones con etiqueta CERO

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio