La crisis de microchips suma y sigue: los concesionarios españoles ya acumulan un retraso de 250.000 pedidos

La crisis de microchips suma y sigue: los concesionarios españoles ya acumulan un retraso de 250.000 pedidos
7 comentarios

Según estimaciones de la patronal Faconauto, los concesionarios españoles habrán acumulado una bolsa de 250.000 pedidos hasta finales de año. Como principal motivo (aunque no el único) detrás de estas cifras se encuentran los retrasos que están sufriendo las entregas de coches nuevos provocados por la crisis de los semiconductores y que el sector lleva arrastrando todo el año.

Estos coches nuevos ya vendidos pero que aún no han podido ser entregados tendrán que ser matriculados cuando lleguen a manos de sus propietarios, ya a partir de enero de 2022.

Así, estas matriculaciones coincidirán en el tiempo con la aplicación de la normativa comunitaria vigente de medición de consumo y emisiones basadas en el ciclo WLTP (que busca mayor precisión a la hora de determinar las emisiones reales de CO₂ de los vehículos) y que quedó “congelada” en julio de este año.

La patronal pide al Gobierno una nueva moratoria

Con la aplicación de la normativa comunitaria de consumo y emisiones basada en el ciclo WLTP el conocido como impuesto de matriculación o Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte (IEDMT) varía respecto al que se pagaba hasta ahora.

Y es que al ser más exacto que el ciclo NEDC, al aplicar el nuevo protocolo muchos coches nuevos saltarán de tramo y en consecuencia, serán más caros (hemos de recordar que el impuesto de matriculación se paga antes de salir del concesionario). Por otra parte, habrá menos automóviles que quedarán exentos de pagarlo.

Recordemos que, a partir del mismo 1 de enero de 2022, el impuesto se calculará en base a los datos de la siguiente tabla:

Emisiones WLTP

Impuesto de matriculación

Hasta 120 g/km de CO₂

0 %

Entre 121 y 159 g/km de CO₂

4,75 %

Entre 160 y 199 g/km de CO₂

9,75 %

Por encima de 200 g/km de CO₂

14,75 %

Por estas razones, para Faconauto es injusto que los compradores que se han hecho con un vehículo -principalmente en el último trimestre del año- y que tienen que seguir esperando para su entrega hasta enero de 2022 como mínimo, tengan que afrontar los diferentes tramos del impuesto, ya que según sus cálculos estos vehículos “se encarecerán de media entre 800 y 1.000 euros”.

Así, la patronal pide al Gobierno una segunda prórroga de la aplicación de la normativa y por tanto de la entrada en vigor de los nuevos tramos del impuesto de matriculación "mientras se regulariza el mercado".

Asímismo, Faconauto apunta a que una nueva prórroga ayudaría a no lastrar aún más unas matriculaciones absolutamente desastrosas para el sector en lo que llevamos de 2021 por la mencionada crisis de microchips y por el impacto que ha tenido la pandemia (entre otros factores) en la confianza de los consumidores.

El presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, ha declarado que una nueva moratoria para la aplicación de la normativa relativa al impuesto de matriculación "debería verse acompañada por otras medidas enfocadas a regularizar la situación del mercado, y no comprometer el empleo de toda la cadena de valor del automóvil".

En Motorpasión | China es el núcleo de las tensiones en el comercio mundial y así es cómo ha logrado imponerse | Cómo funciona el pago por viñeta en autovías y cuánto nos va a costar viajar en coche

Temas
Inicio