Compartir
Publicidad

El coche eléctrico podría poner en riesgo 75.000 empleos en Alemania, según un estudio

El coche eléctrico podría poner en riesgo 75.000 empleos en Alemania, según un estudio
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un estudio encargado por los sindicatos y la industria automotriz alemana afirma que el cambio a los coches eléctricos pondrá en riesgo 75.000 empleos basados en la fabricación de motores y cajas de cambios así como en el área de ensamblaje. El estudio reclama el desarrollo de estrategias que formen de nuevo a los trabajadores ante la era de electromovilidad que se avecina.

Pérdida de fuerza laboral, de competitividad... algunos sectores no están convencidos

Batería de estado sólido

El Instituto de Ingeniería Industrial Fraunhofer, que realizó el estudio junto al sindicato alemán IG Metall ha advertido del enorme peso que supone la industria automotriz en Alemania: representa 840.000 empleos, de los cuales 210.000 están vinculados a la producción de motores.

Los investigadores afirman que el estudio se basa en datos proporcionados por Daimler, BMW, Grupo Volkswagen y los proveedores Bosch, ZF y Schaeffler, y ponen 2030 como el año en el que uno de cada dos trabajos relacionados con la fabricación de motores se verá directa o indirectamente afectado por la electromovilidad.

Volkswagen

Tal y como reveló otro estudio reciente en España, los vehículos eléctricos precisan de menos componentes que los impulsados por combustibles fósiles, pudiendo reducir el trabajo a la hora de ensamblarlos y también a la hora de repararlos en los talleres.

Además recalcan que una fábrica de baterías requiere solo una quinta parte de la fuerza laboral en comparación con una planta de motores. Por su parte, y según recoge la cabecera Autonews, el representante laboral de BMW, Peter Cammerer, ha ido más allá declarando que la industria alemana debería tener cuidado con "regalar tecnología y conocimientos a los competidores chinos, coreanos y japoneses".

Zap&Go

Ante este cambio, piden un plan político que aborde la transformación de forma que no se traduzca en una pérdida o una externalización de puestos de trabajo o una disminución de la competitividad.

Es lo que pidió hace unos meses la Comisión Europea: pronosticó que para 2025 el mercado de baterías alcanzará los 250.000 millones de euros anuales, por lo que el viejo continente necesitará más de 10 gigafábricas para que solo sea 'viejo' en el nombre, y no a nivel competitivo.

Electric Car

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles también dio la voz de alarma en febrero, afirmando que no se debería imponer el uso de vehículos 100 % eléctricos ante una cuota de mercado "baja y fragmentada". Creen que el cambio hacia los vehículos cero emisiones debe ser gradual para minimizar el impacto en la industria.

Actualmente Alemania lidera las ventas de este tipo de vehículos en Europa, tanto eléctricos puros como híbridos enchufables: durante estos primeros tres meses de 2018, ha alcanzado una cifra absoluta de 17.574 coches eléctricos, arrebatando el primer puesto a Noruega.

Foto | Volkswagen

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos