Más de 20.000 trabajadores del sector de la automoción empiezan 2022 en la cuerda floja por los ERTE

Más de 20.000 trabajadores del sector de la automoción empiezan 2022 en la cuerda floja por los ERTE
Sin comentarios

Tras un 2021 marcado por la crisis de los semiconductores, el sector de la automoción tiene puestas sus esperanzas en una recuperación paulatina en 2022. Lo cierto es que, según datos de Europa Press, por el momento la producción de coches en España podría seguir lastrada al menos durante la primera mitad del año por la falta de chips.

A consecuencia de la escasez de estos componentes en la factorías de nuestro país, los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) pueden llegar a afectar a más de 23.000 trabajadores.

Las soluciones de los fabricantes para capear el temporal

Erte2

Uno de los primeros fabricantes en anunciar un nuevo ERTE para su factoría de Martorell fue SEAT que, con una demanda en niveles prepandemia, “está redoblando esfuerzos para no retrasar las entregas a los concesionarios” y, al mismo tiempo, para mantener en plantilla a todos sus trabajadores. Por el momento el ERTE en vigor afectará a un mínimo de 482 y a un máximo de 1.276 trabajadores hasta finales del mes de junio.

En el caso del ERTE de SEAT, entre las condiciones acordadas por sindicatos y fabricante ya el pasado mes de septiembre, se encuentra un plan social para los trabajadores afectados por el ERTE que incluye mejoras en la prestación por desempleo o la posibilidad de realizar formación (en torno al vehículo eléctrico, por ejemplo) para mantener su remuneración.

Además, los mayores de 55 años y los empleados que no habían generado derecho a prestación de desempleo hasta ese momento, quedaron excluidos del expediente.

El pasado mes de noviembre de 2021 Renault también anunció que ampliaba el ERTE que tenía en vigor previsiblemente hasta junio de este año y que afectará a más de 8.700 trabajadores de las plantas de Valladolid y Palencia. En este caso, entre las condiciones pactadas con los trabajadores, la empresa aporta complementos que llegan hasta el 85 % del salario (primas, antigüedad, turnicidad…) para los trabajadores y mantiene las pagas extras y la vacaciones.

En su caso, el conglomerado Stellantis ha aprobado un ERTE para sus trabajadores de la planta de Vigo que inicialmente se aplicará durante 60 días laborables (y podría ampliarse 15 más) a lo largo del año y que afectará a unos 3.700 trabajadores. En la fabrica de Figueruelas (Zaragoza) también se ha aprobado un nuevo ERTE para 2022 del que quedarán excluidos los operarios que trabajan a tiempo parcial.

Ford

En cuanto a la planta de Ford en Almussafes (Valencia), ha empezado el año planteando un nuevo ERTE de 15 días laborales en el primer trimestre (una semana por mes) que afectaría a unos 4.760 trabajadores tanto de la factoría como de servicios auxiliares y se prevé que en esta semana se firmen las condiciones definitivas. Otro fabricante que ha empezado 2022 planteando un nuevo ERTE a sus sindicatos es Mercedes-Benz para su factoría de Vitoria.

El pasado mes de diciembre Volkswagen también tuvo que replantear su situación de la planta que posee en Navarra. Por el momento no ha acordado un nuevo ERTE para sus empleados pero sí ha fijado nuevos horarios y condiciones para sus trabajadores y un objetivo de producción de 300.000 vehículos.

En Motorpasión | China es el núcleo de las tensiones en el comercio mundial y así es cómo ha logrado imponerse

Temas
Inicio