No hay garaje para tanto coche eléctrico. La solución a los apaños caseros podría ser enchufarlos al bordillo

No hay garaje para tanto coche eléctrico. La solución a los apaños caseros podría ser enchufarlos al bordillo
28 comentarios

Muchos son los frenos al coche eléctrico en la actualidad. Además del elevado precio (cerca de 10.000 euros más caro que su equivalente gasolina), la necesidad de disponer de un enchufe para poder recargarlo a menudo de forma lenta (para no dañar la batería) es sin duda otro de los elementos que limitan la penetración del coche eléctrico en nuestro mercado.

En España, como en muchos otros países de Europa, la gran mayoría de coches duermen en la calle. Y eso es un auténtico problema a la hora de recargar un coche eléctrico.

No se puede recargar siempre con carga rápida para no mermar notablemente la capacidad de la batería a corto y largo plazo. De ahí que se multipliquen las propuestas para que cualquiera que aparque el coche en la calle pueda tener acceso a una carga lenta.

No hay garaje para tanto coche, eléctrico o no

Cargando eugeot PHEV en la calle
(Foto: Usuario Warjilla en Reddit.)

Si partimos de la base que en España hay más de 24,3 millones de turismos (coches con una MMA inferior a 3,5 toneladas), según datos de 2019, y que en España hay al menos 3,37 millones de inmuebles destinados a viviendas con plazas de garaje, según datos del INE de 2011 (último año disponible), parece evidente que la inmensa mayoría de los automovilistas no tiene acceso a un enchufe en su domicilio para cargar un coche eléctrico.

Es más, siempre según datos del INE, de los más de 3,37 millones de inmuebles de viviendas con garaje, algo más de 2,5 millones tienen una sola plaza de garaje. Es decir, en principio, serían viviendas unifamiliares.

VW ID3 cargando en la calle
(Foto: Usuario ElliotViola en Reddit.)

En los últimos 10 años, el número de viviendas y plazas de garaje habrá aumentado, sin duda, pero no en una proporción tal que suponga una real diferencia. Recargar un coche eléctrico es un problema para la mayoría, aunque algunos hayan ideado curiosos apaños para cargar su coche.

Así, dónde recargar un coche eléctrico es una de las problemáticas más difíciles de resolver si se pretende alcanzar una movilidad eléctrica realmente significativa.

Posibles soluciones para recargar coche eléctrico sin garaje

recarga coche eléctrico

Entre las posibles soluciones, más allá de las baterías de estado sólido cuya capacidad a largo plazo no se ve comprometida por las cargas rápidas, la más evidente consiste en asociar a las plazas de estacionamiento unos puntos de carga. Ya sea en los parkings o en la calle.

En la calle, se contempla la instalación de enchufes en las farolas de la calles. Es una solución que han estado experimentado en diferentes ciudades europeas.

En los Países Bajos, por ejemplo, cerca de la mitad de las farolas de la ciudad de Arnhem que están situadas en las zonas de estacionamiento están equipadas con un doble punto de carga.

caragndo zoe farola

En el Reino Unido, el consorcio alemán Siemens se ha asociado con la start-up de punto de recarga Urbitricy y el Ayuntamiento de Westminster para crear en Londres la primera calle en la que todas las farolas son electrolineras.

Y en España, Valencia cuenta con algunas farolas de la ciudad puntos de recarga para coches eléctricos e híbridos enchufables en diversas zonas del municipio.

enchufe coche eléctrico en acera

Las farolas no son la única solución. La empresa alemana Rheinmetall (una armamentística con una división de automóvil eléctrico) propone instalar los enchufes directamente en el bordillo de las aceras. La idea es llegar, aparcar y enchufar el coche.

La potencia disponible en estos puntos de carga sería de hasta 22 kW, una potencia elevada para ser en corriente alterna ya que actualmente, si bien hay coches que aceptan esa potencia, la gran mayoría de coches eléctricos tiene la potencia limitada  7,5 kW o 11 kW, según los modelos.

La propuesta de Rheinmetall es menos intrusiva que un punto de carga al uso con poste y permitiría abastecer a un mayor número de plazas sin necesidad de instalar postes o farolas por cada plaza de aparcamiento.

De momento, el sistema está todavía en fase de desarrollo. Desde Rheinmetall explican que “los sistemas están siendo sometidos a pruebas exhaustivas a largo plazo antes de ser utilizados en el espacio público como parte de un proyecto piloto”.

Además de la viabilidad del sistema, técnica y comercial, se deben probar la seguridad y la durabilidad de los enchufes.

Temas