Un coche de gasolina se cuela entre los tres más eficientes de las pruebas de Green NCAP

Un coche de gasolina se cuela entre los tres más eficientes de las pruebas de Green NCAP
5 comentarios

Green NCAP, hermano de Euro NCAP pero centrado en la eficiencia, ha publicado su última ronda de pruebas con dos nuevos modelos.

Aunque el primer puesto es para un eléctrico puro con la máxima nota, (el Dacia Spring), el segundo se lo lleva un gasolina, seguido de un híbrido enchufable.

Solo un modelo se ha llevado las cinco estrellas de esta última tanda: el Dacia Spring. El SUV eléctrico asequible de la firma rumana ha conseguido un 10 sobre 10 en el apartado de aire limpio, mientras que en materia de eficiencia energética la puntuación es de 9,8.

En emisiones de gases de efecto invernadero también alcanzó la máxima calificación, 10 puntos.

Dacia Spring 2022 0120 1

Por su parte, el Toyota Aygo X Cross con su motor de tres cilindros de 72 CV se ha llevado tres estrellas: un 6,2 del total de 10 en el apartado de aire limpio, así como 6 puntos en eficiencia energética y 4,8 puntos en lo referente a emisiones contaminantes.

Green Ncap
Gráfico: Green NCAP.

En las anteriores pruebas de este año, el Audi Q4 e-Tron fue el único que alcanzó las cinco estrellas, seguido del híbrido enchufable Lynk & Co 01, con tres estrellas y media y que ocupa el tercer puesto en lo que llevamos de año.

En el polo opuesto, con la peor puntuación, encontramos el Genesis GV70: un sola estrella debido a la calificación de casi cero en eficiencia energética y emisiones de gases de efecto invernadero

Green NCAP es un programa europeo independiente que nació en 2019 con el objetivo evaluar la eficiencia energética y las emisiones de los nuevos vehículos, y se mete en el mismo saco a los electrificados y a los de combustión.

Utiliza una medida común de energía, que son los kWh, y realiza las pruebas tanto en laboratorio como en carretera, así como en conducción en frío y en modo eco. Y recientemente, también mide las emisiones de gases de efecto invernadero como CO2, N2O y CH4, tras una revisión del sistema.

El estándar más alto se atribuye a un automóvil que maximiza la reducción de sus propios contaminantes y gases de efecto invernadero y, al mismo tiempo, opera con un consumo mínimo de combustibles fósiles y/o electricidad en condiciones del mundo real.

Un resultado de cinco estrellas significa que el vehículo tiene un excelente rendimiento general que muestra un consumo muy bajo de combustible o energía y, al mismo tiempo, emite pocos gases de efecto invernadero.

En el polo opuesto, las cero estrellas va para aquellos que, tras las pruebas, el desempeño medioambiental general solo cumple con los estándares regulatorios mínimos, posiblemente con una tecnología de ahorro de combustible y reducción de emisiones obsoletas.

Temas
Inicio