Casco obligatorio en patinetes eléctricos y para ciclistas: la DGT recuerda cómo elegir el adecuado

Casco obligatorio en patinetes eléctricos y para ciclistas: la DGT recuerda cómo elegir el adecuado
12 comentarios
HOY SE HABLA DE

Los usuarios de Vehículos de Movilidad Personal (VMP) como los patinetes eléctricos, segways, monopatines o bicicletas son uno de los colectivos más vulnerables y, por tanto, están expuestos a sufrir lesiones graves en caso de colisiones o caídas. El casco es una de sus principales defensas ante esta vulnerabilidad.

Los últimos detalles sobre la obligatoriedad de uso ya se están perfilando en la reforma de la normativa sobre Tráfico que se encuentra en su recta final. Y es que el aumento exponencial de VPM por nuestras ciudades trae aparejada una siniestralidad también mayor.

En los últimos tres años se han vendido más de 800.000 patinetes eléctricos en toda España, según datos de Línea Directa. En ese mismo periodo, ya se han registrado unos 1.300 accidentes con VMP implicados y al menos 16 fallecidos. En este sentido, el sector de los seguros ya ha reclamado a la Administración que se generalice un seguro obligatorio de Responsabilidad Civil que garantice cobertura ante posibles incidentes.

Cómo elegir el casco adecuado y ponerlo bien

De cara a los usuarios de colectivos vulnerables como los VMP, la DGT recuerda la importancia del uso del casco sea cual sea el trayecto a recorrer, pues los investigadores de accidentes de tráfico explican que el cerebro es el órgano más crítico a proteger de traumatismos, debido a que los daños que se producen sobre el mismo, ya sean físicos o psicológicos, son generalmente irreversibles.

De hecho, las lesiones cerebrales son la causa más frecuente entre los ciclistas fallecidos en siniestros viales en nuestro país. Los cascos se han diseñado para evitar daños por fracturas en el cráneo por impactos severos en la cabeza, “pero desde hace años sabemos que hay otro tipo de daños producidos por rotaciones violentas de la cabeza” explica Javier Villacorta, experto en seguridad pasiva e investigador de la Fundación para la Investigación y Desarrollo en Transporte y Energía (CIDAUT). Se trata de deceleraciones bruscas, por ejemplo, “que pueden producir roturas internas en el cerebro".

Aunque todos los cascos homologados cumplen unos estándares mínimos de seguridad, existen dos grandes familias de cascos para ciclistas y VMP, cada uno con características propias: los de carcasa de plástico duro ABS con 'corcho' interior de poliestireno expandido (EPS) grueso (son cascos cerrados, redondos y sin aberturas, con menos ventilación); y los cascos de policarbonato que son más ligeros y ventilados y en igualdad de peso, absorben mejor los impactos.

Elegir el casco adecuado y ponerlo correctamente es muy sencillo. Para ello:

  • Mide el contorno de tu cabeza con una cinta métrica, por encima de las cejas. Los fabricantes suelen especificar los centímetros del perímetro craneal para cada talla.
  • Cuando te pongas el casco, debe estar ajustado a la cabeza, pero sin 'bailar' ni oprimirla.
  • Ajusta las correas alrededor de las orejas. También bajo la mandíbula, de forma que puedas abrir la boca con cierta resistencia.
  • Si usas gafas, ponte antes el casco y ajústalo para que las patillas queden por encima de las correas: si sufres una caída, las gafas saldrán despedidas y no podrán dañarte la cara y los ojos.

Un problema que precisa una solución inmediata

Patin

Pese a que las restricciones de movilidad salvaron vidas en 2020 y las víctimas mortales descendieron un 26% respecto a 2019, hay que recordar que, ciclistas, peatones y motoristas fueron la mitad de las víctimas mortales. Concretamente, en vías urbanas, estos usuarios vulnerables significaron el 80% de las personas fallecidas: 153 peatones, 21 ciclistas, siete usuarios de VMP y 134 motoristas (incluidos ciclomotores).

Al no existir por el momento un texto legal definitivo y homogéneo de ámbito nacional, son los consistorios los que aplican su criterio propio, entre otras cosas, sobre el uso del casco por parte de los usuarios de patinetes.

Todavía son pocos municipios los que recogen de manera expresa el uso de los VMP en sus ordenanzas relativas a la circulación de vehículos, por lo que existe un cierto vacío legal en torno a su uso. Esto desemboca en inseguridad jurídica, incertidumbre y desconocimiento de las normas de circulación.

Lo que dice la normativa

Patinete

La reforma sobre la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial encara su recta final y ya se están abordando las enmiendas presentadas sobre el proyecto de la normativa. Una de las propuestas debatidas es la de obligar a llevar casco a los conductores de VPM o patinetes eléctricos.

En este sentido, han solicitado modificaciones PSOE, Unidas Podemos, PP, PNV y Ciudadanos, pues la exigencia en cuanto a la obligatoriedad del casco quedó fuera de la nueva regulación para este tipo de vehículos (que entró en vigor en enero de este 2021), al igual que la de fijar una edad mínima para conducirlos. Por ejemplo, en Madrid se pueden conducir por la vía pública desde los 15 años, mientras que en Barcelona y Valencia se necesita haber cumplido los 16.

Con la nueva normativa los patinetes eléctricos pasan a ser considerados vehículos a todos los efectos, y se les prohíbe expresamente circular por la acera, además de en vías interurbanas, travesías, autopistas, autovías o túneles urbanos, limitando su uso a carreteras urbanas o carriles segregados, entre otros aspectos.

Por tanto, con la reforma de la normativa se sumará finalmente la obligación de llevar casco en el caso de estos usuarios, aunque habrá que esperar al texto definitivo para conocer los términos en los que se define esta imposición.

En Motorpasión | Del hilarante vídeo viral del ciclista contra el conductor que se salta un semáforo al debate sobre los límites con las normas de tráfico

Temas
Inicio