El veto a camiones y autobuses sin etiqueta en la ZBE de Barcelona es inminente: el sector del transporte ya se está movilizando

El veto a camiones y autobuses sin etiqueta en la ZBE de Barcelona es inminente: el sector del transporte ya se está movilizando
21 comentarios

En poco más de un mes, desde el 1 de enero de 2022, los camiones, así como los autocares pequeños, más contaminantes, es decir sin la etiqueta de la DGT, no podrán circular por la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) de Barcelona.

Los transportistas se muestran contrarios a esta medida, aunque ya ha disfrutado de moratorias en el calendario estipulado, pues consideran que la administración no ha facilitado la transición hacia vehículos menos contaminantes. Así, esta semana han comenzado las protestas ante este inminente veto.

Adiós a los camiones y autocares más contaminantes en 2022

El veto a camiones y autobuses en la ZBE de Barcelona es inminente: el sector del transporte ya se está movilizando

En el plan inicial previsto de la ZBE de Barcelona, se estipuló un calendario progresivo para ir prohibiendo la circulación a vehículos sin etiqueta más allá de los coches o las motos, que ya tienen vetado el acceso desde que se implantara esta zona de bajas emisiones en enero de 2020. Además desde abril de 2021, las furgonetas también se quedaron fuera.

En principio, desde el 1 de julio de 2021 se iba a vetar también a vehículos pesados, camiones y autocares pequeños (N2, N3 y M2) y desde el 1 de enero de 2022, los autobuses y autocares (M3) destinados al transporte colectivo tendrían prohibida la circulación.

No obstante, en la primavera de este año se aprobó una moratoria de seis meses para estos vehículos elaborándose así un nuevo calendario para imponer la medida:

  • Camiones medianos y grandes (N2 y N3) y autocares pequeños (M2): 1 de enero de 2022.
  • Autocares y autobuses de transporte colectivo (M3): 1 de julio de 2022.
El veto a camiones y autobuses en la ZBE de Barcelona es inminente: el sector del transporte ya se está movilizando

Y es que, cuando se instauró la ZBE, ya se adelantó que todos estos vehículos grandes, destinados al transporte de mercancías o viajeros, podrían disfrutar de moratorias prorrogables si no se daban "las condiciones legales y técnicas adecuadas para implementar los filtros para poder homologar los vehículos y obtener el distintivo ambiental de la DGT".

Sea como fuere, y de momento, se mantendrán las fechas, lo que de facto supone que muchos de estos vehículos no podrán circular por la ZBE según comience el año que viene por carecer de la etiqueta de la DGT.

Hay que recordar que los camiones y autocares sin distintivo medioambiental, al ser de gasóleo, son aquellos cuya mecánica es anterior a la norma Euro 4 (Euro 0, Euro 1, Euro 2 y Euro 3). Normalmente son los matriculados antes de 2006.

El veto a camiones y autobuses en la ZBE de Barcelona es inminente: el sector del transporte ya se está movilizando

La ZBE comprende una área de 95 km² e incluye todo Barcelona (excepto la Zona Franca-Industrial y el barrio de Vallvidrera, el Tibidabo i les Planes), así como el L’Hospitalet de Llobregat y partes de los municipios limítrofes a las rondas: Esplugues de Llobregat, Cornellà de Llobregat y Sant Adrià de Besòs.

Las restricciones de acceso y circulación se aplican de lunes a viernes y está sujeta a horario: entre las 07:00 y las 20:00. No obstante, hay excepciones marcadas como permanentes: vehículos de movilidad reducida, de servicio médico, policiales y de emergencias, así como los de servicio funerario.

Protestas y marchas: la mitad de camiones se verán afectados por la ZBE

El veto a camiones y autobuses en la ZBE de Barcelona es inminente: el sector del transporte ya se está movilizando

La moratoria aprobada en mayo de 2021 fue fruto de las protestas y peticiones de los transportistas. Los mismos solicitaron más margen debido a que con la crisis del coronavirus no habían podido renovar las flotas.

Pero ahora la historia se repite, y argumentan que el margen concebido ha sido insuficiente. Y es que según señala la Asociación General de Autónomos - Pymes Transportistas de Cataluña (AGTC), y que recoge 20 Minutos, se prevé que con el fin de la moratoria entre 6.000 y 7.000 camiones no podrán prestar servicio en la ZBE. Sostienen que son casi la mitad.

Así, las protestas comenzaron el pasado sábado 20 de noviembre, con marchas lentas de camiones por la mañana en las rondas. Ayer lunes se repitieron entre las 18:00 y las 20:00 y también lo harán mañana miércoles 24 de noviembre en idéntico horario.

La marcha empieza en la gasolinera BP de la carretera C-58, en Montcada i Reixac, y a partir de ahí se extiende por las rondas de Barcelona. Pero habrá más, pues ya hay convocada otra concentración para el sábado 4 de diciembre en la calle Aragó.

El veto a camiones y autobuses en la ZBE de Barcelona es inminente: el sector del transporte ya se está movilizando

El sector del transporte rechaza que el veto a los vehículos pesados sea por antigüedad en vez de que se discrimine por emisiones. Por otro lado, reclaman que se homologuen filtros y catalizadores, a fin de evitar que se tenga que cambiar el vehículo. Y a la par exigen un plan económico para la reconversión de la flota del sector.

Según argumenta Carlos Folchi, secretario general de la AGTC, "alrededor del 80% de los transportistas son autónomos y pequeñas empresas" a los que "se está condenando a dejar el sector". Y precisamente conductores profesionales no sobran, un mal ya endémico que se lleva tiempo reclamando.

Por otro lado, alerta de que el fin de la moratoria puede suponer un problema de abastecimiento para el Àrea Metropolitana de Barcelona.

En la misma línea se pronuncia la Plataforma de Afectados por las Restricciones Circulatorias (PARC): "Está muy bien implementar medidas, pero no si siempre es a costa de los de abajo. Está en riesgo el trabajo de la gente que empieza y se ha comprado un camión de segunda mano, gente que está a punto de jubilarse y no puede renovar su vehículo porque no lo amortizará...”, explica a El País Mònica Xufré, portavoz de esta asociación.

En general el sector considera que no se han propiciado facilidades para realizar una transición a un vehículo nuevo y apto para circular por la ZBE de Barcelona.

El veto a camiones y autobuses en la ZBE de Barcelona es inminente: el sector del transporte ya se está movilizando
Hyundai XCIENT Fuel Cell, un camión eléctrico de pila de combustible de hidrógeno

De momento, el consistorio únicamente ha adelantado que se están atendiendo las demandas y que se está considerando una autorización para que aquellas empresas que estén en fase de renovación de la flota puedan seguir circulando con los vehículos antiguos.

Sin embargo, el descontento es general y va más allá de la Ciudad Condal: la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) así como el Comité Nacional de Transporte por Carretera han acordado un paro general entre el 19 y el 22 de diciembre, ante la grave situación económica que sufren las empresas de transporte y la inacción del Gobierno.

En Motorpasión | Confirmado: los coches con etiqueta B podrán circular por la ZBE de Barcelona en 2022 | Cómo la norma Euro 7 prevista para 2025 podría acabar con una gran parte de los motores de gasolina y diésel

Temas
Inicio