Publicidad

La Fórmula 1 se prepara para una congelación de sus coches que evite perder a cuatro equipos por el coronavirus

La Fórmula 1 se prepara para una congelación de sus coches que evite perder a cuatro equipos por el coronavirus
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La crisis económica que va a provocar la pandemia del coronavirus pone en serio riesgo a la Fórmula 1. Muchos de sus equipos están en dificultades económicas y podrían desaparecer de la parrilla antes de que los motores se vuelvan a poner en marcha. Por eso la Fórmula 1 ya planea cómo evitar que esto ocurra.

Mientras que en MotoGP se han gastado 4,5 millones de euros en rescatar a los equipos pequeños, en la Fórmula 1 eso no entra en los planes. Más bien, miran a largo plazo. Ya se ha empezado a tomar una decisión totalmente contraria al espíritu de la Fórmula 1: la de congelar el desarrollo de los monoplazas hasta que entre en vigor el nuevo reglamento técnico.

Red Bull quiere retrasar el nuevo reglamento técnico hasta 2023

Bottas Vettel Barcelona F1 2020

Hay puntos ya acordados y puntos que se acordarán. Por ejemplo, los coches de 2020 serán idénticos a los de 2021. El desarrollo del chasis se ha congelado hasta que entre en vigor la nueva normativa técnica, prevista para 2022 pero que algunos, sobre todo Red Bull, quieren retrasar hasta 2023.

También Pirelli, que ya iba a mantener sus neumáticos de 2019 para 2020, ahora los alargará hasta 2021. Y si se vuelve a retrasar el nuevo reglamento técnico, que incluye las llantas de 18 pulgadas, la marca italiana de neumáticos se pasará cuatro temporadas consecutivas con exactamente las mismas gomas.

Christian Horner Red Bull F1

Y la cosa no se queda aquí. "Queremos congelar también la suspensión delantera, las ruedas y partes relacionadas, la caja de cambios... el 60% de todo lo que no es aerodinámica, que se congele para este año y el próximo", decía Christian Horner, el jefe del equipo Red Bull, a la vez que defendía el retraso del nuevo reglamento técnico de la Fórmula 1 hasta 2023.

El motivo parece ser que en Red Bull están convencidos de que su nuevo coche, en manos de Max Verstappen, les va a permitir pelear de tú a tú contra Mercedes por el mundial. Por eso no quieren más desarrollo, más cambios que permita que los alemanes se revuelvan. Quieren dos años (2020 y 2021) para que Verstappen gane el título. Y si les regalan otro más, mejor.

Bottas Albon Barcelona F1 2020

Además, en Mercedes puede que tengan que lidiar con un inconveniente extra cuando acabe esta temporada 2020, sea en las condiciones que sea. El DAS, el invento revolucionario del equipo para este año, ya ha sido prohibido para 2021. Tendrán que retirarlo de su monoplaza sin modificar ningún elemento congelado, lo que podría suponer un desastre en función de las interacciones que tengan.

El único equipo que tiene permiso para hacer ciertas modificaciones de cara a la temporada 2021 es McLaren, que podría ser otro de los grandes beneficiados del parón. El equipo de Woking ya tiene acordado empezar a montar motores de Mercedes la próxima temporada, así que se les permitirá acoplar el propulsor al monoplaza. Seguramente ellos tratarán de aprovechar para algo más.

La Fórmula 1 podría congelar los motores para no perder marcas

Hamilton Barcelona F1 2020

La de congelar los motores es otra de las decisiones más delicadas que va a tener que tomar la Fórmula 1 si quiere mantener intacto el gran circo. Ahora mismo Mercedes, Ferrari, Renault y Honda están en un punto de cierta paridad en rendimiento y fiabilidad, así que se valora muy seriamente la posibilidad de congelar el desarrollo del motor hasta 2022.

El miedo es que, con la crisis económica que se avecina, alguno de los motoristas se eche para atrás y decida retirarse de la Fórmula 1 ante el alto coste que supone desarrollar estos motores. En Liberty Media tienen muy presente la experiencia de lo que pasó con los grandes constructores tras la crisis financiera de 2008.

Kubica Barcelona F1 2020

Después de aquel desastre económico, Honda, Toyota y BMW se marcharon de la Fórmula 1. Los del ala dorada lo hicieron en el mismo año 2008, incluso dejando a medias un proyecto que luego Brawn GP se encargaría de demostrar que era ganador. En el caso de Toyota y BMW, se marcharon tras la temporada 2009.

La crisis de 2008 puso punto y final a una etapa dorada de la Fórmula 1. En los cinco años previos a la crisis, desfilaron por la categorías marcas como Ferrari, Mercedes, McLaren, BMW, Renault, Jaguar, Ford, Toyota u Honda. Después de aquello quedó el páramo que hemos arrastrado estos años. Cuando parecía que volvían las marcas, como Aston Martin o Alfa Romeo, el coronavirus amenaza con liquidarlo todo.

Zak Brown carga duramente contra Ferrari y Red Bull por su egoísmo en este asunto

Zak Brown Mclaren F1

Sobre cuál es la situación en este momento, el que ha sido más claro es Zak Brown, el CEO de McLaren. El estadounidense ha explicado que "podrían ver desaparecer a cuatro equipos si esto no se maneja de la manera correcta". Perder cuatro equipos, es decir, ocho coches, sería una catástrofe para la Fórmula 1.

Uno de los carros de batalla de Brown es el límite salarial. Ya se acordó que con el nuevo reglamento se establecería un techo de 160 millones de euros, y ahora debido a esta crisis se ha acordado bajarlo a 135. Pero el CEO de McLaren cree que incluso debería caer por debajo de los 90. Y, esto sí, entrará ya en vigor en 2021 y afectará al desarrollo de los coches de 2022.

Norris Barcelona F1 2020

"Esto es potencialmente devastador para los equipos, lo que significa que es muy amenazante para la Fórmula 1 en general", prosigue Brown. De hecho, el CEO de McLaren no se ha cortado a la hora de atacar abiertamente a Ferrari y Red Bull por su postura al respecto del nuevo reglamento técnico y el tope salarial.

"Ferrari y Red Bull son como un boxeador de peso pesado que solo quiere pelear con pesos medianos", Zak Brown.

"Están poniendo sus intereses deportivos muy por delante del bien común y están perdiendo la perspectiva de que realmente corren el riesgo de poner en peligro el deporte, con lo que todos perdemos", decía Brown sobre estos dos equipos. Es más, Brown se calentaba y llegaba a decir que "se sienten incómodos ante la posibilidad tener una pelea justa con rivales que no habían valorado".

Sainz Barcelona F1 2020

Por eso, Brown utiliza todo el peso de McLaren para defender a los equipos pequeños y sentencia sobre Red Bull y Ferrari que "son como un boxeador de peso pesado que solo quiere pelear con pesos medianos". La pandemia del coronavirus amenaza con sembrar la discordia entre los equipos de la Fórmula 1.

Sobre el ERTE que McLaren ha aplicado a sus empleados, incluido Carlos Sainz, Brown dice que "es la decisión más difícil que he tenido que tomar" y añade que "de lo que estoy sorprendido es que ningún otro equipo la haya tomado" (justo tras sus declaraciones, Williams se sumó a McLaren). Brown teme que algunos equipos estén afrontando la crisis con la técnica del avestruz, la de esconder la cabeza bajo la arena.

En Motorpasión | Las mejores series, películas y documentales de Netflix, Prime Video y Movistar+ con horas y horas de coches para disfrutar | Anatomía de un coche eléctrico: su sencilla mecánica, al desnudo

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios