Publicidad

Así es como Red Bull se quedó sola en su idea de correr el Gran Premio de Australia de Fórmula 1 pese al coronavirus

Así es como Red Bull se quedó sola en su idea de correr el Gran Premio de Australia de Fórmula 1 pese al coronavirus
Sin comentarios

Han pasado ya unos días de la abrupta cancelación del Gran Premio de Australia de Fórmula 1 y todavía hay muchas cosas que no se entienden. La más importante es por qué se esperó a que los aficionados estuviesen ya apelotonados en la puerta del circuito para anunciar que no iba a haber Gran Premio.

Parece ser que no todo el mundo tenía claro eso de no correr. Red Bull era el equipo que estaba más convencido de que la carrera debía seguir adelante. No solo porque ya se hubiesen desplazado hasta Australia, con todo lo que eso supone, sino porque además tenían un arma técnica guardada bajo la manga.

Red Bull pretendía denunciar el DAS de Mercedes, pero Honda y Max Verstappen se borraron

Albon Barcelona F1 2020

No era exactamente un implementar un ingenio propio, sino más bien tumbar uno ajeno. Red Bull tenía decidido sacar adelante una reclamación formal contra el DAS de Mercedes en cuanto el coche de los alemanes saliese a la pista de Albert Park. Por eso era tan importante que, al menos, se disputasen los primeros entrenamientos libres.

Estuvieron a punto de lograrlo, pero se les fue cayendo el equipo por el camino. Tras el positivo de un miembro del equipo McLaren, lo que provocó la retirada del equipo de Woking del Gran Premio de Australia, el resto de escudería votó si seguir corriendo. Hubo empate a cinco. Red Bull votó a favor con sus dos equipos, y también lo hicieron Racing Point, Williams y, sí, Mercedes.

Christian Horner Australia F1 2020

Sin embargo hubo algo, desconocido hasta el momento pero que se puede intuir, que alertó a Mercedes sobre lo que estaba pasando. Rápidamente el equipo alemán cambió el sentido de su voto, dejando en minoría al grupo de los que querían participar. Es más, Mercedes ni llevó su personal a Albert Park y mandó un comunicado formal a la Fórmula 1 pidiendo la cancelación.

Cuando todo apuntaba a que la cancelación era un hecho, sin Ferrari, Mercedes y otros muchos equipos en el circuito, apareció como si no pasase nada la plana mayor de Red Bull. Christian Horner, Helmut Marko y Adrian Newey parecían no tener noticias sobre ninguna pandemia. La intención seguía siendo correr.

Red Bull Melbourne F1 2020

Pero entonces el equipo se le fue cayendo poco a poco. El primero fue Max Verstappen, que junto a su padre Jos se fue muy enfadado del circuito según afirman los testigos allí presentes. Verstappen era el único piloto emblemático que estaba en Albert Park, con Sebastian Vettel y Kimi Raikkonen ya de vuelta a casa y Lewis Hamilton en el hotel presionando para que no hubiese carrera.

"Decidimos no participar en la carrera antes de hablar con Red Bull", Masashi Yamamoto, director de Honda en la Fórmula 1.

Red Bull se quedó sin su piloto estrella, pero también sin sus motores. Hemos conocido por una declaraciones de Masashi Yamamoto, el director de Honda en la Fórmula 1, que la marca japonesa también se plantó y se negó a correr el Gran Premio de Australia, pese a que Red Bull pretendía seguir adelante con él.

Yamamoto Red Bull Australia F1 2020

"Tuvimos una conversación complicada con Marko. Honda es una gran marca y una gran participante en la Fórmula 1, el punto de vista y la opinión de Honda es algo que hay que tener en cuenta", dice Yamamoto. Añade que "decidimos no participar en la carrera antes de hablar con ellos. Tuvimos en cuenta la situación, tomar una decisión fue algo complicado, pero finalmente decididmos irnos".

Sin su piloto estrella, sin su motorista, sin los equipos rivales y con solo siete coches dispuestos a salir a pista (tres de ellos propulsados por Honda, que tampoco quería correr), Red Bull tuvo que apearse del plan. Christian Horner reunió a todo su equipo con las cámaras de 'Drive to Survive' delante para anunciarles que por seguridad no habría Gran Premio de Australia.

En Red Bull están convencido de que pueden ganar a Mercedes en 2020

Verstappen Barcelona F1 2020

Detrás de todo esto se esconde una pulsión: en Red Bull están convencidos de que le pueden ganar el mundial de 2020 a Mercedes. No mostraron casi nada de lo que tenían en pretemporada, pero creen que de verdad puede ser el año en que Max Verstappen pelee por el título. Por eso, querían que los coches saliesen a pista en Melbourne y comenzar la guerra con Mercedes.

En cualquier caso, en Red Bull no desesperan. Saben que si hay menos carreras eso les puede beneficiar, ya que su punto débil es la fiabilidad de Honda, que puede obligarles a salir últimos en varias carreras. Aunque se reduzcan el número de Grandes Premios se mantendrá el límite de tres motores por temporada. Y ahí sale ganando el que tiene menos durabilidad. Es decir, Red Bull y Honda.

En Motorpasión | Seis supermercados para realizar la compra online y recogerla sin bajar del coche | Renault Prototype H: el día que Peugeot se vio forzada a unirse a Renault para crear un coche de gama alta

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios