Compartir
Publicidad
Publicidad

Más SUVs para China de parte de Ford

Más SUVs para China de parte de Ford
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Ford Edge

Durante el Salón de Pekín, que empezó hace unas horas, se están dando a conocer planes de futuro de las diversas marcas. En la que nos toca ahora, Ford, han pensando en cuadruplicar sus ventas de SUV en aquel mercado. Los chinos quieren coches grandotes y en eso Ford tiene un doctorado.

Pero actualmente solo venden el Ford Edge, y están muy por debajo de la oferta que quiere el mercado doméstico chino. Por ello, tendrán el Kuga/Escape, el EcoSport y el Explorer (este último importado desde Estados Unidos). Esto viene de los labios del responsable de la zona asiática de la marca.

La introducción de tanto SUV forma parte de un plan de introducir 15 nuevos modelos en 2015. La semana pasada anunciaron una inversión de 760 millones de dólares en Hanghzhou para levantar una nueva fábrica, y estará en funcionamiento en 2015. Hoy día Ford no tiene nada que hacer contra VAG o General Motors en China.

Ford Kuga
Ford Kuga

Los Kuga y EcoSport se harán en Chongqing en una nueva fábrica. Produciendo localmente se evaden impuestos arancelarios que sufren los coches de importación. Es una medida proteccionista del Gobierno de China que funciona a las mil maravillas. Como se venden tantos coches, compensa.

¿Por qué le ha dado a los chinos por los SUV? No son muy diferentes en eso a los europeos o norteamericanos: un coche grandote da seguridad, estatus social, y tienen una clase media emergente que está comprando coches a lo bestia: 2 millones de SUV en 2011. También se valora la utilidad fuera de carretera cuando se van de viaje fuera de las ciudades.

El segmento de los SUV es muy rentable para los fabricantes, por lo que no ha de extrañarnos pues la cantidad de modelos que hay en todas las marcas. Si un fabricante no vende SUV o no tiene los adecuados, se los comprarán a la competencia. Mientras tanto, la locomotora china circula a máxima velocidad.

Ford Explorer
Ford Explorer

Los fabricantes son unos mandaos y dan al mercado lo que pide, pero están contribuyendo a una gigantesca bola de nieve que cuando choque contra algo, será un cataclismo. Tantos millones de coches beben petróleo, y si son SUV, más. A medio y largo plazo eso va a suponer un problema de primera magnitud.

Por otro lado, las ciudades chinas empiezan a estar de contaminación hasta las cejas de la estatua de Mao (y más), y los SUV, por muchos adelantos que tengan, empeoran el problema. ¿La culpa es de los clientes o de los fabricantes? De ambos, por supuesto.

Aún la economía china tiene que hacer frente a un gran gripado, su burbuja inmobiliaria aún no ha explotado (será de varios megatones el pinchazo). Entre eso, y la futura escasez de combustible, ¿qué harán con tantos SUV? Mientras tanto, la gallina de los huevos de oro da dinero y hay que aprovechar.

Vía | Automotive News
En Motorpasión | ¿Qué pasará cuando se cale el gigante chino?, China adoptará medidas proteccionistas contra los coches estadounidenses

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos