Amante de los muscle car, Dodge acaba de presentar cosas muy interesantes antes de lanzar su primer coche electrificado

Amante de los muscle car, Dodge acaba de presentar cosas muy interesantes antes de lanzar su primer coche electrificado
1 comentario

Dodge está celebrando su Speed Week que viene con muchas sorpresas bajo el brazo destacando siete ediciones especiales de los Dodge Charger y Dodge Challenger, la posibilidad de convertir este último en cabrio o la llegada de su primer modelo electrificado.

Pero no es lo único: además integra nuevas opciones en su programa de personalización, con paneles de carrocería en fibra de carbono para varios de sus modelos, incluyendo clásicos, y un nuevo abanico de piezas de rendimiento.

El primer Dodge electrificado

El que será el primer Dodge electrificado se desvelará esta madrugada y de momento no sabemos su nombre ni el modelo en sí. La firma se limita a señalar que: "Vamos a pasar página y vamos a ver nuestro futuro: nuestro primer Dodge electrificado", pero sin dar más detalles.

No obstante, todo apunta a que se trata del nuevo Dodge Hornet, que ya hemos visto en fotos espía esta primavera. Y en esencia es el Alfa Romeo Tonale, pero nacido bajo la firma del carnero y destinado al mercado estadounidense.

Este SUV recién llegado cuenta con versiones mild-hybrid de hasta 160 CV, pero también una híbrida enchufable de 275 CV que representa la joya de la corona del Tonale.

Previsiblemente, este primer eléctrificado de Dodge sea este SUV, ya que el anunciado y esperado muscle car apoyado en un sistema eléctrico está fijado para 2024. Sea como fuere en unas horas saldremos de dudas.

Ediciones especiales para despedir a los Dodge Charger y Dodge Challenger

Dodge Charger y Challenger 2023

El otro gran estreno de la Dodge Speed Week materializa ediciones especiales de los Dodge Charger y Dodge Challenger que suponen la despedida de estos icónicos modelos tal y como ahora los conocemos.

En total se trata de siete ediciones limitadas que tiran de nostalgia, pues rinden tributo a nivel estético a leyendas de la marca nacidas en la década de los 60 y 70 del siglo pasado. Y la joya de la corona se dará a conocer en el SEMA Show de Las Vegas en noviembre.

Dodge Charger y Challenger 2023

Además, estos Charger y Challenger que integrarán la gama de 2023, vendrán acompañados de nuevas tonalidades también míticas: el azul B5 Blue, el morado Plum Crazy y el verde Sublime. En estos últimos Charger y Challenger encontraremos una placa "Last Call" que los señala como últimos de su especie.

Por otro lado, la firma amplia su programa de personalización SRT Jailbreak para los Dodge Charger y Challenger SRT Hellcat Redeye Widebody, con más tonalidades para la carrocería.

El Challenger vuelve a ser descapotable

Dodge Challenger Convertible 2023

Por otro lado Dodge se asocia con Drop Top Customs para convertir al Dodge Challenger en descapotable: esta conversión estará disponible tanto para el modelo actual como para el de 2023.

Así, el Challenger vuelve a ser cabrio siguiendo la estela del modelo setentero: desde entonces no ha contado con esta opción. La capota de Drop Top Customs se despliega mediante un sistema hidráulico reforzado y Dodge asegura que no penaliza espacio en el interior.

El precio de esta conversión es de 25.999 dólares y los modelos ya se pueden encargar desde hoy 16 de agosto. Está disponible en las variantes R/T, R/T Scat Pack y SRT.

Trajes en fibra de carbono y chasis de competición

Dodge Challenger Drag Pak Body

Asimismo, Dodge amplía su catálogo Dodge Direct Connection con nuevos aderezos para mejorar su hacer sobre el asfalto. Por ejemplo, una carrocería en fibra de carbono al completo para el Dodge Challenger.

Pero este ligero material también puede vestir el traje de modelos clásicos, como por ejemplo un Dodge Charger de 1970, para lo que Dodge ha sumado fuerzas con Finale Speed. Y Direct Connection ofrecerá similares kits de paneles de fibra de carbono para los Plymouth Barracuda y Road Runner.

Otra de las novedades es el chasis de competición para el Dodge Challenger: el Mopar Drag Pack para carreras de aceleración. Está concebido con tubos de acero al cromo-molibdeno 4130 y una jaula antivuelco con soldadura TIG. Va certificado por la NHRA y puede asumir tiempos de 7,50 segundos en el cuarto de milla.

Se acompaña de una suspensión trasera de cuatro brazos preparada para arrancadas de infarto y completan el menú unos amortiguadores Bilstein con resorte helicoidal de doble ajuste o frenos de competición Strange Pro Series II.

Por último, añade nuevos efectivos a su línea Modern Perfomance, incluyendo por ejemplo una nueva transmisión TorqueFlit 8HP70, dos nuevos kits de supercargadores o sistemas de escape más deportivos para los Challenger y Charger.

Temas
Inicio