Los Dodge Charger y Challenger Jailbreak Package de 807 CV son las nuevas bestias de Dodge con un V8 que se niega a morir

Los Dodge Charger y Challenger Jailbreak Package de 807 CV son las nuevas bestias de Dodge con un V8 que se niega a morir
24 comentarios

Dodge será una marca de coches eléctricos tarde o temprano y el primero de esos muscle car eléctricos lo veremos por 2024, pero de momento, Dodge sigue estrujando los V8 y sus dos modelos como si fueran naranjas en una máquina de zumo del Mercadona.

Con motivo del Salón de Los Angeles, Dodge desveló los Challenger y Charger Jailbreak Package de 807 CV. Pero ojo, Dodge habla aquí de 807 HP, que vendrían a ser 819 CV a este lado del charco.

Dodge Challenger Jailbreak

En este caso, las versiones que pueden equipar este paquete son los Challenger y Charger SRT Hellcat Redeye Widebody de 797 CV (HP). Una serie de ajustes al V8 de 6.2 litros sobrealimentado proporcionan a los modelos Jailbreak un aumento de 10 CV (HP).

Más allá del pequeño plus de potencia, el pack Jailbreak permite desbloquear una serie de opciones que hasta ahora no estaban disponibles para los Hellcat Redeye Widebody. Y además, cuenta con su propio equipamiento exclusivo.

Dodge Charger Challenger Jailbreak

Los modelos Charger y Challenger Jailbreak disponen de asientos de cuero en color Hammerhead Grey, cinturones de seguridad en color sepia y Demonic Red, volante de cuero opcional, elementos en fibra de carbono, acabados en cromo satinado y distintivos exteriores rojos, una tapa de combustible cromada, la posibilidad de elegir pinzas de freno azules o amarillas y llantas de 20 pulgadas en acabados Warp Speed Satin Carbon o Low Gloss Granite. Los Chargers, además, equipan colas de escape de color negro y franjas que corren del capó al techo.

En los Dodge Jailbreak todo es cuestión de opciones

Dodge Charger Jailbreak

Eso es el equipamiento exclusivo de los Jailbreak. En el caso de las opciones,  hay hasta siete  opcional abre opciones de equipamiento hasta ahora prohibidas que incluyen siete tapicerías diferentes, franjas y llantas diferentes; seis colores de pinzas de freno; cinco acabados de logotipos exteriores; y cuatro tapizados de volantes, colores de cinturones de seguridad y alfombrillas.

Dodge Charger Jailbreak

Dodge creó unas cuantas combinaciones que se pueden pedir como tal por si la lista de opciones era demasiado complicada para el cliente. Old School, Brass Funky, Red Dawn, The Classic o Yin Yang son algunos de los nombres escogidos para esas configuraciones predeterminadas.

El Challenger Jailbreak 'Old School', por ejemplo, luce una pintura F8 Green con llantas de 20 pulgadas Warp Speed Satin Carbon, pinzas de freno Gunmetal Grey y detalles de alfombrillas y cinturones de seguridad en Hammerhead Grey.

El Charger Jailbreak 'Brass Funky', por su parte, luce un color Hellraisin, asientos de cuero Laguna de color sepia con alfombrillas a juego, revestimiento del techo de ante y volante de Alcantara.

Dodge Charger Jailbreak
Dodge Charger Jailbreak
Dodge Charger Jailbreak

En Motorpasión | Probamos el Ford Mustang Mach 1: una bestia americana de 460 CV deliciosa, rápida y sedienta

Temas
Inicio