Compartir
Publicidad

Los cuatro mejores disparates de los que ha sido acusado Tesla en los últimos tiempos

Los cuatro mejores disparates de los que ha sido acusado Tesla en los últimos tiempos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Industria del automóvil y teorías de la conspiración viven un idilio inmortal, digno de generar historias que amenazarían con resucitar al mismo Alfred Hitchcock para que nos ofreciera su visión cinematográfica. Afortunadamente podemos llegar asegurar, en la mayoría de ocasiones, de que se trata de ficciones infundadas, como os contábamos esta primavera a propósito de la industria del petróleo.

Como no podría ser de otra manera, la irrupción de Tesla Motors en la industria del automóvil también le ha valido para que le asocien varias historias truculentas, con o sin motivos. Es verano (todavía), y por tanto, ¿qué mejor excusa para disfrutar de algunas de las mejores fechorías que hemos oído (y seguimos escuchando) relacionadas con el fabricante de coches eléctrico y su CEO, Elon Musk?

elon-musk-entrevista-conspiracion.jpg

Antes de comenzar, dejadme que os aclaré que viajaremos de las acusaciones más absurdas hasta las más razonables, algo que os resultará anticlimático, pero que tiene cierto sentido. Lo último que hemos sabido de Tesla es que ha sido acusada de...

Cohecho

Así es: de pagar a autoridades a cambio de beneficiarse de políticas personalizadas y de nueva creación. Esta operación orquestada por Tesla Motors implicaría a varios senadores y miembros del equipo presidencial de la Casa Blanca.

La conspiración se ha destapado gracias a un descuido de uno de sus secuaces, intuimos que anónimo, pero más torpe que el resto, que ha dejado prueba de ello en un disco duro del Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos. Tesla, que se ha venido financiando gracias a créditos del gobierno estadounidense (que por cierto va devolviendo), no sólo habría sobornado a políticos, sino también a medios de comunicación como Engadget, Google, Autoblog, Gizmodo o Jalopnik.

Creemos que la siguiente cita bastará para ejemplificar la gravedad de esta acusación:

Nadie quiere un coche de Tesla excepto estos inversores y cirujanos idiotas que después se estampan y matan gente.
elon-musk-obama-nasa.jpg

Publicidad engañosa

Hasta aquí la última actualidad en cuanto a los ardides de Elon Musk. No obstante, en los últimos tiempos os hemos hablado de otros tantas acusaciones, por ejemplo, de publicidad engañosa. Esto ocurría hace apenas un año, cuando Tesla se aprovechaba de un viejo truco que en Europa está bastante de moda: publicitar los vehículos con un precio en el que la ayudas ya han sido aplicadas.

La acusación era lanzada por la asociación de concesionarios del estado de California, un gremio que ha estado y está en constante disputa con Tesla Motors a raíz de que el fabricante hace también las veces de vendedor a través de su propia red de concesionarios. La lucha entre ambas partes ha llevado a Tesla a pugnar por que la venta de sus eléctricos sea legal en virtud de lo que digan ley y autoridades.

Hay que recordar que no en todos los estados del país está permitida la venta, y que en aquellos donde no lo está, los concesionarios del fabricante no han llegado a cerrar, eso sí, con el detrimento de que pueden informar, pero no cerrar una venta.

elon-musk-risas-presentacion.jpg

Poca autonomía

El tema de la autonomía del coche eléctrico, más que afectar a Tesla, afecta a toda la movilidad eléctrica. Ahora bien, cargar contra los de Palo Alto, después de los logros que en este campo están consiguiendo, resulta ciertamente absurdo.

En cualquier caso, permitidme que os recuerde, la frustración del pobre George Clooney con este asunto. El actor subastó su Tesla Roadster hace dos años, y a finales de 2013 conocíamos el porqué. Clooney no entendía por qué su deportivo siempre le dejaba tirado en la cuneta. La verdad, es una pena que el actor se cansara demasiado rápido de exprimir hasta la saciedad las posibilidades del eléctrico.

Si hubiera tenido un poco de paciencia (porque lo que es seguro es que en el garaje no tendrá problemas de espacio) le hubiera pillado la última actualización del deportivo primerizo de Tesla Motors, que le permitiría quedarse tirado en la cuneta tras 650 kilómetros de conducción algo más mesurada.

Fraude en su sistema de cambio de baterías

Aquí hay que señalar que las conspiraciones se van atenuando para convertirse en ciertas dudas. Por una parte, en los últimos meses Tesla Motors ha venido asegurando que es un proyecto que está en marcha, y que permitirá reponer la batería del Tesla Model S en tan sólo 90 segundos. Se anunció a finales de junio de 2013, y se supone que antes de finales de año habría una estación de cambio de demostración.

Lo último que supimos fue en marzo de 2014, cuando se habló de que sería efectivo en "los próximos meses". La realidad es que ya ha pasado más de un año desde el anuncio y todavía no se conoce ninguna estación de cambio de batería de Tesla Motors.

Es lógico, por otra parte, que las dudas nos sigan abordando. Los más críticos apuntan a que se trata de un sistema demasiado caro, que Tesla no estaría por la labor de asumir, viendo que con la red de supercargadores sus clientes están bastante contentos y pueden usar el Model S para viajar, y que por tanto nos habría vendido humo, y que fue una estrategia para conseguir más subvenciones en ciertos estados de EEUU, al poder "recargar" más rápido el coche. Por ahora seremos prudentes y esperaremos a ver qué sucede.

El caso de Ecotricity

Ecotricty es una compañía energética que en los últimos años ha venido invirtiendo para dotar al Reino Unido de una infraestructura de recarga "verde" y suficiente para el desarrollo de la movilidad eléctrica.

Hace apenas tres meses, Tesla se las veía con esta compañía, y atención porque, esta vez la conspiración tiene visos de ser real. Por algo os hemos hablado de cuatro disparates, y en este quinto punto, vamos a contrarrestar la balanza.

La compañía inglesa acusó a Tesla de hacer presión para que las instalaciones, gestionadas por individuales, pasen a ser de su propiedad. En el argot común, Tesla habría "puenteado" a Ecotricity, aprovechándose de su información para encontrar un modo más económico de extender su red de supercargadores en Reino Unido. Elon Musk dio después los pasos necesarios para tratar de solucionar este problema.

Con todo, no tardaremos en seguir escuchando historias más disparatadas que esta última. Eso sí, deberíamos distinguir a quien se las cree de quien le conviene creerlas y las airea a los cuatro vientos.

Vía | Autoblog Green (conspiración cohecho)
Imágenes | NASA, Steve Jurvetson (CC) en Flickr
En Motorpasión | Antes de que mataran al coche eléctrico
En Motorpasión Futuro | ¿Por qué todo el mundo ama a Tesla?, Cómo un rumor puede afectar a una compañía: Tesla y la producción del Model S

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio