Compartir
Publicidad

Eleanor o Shelby GT500E, resolvamos las dudas

Eleanor o Shelby GT500E, resolvamos las dudas
33 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como veo que en los comentarios de otro post requieren mi presencia en el post del sonido de Eleanor, he decidido que en vez de dejar allí un comentario sería mejor aclarar las dudas que tenéis aquí, en un post nuevo, para que se vea mucho mejor. Así que vayamos por partes, como dijo Jack ‘The Ripper’.

En primer lugar, Eleanor no es un Shelby GT500 del ’67. Sería toda una aberración truñear una joya de esas para una película. Lo que se ve en la película son nueve 1967 Ford Mustang Fastback customizados como si fuesen 1967 Shelby Mustang GT500, con los añadidos característicos de Eleanor. Los nueve fueron hechos por Unique Performance en colaboración con Chip Foose.

Y sí, Eleanor es una invención para la película que se sacaron de la manga los productores, puesto que en la versión original de ‘Gone in 60 seconds’ Eleanor es un 1971 Ford Mustang Mach 1 amarillo, muchísimo más bonito que este. Y original. Nunca ha existido un Mustang con esa estética, hasta la fecha del estreno de la película.

A partir del éxito conseguido en la película, en UP se dieron cuenta que habían conseguido una gallina de los huevos de oro, así que decidieron sacarlo como unidades limitadas y exclusivas, firmadas por Carroll Shelby e incluidas dentro del registro del Shelby American World Registry

Unique Performance Shelby GT500E Base Black

En segundo lugar, sí está a la venta en Unique Performance. Hay varias versiones, Base, Performance y además una versión Convertible. Lo han llamado Shelby GT500E (E de Eleanor) y el rango de potencia va desde los 325 CV del Base hasta los 575 CV del Performance (en su versión Upgrade). Y como en la película, lo que hacen en UP es adaptar Fastbacks del ’67 y ’68, nunca un Shelby GT500, los que quedan son demasiado valiosos y están casi todos restaurados o de origen.

Su precio es realmente elevado, ya que al trabajo que tiene buscar un Fastback de ’67, restaurarlo con todas las nuevas piezas que lleva y el hecho de ser una serie limitada lo convierte en objetos de coleccionista.

En circuitos no lo he visto, pero con toda la tecnología que llevan metidos esos coches, no me extrañaría que fuesen como diablos en un circuito. Salvo el chasis, lo demás es todo nuevo. Todo. Suspensiones, motor, ejes, transmisión, sistema de frenos, etc… Podéis ver las especificaciones en Unique Performance, que vienen detallados todo los elementos que lleva.

Y gracias a hacer este post me he dado cuenta de una cosa en la que estaba equivocado, Eleanor no lleva óxido nitroso de serie. Pensaba que sí, pero en las especificaciones de la página no aparece nada parecido al NO2. He estado revisando las versiones y por lo visto, es un añadido que le ponen sus compradores para hacerlo igual al de la película. En las imágenes si sale la bombona de nitroso, pero en las especificaciones no. Cosa rara, igual es de pega…

Si estáis interesados en saber más de su historia, no hace mucho ví en ‘Rides’ en el Discovery Channel un capítulo donde explicaban durante unos 45 minutos todo el proceso de fabricación de los GT500E. Son los que están a la venta, no los de la película, pero es el mismo proceso para ambos. Y si hacéis una búsqueda de Eleanor os saldrán varias entradas que le he dedicado a este coche aquí en MotorPasion.

Por cierto, no os fiéis de los que se vean en eBay. Aunque digan que son Shelbys, la mayoría no lo son. Solo comparad precios de un Shelby GT500 y luego con un Eleanor. Nadie en su sano juicio le hace eso a un GT500 del ’67 y lo vende por cuatro duros… La mayoría son adaptaciones caseras de Fastbacks del ’67 ó ’68. Alguno habrá de los de UP, pero su precio sera realmente prohibitivo.

Shelby GT500E Super Snake

Pasemos ahora a hablar de la joya de la corona de Unique Performance, el Shelby GT500E Super Snake. Una preparación con un look similar a Eleanor, pero basada en el mítico 1967 Shelby Mustang GT500 ‘Super Snake’ (en este enlace podéis leer su historia), con el que comparte sus caracterísiticas tres bandas longitudinales, detalle que lo hace fácilmente diferenciable de los otros GT500E.

El <strong>Super Snake</strong> es la preparación más potente de <abbr title="Unique Performance">UP</abbr>, que puede llegar hasta los <strong>725 CV</strong>, gracias a la inclusión (pagando más, por supuesto) de un <strong>compresor Vortech</strong> al motor Shelby de aluminio de 427 pulgadas cúbicas. Esta edición también está limitada a solo 75 unidades, de las que ya no queda ninguna, por unos <em>míseros</em> <strong>214.000 dólares</strong> (170.000 euros). <strong>Que se los quitan de las manos, ¡oiga!</strong>

Y por último, no había comentado nada en el otro post porque el coche no me gusta. Es demasiado truñing para mi gusto. Aunque Chip Foose le metiese mano, no puedo verlo ni en pintura. Eso sí, el sonido que tiene es orgásmico, tanto en relentí (deberíais oir uno de cerca y cambiaríais de opinión) como en marcha.

Bueno, esto es todo. Espero que todas vuestras dudas hayan quedado resueltas.

P.D.: Lo he puesto en negro porque es bastante más bonito que el gris, aunque podéis elegir vuestro color favorito en el selector de colores que hay en la web de Unique Performance

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio