Compartir
Publicidad

Pony Wars: ¿aguantará el Ford Mustang la embestida del Chevrolet Camaro?

Pony Wars: ¿aguantará el Ford Mustang la embestida del Chevrolet Camaro?
88 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya lo decía hace algún tiempo, Ford no puede permitirse el lujo de dejar que General Motors y su Chevrolet Camaro campen a sus anchas por un mercado que hasta hace poco, dominaba casi con exclusividad. Y más teniendo en cuenta el anuncio de que este último se venderá en Europa.

¿Por qué digo esto? Simple, el Chevrolet Camaro está superando en ventas al Ford Mustang mes a mes, y ya van nueve meses seguidos. 6.482 unidades para el Chevy en su país de origen frente a las 5.115 unidades vendidas del pony de Ford. Dejamos atrás al Dodge Challenger con 2.145 unidades vendidas en el mismo periodo.

¿Es esto bueno? Bueno no, buenísimo. Todos sabemos el pique que se llevan en este segmento Ford y Chevrolet desde hace muchos años. De hecho, recordemos que el Chevrolet Camaro nació como ofensiva de General Motors a Ford Motor Company para arañar ventas en ese nuevo segmento que eran los pony cars. Como diría Gonzalo Serrano, a río revuelto, ganancia de pescadores.

Si ambas marcas se embarcan de nuevo en lo que se conoció como las Pony Wars, los máximos beneficiados seremos los seguidores de este tipo de coches. Con el fin de conseguir más ventas que sus competidores, empezarán a sacar mejores productos, más atractivos para el cliente y más ajustados de precios.

Y más teniendo en cuenta que las ventas, ahora que parece que la dichosa crisis está dando algo de tregua, están empezando a repuntar en los Estados Unidos. Competencia, ventas en auge y coches atractivos para un determinado sector de consumidores. Escenario idóneo para esta particular guerra.

¿Son las cifras del Chevrolet Camaro significativas?

Antes de seguir escribiendo, quiero aclarar una cosa: este punto de vista sería el mismo si el caso fuese completamente al revés. Es decir, el Chevrolet Camaro en venta desde hace 43 años y Ford Mustang discontinuado durante varios años y de vuelta en el último año. Más que nada, para evitar acusaciones de fanatismo y talibangtismo...

En parte si y creo que en parte no. Pueden ser significativas por el mero hecho de que el Chevrolet Camaro es casi 1.300 dólares más caro que el Ford Mustang en su modelo más básico, ofreciendo mejores prestaciones y un diseño más novedoso. Son 304 CV del Chevy frente a los 210 CV del pony V6 y todos sabemos que esas cifras venden.

El diseño, como decía arriba, también puede tener algo que ver. El Ford Mustang, queramos o no, está muy visto. Lleva en el mercado, con un contundente restyle, pero restyle al fin y al cabo, desde 2004, lo que puede hacer que los posibles clientes ya estén cansados de verlo y no les atraiga como antes. Sin embargo, el Chevrolet Camaro es una novedad a un precio realmente competitivo en los USA. Y ese punto es un gran punto a favor.

Pero aquí es donde pienso que esas cifras puede que no sean tan significativas como parece. Debemos tener en cuenta que el pony de General Motors dejó de venderse en 2002, dejando un lapso de tiempo de 7 años en el que los seguidores del modelo y potenciales clientes no tuvieron la oportunidad de hacerse con uno.

Sin embargo, en esos años, la única opción en el mercado americano dentro de este segmento era el Ford Mustang. Seguidores del modelo y seguidores de los pony cars que no se atan a ninguna marca han tenido la oportunidad de renovar su coche en tiempos de bonanza eligiendo la única opción del mercado.

Eso son 7 años en los que las ventas se mantuvieron durante casi todo el periodo, a excepción de los dos últimos años y todos sabemos por qué. Ahora, con el Chevrolet Camaro dentro de la ecuación, los clientes que decía antes que no se atan a ninguna marca tienen opción a elegir otro modelo.

¿Pero son esos clientes los que han inclinado la balanza a favor de uno u otro? No, son los seguidores del Chevrolet Camaro. En Estados Unidos, ser de Chevy o de Ford es casi una religión, por lo que se me antojaría difícil ver a Norick comprándose un Ford Mustang, por poner un ejemplo cercano. Sin embargo, si está dispuesto renovar su coche por su coche favorito.

Como él, muchos fans harán lo mismo y podrán hacer algo que no han podido hacer desde 2002, comprar un nuevo Chevrolet Camaro. Pero esos fans llegará el momento que en su mayoría (la que se lo pueda permitir) tendrán su coche. Ahí será cuando las ventas se estabilicen y por eso mismo pienso que las cifras de ventas no son tan significativas como aparentan. Hace falta dejar pasar la novedad para hacer un balance correcto.

Pero vuelvo a repetir, de momento, esto es bueno para los seguidores de ambos modelos. La competencia hace que los productos se mejoren para intentar atraer a nuevos clientes, ya sean de la competencia o vengan de otra marca.

Eso sí, que Ford no se duerma en los laureles. La llegada del Chevrolet Camaro a nuestro continente no hará más que aumentar sus números en las ventas (aunque seguramente en números que no llegarán a los de los EEUU), y ahí Ford tendrá que dar su réplica. Tal vez, ahora sea un buen momento para volver a enviarle la carta abierta a Ford Motor Company para que abra sus ojos a nuestro mercado.

Fuentes | Ford y Chevrolet
En MotorPasion | Chevrolet Camaro, en Europa para la primavera de 2011, Al nuevo Ford Mustang le viene bien ser eficiente

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio