Compartir
Publicidad

Al nuevo Ford Mustang le viene bien ser eficiente

Al nuevo Ford Mustang le viene bien ser eficiente
48 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante la ausencia de mi compañero SandMan cubrí casi todos los lanzamientos de la gama 2011 Ford Mustang, incluyendo el V6, GT y Shelby GT500. Más de uno me criticó que hablase de sus consumos, pero es que la propia Ford insistió en que en el modelo de este año es más eficiente que el anterior.

Sólo hay que verlo, todos los motores han aumentado la potencia pero han reducido su gasto de gasolina. Eso parece ser que los ha hecho más atractivos, y Ford se justifica. En poco más de un mes han recibido 11.000 pedidos, y eso es el triple de lo que supuso en el mismo tiempo el modelo de 2010.

La marca cree que hay más compradores atraídos por su mejor rendimiento, ya que en cuanto a estética los cambios son mínimos. Casi la mitad de los pedidos corresponden al Mustang V6, es la versión de acceso a la gama, pero su 3.7 V6 de 305 CV SAE se “conforma” con 7,84 l/100 km en autovía (según la EPA norteamericana).

Ford Mustang GT

En segundo lugar el que más órdenes acapara es el Mustang GT, que estrena motor 5.0 V8 de 412 CV y un consumo homologado de 9,41 l/100 km de gasolina. El 41% de las órdenes corresponden al segundo modelo menos potente. El resto, el 9%, son del Shelby GT500 con motor 5.4 V8 con compresor mecánico.

La potencia cambió poco, solo 10 CV de incremento, pero redujo el gasto lo suficiente para que le retiren la etiqueta de “Gas Guzzler”, una tasa a los vehículos más contaminantes, el primer GT500 que lo consigue. Podemos decir que es la generación más “limpia” (cójase con pinzas) del pony car americano.

¿Está la eficiencia reñida con la deportividad o la diversión? Todos los días tenemos ejemplos que invalidan ese razonamiento cavernícola, a la gente le gustan los coches que den los mismos resultados pero que sean más eficientes. Desde luego al Mustang le ha venido bien dicho cambio con el modelo 2011.

Shelby Mustang GT500

Los cambios que sufrieron fueron diversos, pero fundamentalmente se hicieron leves mejoras aerodinámicas, dirección asistida eléctrica EPAS, sistema Ti-VCT en los 3.7 V6 y 5.0 V8, relación de marchas un poco más larga, reducción de peso, cajas automáticas (a veces gastan menos que el manual), etc.

Todavía no usan inyección directa de gasolina, y aún pueden mejorar mucho su rendimiento, pero en el mercado de Estados Unidos tienen una de las mejores relaciones potencia/consumo de su categoría, y están obteniendo una buena respuesta del público. Bienvenido sea un Mustang que “gasta poco”.

A finales de año, cuando se sepan todos los modelos vendidos, se podrá cimentar esta conclusión. De todas formas, en el contexto de crisis que tenemos, y sabiendo que ningún 2011 Mustang se ha beneficiado del programa Cash For Clunkers, no hay muchas otras razones para justificar este incipiente éxito.

¿Entendéis ahora por qué hice ese hincapié en su rendimiento?

En Motorpasión | Más detalles del 2011 Ford Mustang V6, 2011 Ford Mustang GT, 2011 Shelby Mustang GT500

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio