Compartir
Publicidad

Mi último viaje con un BMW Serie 6 actual

Mi último viaje con un BMW Serie 6 actual
Guardar
54 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde que salió al mercado en 2004 y tras su renovación en 2007, el BMW Serie 6 y yo hemos tenido muchos y muy distintos encuentros. Por eso, ahora que BMW ya está a punto de presentar una nueva versión, no quiero dejar pasar la oportunidad de hacer un repaso de sus principales características y tratar de explicar porqué es un coche que gusta tanto al que lo tiene.

El primero que probé fue el BMW 645i, el modelo con motor V8 y 333 caballos si la memoria no me falla. Destacaba por su equilibrada mezcla de carácter robusto y sensualidad y consiguió enamorar a muchos en cuanto salió al mercado. Luego le siguió el 630i, un coche que me sorprendió por lo bien que el motor de seis cilíndros le sentaba al Serie 6.

No tenía demasiada potencia, algo menos de 270 caballos, pero conseguía que el comportamiento del coche fuese muy fino y lo suficientemente rápido como para dudar si comprar o no el 645i. Además sus consumos estaban a años luz de los del 645i, algo muy importante cuando ruedas en un coche con 70 litros de capacidad del depósito.

BMW 635d Cabrio

Las versiones cabrio no tardaron en llegar a mis manos, el primero de ellos el 645i cabrio, cuyo sonido típico de los motores V8 se convertía en toda una sinfonía cuando rodabas con el techo descubierto. Me gustó mucho la buena insonorización y aislamiento de la capota, y el poco aire que se colaba en el interior andando descapotado y con todas las ventanillas subidas. Y cuando digo todas, incluyo la trasera situada justo detrás de los asientos traseros.

Pero el momento más esperado de mis encuentros con la Serie 6 de BMW llegó cuando pasó por mis manos el primer BMW M6. 507 caballos salidos del espectacular motor V10 cuando llega a las 7.750 revoluciones por minuto y el sello de BMW Motorsport eran dos buenas cartas de presentación para un deportivo de cuatro plazas que no me convenció demasiado por su peso, demasiado alto para utilizarlo en circuito a ritmos realmente deportivos.

Eso si, los 507 caballos del BMW M6 te podían brindar muchos momentos de diversión al volante. Por eso con el BMW M6 Cabrio (prueba parte 1, parte 2, parte 3 y parte 4) nos fuimos a un circuito de drifting, para disfrutar de las bondades de poder derrapar con un potente tracción trasera sin riesgo alguno. E incluso hubo quien trató de dejar sus descomunales consumos por debajo de lo declarado por BMW.

BMW Serie 6 Cabrio diesel

BMW 635d Cabrio

Y hace unos días tuve la que creo será el último encuentro con un BMW Serie 6 actual, concretamente con un BMW 635d Cabrio. La combinación del motor diesel de 286 caballos de potencia y el techo de lona, puede parecer un sacrilegio para los más puristas, pero lo cierto es que tras haber hecho con el más de 2.000 kilómetros, me atrevo a decir que esta es la mejor de las combinaciones.

Sus prestaciones poco tienen que envidiar a las de los modelos de gasolina. Pasa de 0 a 100 kilómetros por hora en 6,3 segundos, mientras que el 650i lo hace en 5,1 segundos. Pero si para algunos esta es una diferencia demasiado grande, los 580 Nm de par del 635d dejarán en ridículo a los 490 Nm de par del 650i. Y los consumos medios se han quedado por debajo de 10 litros cada 100 kilómetros, toda una maravilla.

Ahora en el Salón del Automóvil de París ha presentado el BMW Concept 6 Series Coupé, que dará paso a la nueva generación del BMW Serie 6. El BMW M6 se ha dejado de fabricar y los misteriosos BMW Serie 6 hibridos con frontal de EfficientDynamics comienzan a dejarse ver anunciando a voces la aparición de una nueva generación del BMW Serie 6.

BMW 635d Cabrio

Confío en que el nuevo BMW Serie 6 no sea más que una pequeña puesta al día, una modernización del modelo actual que ha conseguido seducirme en todas y cada una de sus versiones. Y también espero que el BMW M6 de la nueva generación, del que ya hay algunas recreaciones, consiga mejores resultados en cuanto a comportamiento en pista que el actual con sus 507 caballos.

Lo que es seguro es que el nuevo modelo seguirá luciendo la capota de lona que tan bien le sienta a este gran coupé de estilizada silueta, algo de agradecer para los amantes de los descapotables clásicos como yo.

En Motorpasión | Nuevo BMW Serie 6, fotos espía desde Munich

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos