Compartir
Publicidad

BMW M5 vs BMW S1000RR: frente a frente los BMW más potentes de la historia

53 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llevo tiempo diciendo que algún día deberíamos hacer una comparativa coche-moto entre nosotros y alguno de los editores de Motorpasión Moto. Mientras llega ese momento tan esperado, debemos conformarnos con comparativas de este tipo que hacen otros medios, como es el caso de la británica AutoExpress.

Sus elegidos contendientes no llegan a la húmeda pista de Cadwell Park por casualidad. Se trata de la BMW S1000RR, la primera moto hi-sport de BMW, una moto que con sus 193 caballos para 204 kilos es capaz de plantarle cara a las mejores deportivas japonesas. Es la moto más potente de la historia de BMW, y enfrente no podía estar otro que el BMW más potente de la historia, el nuevo M5.

Esta misma mañana lo veíamos derrapando sobre la arena de una playa, pero ahora la berlina deportiva de 560 caballos debería enfrentarse a un reto si cabe más complicado, batir sobre un circuito a la moto más potente de su casa…

Cadwell Park, es un circuito bastante ratonero, sobre todo en algunas partes. Lo que más destaca son los enormes desniveles, y lo cerca que están del asfalto las barreras de protección. Pero a pesar de ello, allí se disputan principalmente carreras de motos, como el prestigioso Campeonato Británico de Superbikes.

Con la pista húmeda, está claro que siempre las cuatro ruedas tienen ventaja sobre las dos ruedas. Por ello, como cuando se disponían a hacer la comparativa la pista estaba húmeda, la moto salió con 10 segundos de ventaja. El BMW M5 tuvo que salir por tanto a “cazar al ratón”, y le costó bastante alcanzar la parte trasera de la moto.

En las zonas rápidas la relación peso potencia de la moto hacían que ésta ganase terreno, pero luego en las curvas más lentas el coche se imponía. El duelo no fue sencillo para ninguna de las dos máquinas, se notaba que iban al límite. Al BMW M5 se le notaba por los constantes sobrevirajes, que obligaban al conductor a hacer contravolante para no salirse.

La BMW S1000RR por su parte, levanta rueda en un par de ocasiones, y se nota que frena a fondo por como se hunde de la parte delantera en la entrada de una de las curvas. Pero como era de esperar, una vez más el coche vence a la moto, concretamente le saca unos 9 segundos en esa vuelta lanzada.

Me imagino que con la pista seca, el resultado hubiese sido muy distinto, y tal vez la moto venciese al coche por goleada. ¿Qué opináis?

En Motorpasión | BMW M3 vs BMW S 1000 RR: duelo en casa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos