Publicidad

El Audi A8 TFSIe quattro es el primer A8 híbrido, desarrolla 449 CV y ya está disponible desde 111.050 euros

El Audi A8 TFSIe quattro es el primer A8 híbrido, desarrolla 449 CV y ya está disponible desde 111.050 euros
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Lujo, espacio, confort de marcha... son muchas las atribuciones que podemos darle al Audi A8, pero ahora se añade una inédita con la incorporación de una mecánica híbrida por primera vez en la historia de la berlina de representación alemana.

La marca de los cuatro aros ha puesto en escena un nuevo Audi A8 60 TFSIe quattro que suma a la ingente carga tecnológica del coche más sibarita de los cuatro aros un sistema de propulsión híbrido enchufable con hasta 40 km de autonomía en modo 100% eléctrico. Es el primer A8 con distintivo medioambiental CERO de la DGT.

Audi A8 TFSIe quattro: el lujo se hibrida

Audi A8 60 Tfsie Quatto 2020 014

No hay duda de que el Audi A8 es uno de esos coches en los que siempre apetece montarse, pero donde Audi además aprovecha para lucirse. Con unas cotas exteriores ingentes de 5,17 metros de largo por 1.94 metros de ancho que se extienden hasta 5,30 metros de longitud en la versión de batalla larga, en el Audi A8 hay sitio de sobra para que la casa Ingolstadt incorpore las tecnologías más avanzadas que posteriormente se extienden al resto de la gama.

En este caso ha sido un poco al contrario, pues mientras otros modelos ya habían estrenado mecánicas híbridas (A6, A7 Sportback y Q5), al Audi A8 aún le quedaba esta tarea pendiente. De cara a 2020 por fin se estrenará una versión híbrida enchufable denominada Audi A8 60 TFSIe quattro.

Audi A8 60 Tfsie Quatto 2020 004

Debajo de su enorme y sobria carrocería se esconde una mecánica que combina por un lado un motor 3.0 V6 TFSI turboalimentado que ofrece 340 CV y 500 Nm de par motor y por otra parte un motor eléctrico síncrono de imanes permanentes (PSM) integrado junto al embrague con una potencia de 100 kW (134 CV) y 350 Nm de par motor. La potencia combinada es de 449 CV y el par motor de 700 Nm.

La batería de iones de litio encargada de alimentar el motor eléctrico se esconde debajo del piso del maletero. Está compuesta por 104 celdas agrupadas en ocho módulos y suma una capacidad total de 14,1 kWh. Su refrigeración está conectada a los sistema de climatización y de refrigeración del motor térmico. Los tiempos de recarga son de 2,5 horas con un cargador de hasta 7,2 kW y 6,5 horas para un enchufe doméstico hasta 2,3 kW.

Audi A8 60 Tfsie Quatto 2020 019

Haciendo uso de todo el potencial disponible, el Audi A8 60 TFSIe quattro en modo boost es capaz de acelerar hasta 100 km/h desde parado en 4,9 segundos y alcanzar una velocidad punta limitada de 250 km/h, pero lo más importante de este coche es que su consumo puede reducirse hasta 2,7 litros a los 100 km y alcanzar una autonomía en modo eléctrico de hasta 40 km (según ciclo WLTP), por lo que consigue la etiqueta CERO de la DGT.

Al igual que en los otros coches híbridos enchufables de Audi que ya están en el mercado, el Audi A8 60 TFSIe quattro utiliza unos modos de conducción específicos: EV 100% eléctrico, Hybrid Auto con estrategia predictiva en función de la ruta y Hold para reservar la energía almacenada para los trayectos urbanos. El sistema de recuperación de energía cinética se ha optimizado para conseguir hasta 25 kW de potencia en retenciones y hasta 80 kW en frenadas.

Audi A8 60 Tfsie Quatto 2020 002

Los pedidos del Audi A8 60 TFSIe quattro híbrido ya están abiertos y las primeras unidades empezarán a llegar a los concesionarios a lo largo del mes de diciembre. El precio arranca en 111.050 euros para la versión de batalla corta y 113.950 euros para la de batalla larga.

De momento es un coche que no tiene demasiada competencia ya que el Mercedes-Benz Clase S aún no equipa un motor con asistencia eléctrica. En cambio el nuevo BMW Serie 7 sí, en su versión 740e iPerformance de 326 CV cuyo precio es algo inferior al del Audi: 103.350 euros.

En Motorpasión | La Tesla Cybertruck sacaría un 10 en seguridad según Musk, pero ¿podría siquiera superar las pruebas de choque en Europa? | La evolución de los túneles de lavado: de una plaza inundada a una industria millonaria

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir