Compartir
Publicidad

Hurst HEMI Under Glass, el Muscle Car Rampante

Hurst HEMI Under Glass, el Muscle Car Rampante
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando publiqué la noticia del Hurst Dodge Challenger SRT8 me dí de bruces con un buen cacharro de esos yankees que tanto me gustan. Coche de finales de los ‘60, potencia para aburrir y locura, mucha locura.

Algo había visto del Hurst HEMI Under Glass, pero siempre habían sido imágenes estáticas y nunca me dió por buscar vídeos. Hasta que me dió por buscarlos. Y aquí os los traigo, unos cuantos de los tantos que hay por YouTube.

Ver un coche haciendo el ¼ de milla sobre sus ruedas traseras no tiene precio. Inútil como el que más, ¿pero eso que más da? ¿Y lo que disfruta uno viendo esas barbaridades?

Hurst HEMI Under Glass

El proyecto de este coche de exhibición corrió a cargo de la empresa Hurst y lo pilotaba, y pilota en la actualidad, Bob Riggles. Su única premisa es conseguir pasar el ¼ de milla con la técnica del Wheelstand, o traducido al cristiano, haciendo caballitos.

Hubo tres Hurst HEMI Under Glass, todos ellos construidos sobre la base de un Plymouth Barracuda, desde 1966 hasta 1968 (uno de cada año). Pero algo diferente tenía que tener para conseguir hacer lo que hace.

En lugar de montar el motor en posición delantera, éste se transplantó a la parte central trasera, de ahí creo que viene lo de HEMI Under Glass (HEMI Bajo el Cristal). Pero un simple desplazamiento del motor no es suficiente para sus proezas.

No he encontrado demasiada información sobre él, ya que ni aparece en la Wikipedia ni los enlaces de Google cuentan mucho. En uno de los tantos que he revisado, la potencia del motor HEMI V8 426, es decir, 6.981 centímetros cúbicos, entrega la salvajada de más de 2.000 CV. No lo afirmo, porque no he podido contrastarlo en más sitios, pero ahí está el dato.

Al levantar sus ruedas delanteras, sus tiempos en el ¼ de milla no son tan escandalosos como cabría esperar dada su potencia, ya que lo hace en un tiempo de unos 11 segundos. Aunque no hay que quitarle méritos, es un tiempazo. Eso sí, en sólo dos segundos ya ha alcanzado los 100 km/h.

Su piloto, Bob Riggles fue de pista en pista, exhibiendo el poderío de su coche y sus habilidades hasta 1975 y los tres coches fueron abandonados a su suerte. De hecho, en 1987 la unidad del ‘66 fue destruida.

Pero cuando la gasolina de 100 octanos se lleva en la sangre, poco se puede hacer más que rendirse ante lo evidente. En 1992 Bob Riggles decidió rescatar a los Hurst HEMI Under Glass, finalizando una restauración completa del modelo del ‘68 en 1995.

Desde entonces hasta ahora, vuelve a ser común verle hacer esos Wheelstand interminables sobre el asfalto de las pistas de drag y diferentes eventos de gran repercusión dentro del mundo del automóvil como el Goodward Goodwood Festival of Speed.

Y si impresiona ver lo que hace este coche, más impresionante es verle la cara a Bob Riggles. Estamos hablando de exhibiciones de hace cuarenta años y por entonces, este señor ya lo pilotaba. Así que os podéis imaginar que sea un venerable abuelito. En el penúltimo vídeo lo podéis comprobar.

Y basta de cháchara, que sé que estáis deseando ver los vídeos. Os dejo con una pequeña recopilación.

Más información | Fast-Autos.net, Hurst Performance
En MotorPasion | Tres vídeos clásicos de Super Stock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio