Compartir
Publicidad
Publicidad

El amor de un hijo no tiene precio

El amor de un hijo no tiene precio
Guardar
35 Comentarios
Publicidad


Tu papá se comprá un flamante Shelby Mustang GT500 y con 14 años, el éxtasis del momento te embriaga y no paras de preguntar por las llaves. Te montas, tu papá te sonrie, lo arrancas y…

Menos mal que al chaval del Enzo no se le ocurrió hacer la misma barbaridad.

Vía | YouTube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos