Compartir
Publicidad
Publicidad

Subaru XV, presentación y prueba en Madrid (parte 2)

Subaru XV, presentación y prueba en Madrid (parte 2)
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el mercado de los SUV, solo el 15% de las ventas corresponden a motores de gasolina, mientras que el 85% restante son para los diesel. Y el Subaru XV está ya a la venta en España con tres motorizaciones distintas.

El motor menos potente es el 1.6 bóxer de gasolina que desarrolla 116 caballos de potencia. Éste motor, siempre se combina con el cambio manual de cinco velocidades, y la marca anuncia unos consumos medios de 6,5l/100 km.

En gasolina le sigue el 2.0 bóxer con 150 caballos de potencia. Éste se combina con un cambio automático CVT de seis velocidades con levas en el volante. A pesar de su mayor potencia y cilindrada, el Subaru XV 2.0 solo declara un consumo de 6,6l/100 km. Pero vayamos al diesel, que es el que acaparará la mayor parte de las ventas.

Subaru XV

El Subaru XV 2.0 diesel desarrolla 150 caballos de potencia, y siempre va combinado con una caja de cambios manual de seis velocidades que hemos podido probar en profundidad durante la presentación. Los consumos, son considerablemente más reducidos, ya que declara 5,6l/100 km.

Todas las motorizaciones están combinadas con la tracción a las cuatro ruedas "Symmetrical AWD" típica de la marca japonesa. En los modelos con cambio automático, el par motor se envía en un 60% a las ruedas delanteras y 40% a las traseras. Y automáticamente cuando se detectan pérdidas de tracción en el eje delantero, transmite la fuerza al eje trasero.

En los que llevan cambio manual, el reparto de fuerza en cambio se hace a un 50% a las ruedas delanteras y un 50% a las traseras. Al igual que en el otro sistema, el reparto de fuerzas es automático entre uno y otro eje cuando se detectan pérdidas de tracción.

Subaru XV

Cuatro niveles de equipamiento y precios

Motores de gasolina

El acabado más básico es el Advance, disponible solo con el motor 1.6 de gasolina. Entre el equipamiento destacan las Llantas de 17” (únicas disponibles en toda la gama), el Start & Stop para los motores gasolina, las luces diurnas, el ordenador de abordo y el climatizador automático.

El precio del Subaru XV con el acabado Advance y motor 1.6 de gasolina es de 19.900 euros con la campaña de lanzamiento que ha puesto en marcha la marca japonesa en España. Cuando esta termine, el precio será de 20.900 euros.

El motor 1.6 de gasolina también se puede combinar con el equipamiento Sport, el segundo en el ránking. Incluye climatizador bizona, cristales tintados, sensor de luces, radio con conexión USB para el MP3 y seis altavoces, sensor Lluvia, control de velocidad de crucero, volante y palanca de marchas forrados en cuero, asientos y espejos calefactables y la función de plegado eléctrico de los espejos retrovisores. Su precio es de 23.500 euros.

Subaru XV

Siguiendo con los motores de gasolina, el 2.0 de 150 caballos está disponible solo con los dos equipamientos más altos, el Executive y Executive Plus. El primero de ellos, añade al equipamiento Sport el navegador por satélite, los faros de xenón y en el caso del gasolina, las levas del cambio en el volante. El precio de ésta combinación es de 27.000 euros.

Si queremos el Subaru XV más equipado, debemos optar por el acabado Executive Plus. En este caso, hay que añadir al equipamiento del Executive algunos detalles de calidad, como la entrada sin llave, el arranque mediante botón, reglaje del asiento del conductor eléctrico, techo solar eléctrico y asientos tapizados en cuero de gran calidad. El precio del 2.0 Executive Plus es de 29.000 euros.

Motores diesel

La motorización diesel de 150 caballos, solo se puede combinar con tres niveles de equipamiento. Han descartado el Advance, para dejar solo el Sport, el Executive y el Executive Plus. El acabado Sport con el motor 2.0 diesel tiene un precio de 27.500 euros.

Subaru XV

Si combinamos el diesel con el acabado Executive, el precio es de 29.000 euros, mientras que el "full equipe" Executive Plus cuesta 31.000 euros.

Comportamiento del Subaru XV

Durante la presentación del Subaru XV, pudimos conducir el nuevo SUV durante más de 300 kilómetros, en una ruta entre Madrid y la localidad abulense de Navaluenga. Recorrimos todo tipo de carreteras, desde autovía y carreteras nacionales, hasta otras más estrechas, rotas e incluso alguna pequeña incursión todoterreno.

Únicamente pude probar el Subaru XV con el motor 2.0 diesel bóxer y el acabado Executive Plus, el más alto de la gama, pero será el modelo más representativo ya que las ventas de motores de gasolina en este segmento son muy bajas.

Subaru XV

Salimos del hotel dónde tuvo lugar la rueda de prensa, y lo primero que hicimos fueron 130 kilómetros de autovía. La primera sensación que tuve, se mantuvo a lo largo de toda la prueba y es sin duda alguna uno de los puntos fuertes del Subaru XV 2.0 diésel.

El motor bóxer es muy ágil a bajas revoluciones, acelera con fuerza y contundencia, gracias a los 350 Nm de par que entrega entre los 1.600 y 2.400 RPM. El cambio de marchas de seis velocidades, tiene unas relaciones muy cortas en las primeras marchas, y su tacto no es precisamente uno de los puntos fuertes del coche, ya que hay que guiar la palanca con contundencia para a la hora de engranar la marcha deseada.

Por lo demás, no merece la pena estirar el motor más allá de las 3.000 RPM, ya que se nota que directamente la potencia decae a pesar de que la potencia máxima la entrega a 3.600 revoluciones.

Subaru XV

A nivel de dinámico, el coche tiene un comportamiento bastante bueno. El chasis está muy bien puesto a punto, y las suspensiones son lo bastante rígidas como para rodar a ritmo alegre en carretera. Eso si, no olvidemos nunca que se trata de un SUV.

Las suspensiones se muestran rígidas en compresión, pero no tanto en extensión, y eso se nota en las oscilaciones de la carrocería en curvas.

En autovía, el comportamiento del coche es bueno, gracias a ese motor que como comentamos permite rodar a ritmo alegre sin tener que esforzarse demasiado. El mayor inconveniente en este sentido, es el excesivo ruido aerodinámico de la carrocería.

Subaru XV

Y sin dejar de hablar de ruido, también es justo decir que o el motor 2.0 bóxer diesel es bastante ruidoso, o el habitáculo no está todo lo bien aislado que podría. Aunque también es cierto, que en este segmento de SUV esto es una característica bastante común.

Durante la ruta, y con el objetivo de probar el coche en condiciones, rodamos bastante tiempo a un ritmo más alto del habitual para los usuarios de este tipo de coches. La puesta a punto y el comportamiento del motor invitaba a hacerlo. Y a pesar de ello, los consumos apenas pasaron de los 8 l/100 km.

Es cierto que la marca anuncia unos consumos de 5,4 l/100, pero como ya hemos dicho, el ritmo más alto que llevamos hizo que la cifra se quedase lejos de las oficiales, aunque no me estrañaría que conduciendo de forma eficiente pudiésemos quedarnos en una cifra cercana a esos 5,4l/100 km.

Subaru XV

También lo metimos un rato por una pista de tierra. Sinceramente, no creo que ninguno de los compradores del Subaru XV pretenda hacer con él rutas de 4x4. Más bien, pequeños caminos para llegar a zonas rurales y poco más, y para eso el Subaru XV cumple a la perfección.

Las llantas de 17 pulgadas, pueden llegar a ser un inconveniente para alguno que piense hacer algo más con él en el campo.

En definitiva, el Subaru XV es una nueva opción para el competido segmento SUV, un nuevo rival para los Nissan Qashqai, Ford Kuga o Mitsubishi ASX que seguro va a ser capaz de hacerse con un hueco en el mercado. Cualidades no le faltan y estética y dinámicamente, está a muy bien nivel.

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión | Subaru XV, presentación y prueba en Madrid (parte 1)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos