Tesla está sobreviviendo a la crisis mundial de microchips con ingenio... a través del software de sus coches

Tesla está sobreviviendo a la crisis mundial de microchips con ingenio... a través del software de sus coches
13 comentarios

La crisis mundial de microchips está afectando a la industria del motor de una forma que nadie hubiera imaginado. Mercedes-Benz acaba de detener la producción en Alemania y Hungría, sin poder dar una fecha de cuándo se reanudará mientras que Jaguar-Land Rover podría demandar a su proveedor de microchips ante la sangría económica que le está causando los problemas en la escasez de suministro a su matriz, Tata Motors.

Pero Tesla, que es una empresa tecnológica, está saliendo del paso. Y es que está reescribiendo el software de sus vehículos para admitir microchips de nuevos proveedores.

19 nuevas variantes de controladores en unas semanas

Chip

Según comentó Musk a los inversores, la escasez de chips era "un gran problema" para Tesla que solucionó sustituyendo los componentes que no tenían y reescribiendo el software en cuestión de semanas para poder incorporar los de otros proveedores.

En concreto, el equipo de Tesla trabaja para diseñar, desarrollar y validar 19 nuevas variantes de controladores (ECU) en respuesta a la escasez constante de semiconductores.

Para hacernos una idea del problema, un Volvo XC90 tiene aproximadamente 110 ECU además de software, sensores, cámaras y un sinfín de elementos que componen su arsenal tecnológico. Y casi la mayoría procede de proveedores externos.

Fue el mismo Elon Musk quien anunció la estrategia de la compañía aprovechando los buenos resultados del segundo trimestre del año: 1.100 millones de dólares en beneficios, respecto a los 104 millones del año pasado.

Y esto ha sido posible gracias doblar las ventas respecto al mismo periodo de 2020 (200.000 vehículos entregados), sin ver sus resultados empañados por la crisis mundial de microchips.

Pero Musk ha reconocido que la situación sigue siendo "bastante grave" y que su tasa de crecimiento vendrá determinada por los cuellos de botella en la cadena de suministro.

En Motorpasión | La navaja de Ockham de los nuevos coches eléctricos que quieren ser baratos: baterías grandes, interiores de pena

Temas
Inicio