Este vídeo de un Model 3 con Autopilot comiéndose un bolardo le ha costado el despido a un trabajador de Tesla

Este vídeo de un Model 3 con Autopilot comiéndose un bolardo le ha costado el despido a un trabajador de Tesla
5 comentarios

En ocasiones, el entusiasmo por nuestro trabajo puede jugarnos una mala pasada. Si no que se lo digan a John Bernal, empleado de Tesla que fue fulminantemente despedido tras subir a su canal de YouTube un vídeo donde su Model 3 golpeaba un bolardo de la vía pública.

Grabado en las calles de la ciudad californiana de San José, el vídeo muestra cómo el coche, equipado con el software FSD (Full Self Driving) de conducción semiautónoma, es capaz de gestionar adecuadamente situaciones como los giros en cruces pero ignora por completo la presencia de los bolardos divisores que encuentra en su camino.

Y es que el vídeo muestra cómo, al girar a la derecha para tomar una calle provista de bolardos, el Autopilot se ciñe demasiado al margen derecho llegando a 'atropellar' uno de estos separadores.

Un despido con polémica

Según recoge la cadena estadounidense CNBC, Bernal compaginaba su trabajo como probador de sistemas de ayuda a la conducción con su canal de YouTube, llamado AI Addict.

A través de este medio, el youtuber analizaba en condiciones reales cada nueva versión del FSD lanzada por Tesla como un usuario más de los inscritos en el programa de 'beta testing' público de la marca.

El polémico vídeo, que aún está disponible, fue publicado en la primera semana de febrero. A finales de ese mismo mes Bernal recibió la notificación de su despido por parte de Tesla, sin que constara en la misma un motivo por escrito.

Al preguntar a la compañía, sus antiguos jefes le acusaron de romper la política interna de la marca, recalcando además que su canal creaba un conflicto de intereses con su puesto de trabajo. Como resultado, además del despido, el Model 3 de Bernal quedó excluido del programa de 'beta testing'.

John Bernal Tesla
Foto: AI Addict (YouTube)

En su defensa, el creador de contenido esgrime que jamás escondió a Tesla la existencia de su canal. Igualmente afirma que nunca tuvo constancia de que no pudiera mostrar las tecnologías de un vehículo de su propiedad en su tiempo libre.

No obstante, el ex empleado también reconoce que recibió un aviso verbal de la firma californiana en 2021, tras la publicación de otros vídeos donde el FSD cometía errores entre el tráfico. Pero a falta de una notificación escrita, lo desdeñó y siguió con sus contenidos.

Por parte de Tesla, sus políticas internas no prohíben tajantemente la crítica en redes sociales, limitándose a apelar al sentido común de sus empleados. Y aunque sí menciona redes como Twitter, Instagram o Reddit, no aparecen tampoco alusiones directas a YouTube.

De momento, John Bernal no ha denunciado su caso ante los tribunales. En lugar de eso, ha optado por seguir divulgando las capacidades del FSD, esta vez ya en exclusiva como AI Addict. Eso sí, ahora tiene que hacerlo con los Tesla que le prestan amigos y seguidores cercanos.

Foto | AI Addict (YouTube)

En Motorpasión | Probamos el Tesla Model Y: la receta del éxito del Model 3 ahora en un formato más amplio | Los 11 coches eléctricos más interesantes que llegarán a España en 2022

Temas