Compartir
Publicidad

Elon Musk ya ha metido un Tesla Model S en su red de túneles bajo suelo californiano

Elon Musk ya ha metido un Tesla Model S en su red de túneles bajo suelo californiano
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya sabemos que el Tesla Model S tiene cabida, literalmente, en el loco proyecto de Elon Musk que ha bautizado como 'The Boring Company'. Para las autoridades de California, un sueño absurdo; para Musk, una red de túneles a 13,5 metros de profundidad que permitirá acabar con el caótico tráfico en las ciudades.

El CEO de Tesla ha querido compartir con sus 2,5 millones de seguidores en Instagram los avances en su red de túneles, y mostraba un Model S dentro de uno de los túneles que servirá de plataforma para el transporte eléctrico de pasajeros, a nivel privado y público.

El Model S bajo tierra

'The Boring Company' defiende que los túneles de excavación rápida y de bajo coste harán viable la adopción del Hyperloop y permitirán el tránsito rápido por regiones densamente pobladas, "lo que permitiría viajar de Nueva York a Washington DC en menos de 30 minutos".

De hecho, ya tiene los permisos para crear la primera línea de pruebas de este Hyperloop, cuyo trayecto hoy en día toma alrededor de 7 horas en coche.

En California, lugar donde se están llevando a cabo las pruebas, no se han tomado muy en serio el futurista proyecto de Musk. Quizá por eso ha querido hacer pública la imagen de un Tesla Model S en el interior de uno de estos túneles a gran escala.

¿Y si hay un terremoto?

the boring company

Recordemos que California es una ciudad con gran actividad sísmica (hace 2 horas se ha producido uno a 1 km de profundidad), pero el apartado de 'Preguntas frecuentes' defiende el proyecto ante un eventual terromoto:

Los túneles, cuando están diseñados correctamente, son conocidos por ser uno de los lugares más seguros para estar durante un terremoto. Desde el punto de vista de la seguridad estructural, el túnel se mueve uniformemente con el suelo, en contraste con las estructuras superficiales. Además, una gran cantidad de daño sísmico se produce por la caída de escombros, lo que no se aplica dentro de los túneles. Algunos ejemplos:

  • 1994, terremoto de Northridge: no hay daños en los túneles del Metro de Los Ángeles.
  • 1989, terremoto de Loma Prieta (Norte de California): ningún daño a los túneles, que luego fueron utilizados para transportar personal de rescate.
  • 1985, terremoto de Ciudad de México: no se dañaron los túneles, los cuales fueron luego utilizados para transportar personal de rescate.
the boring company

De momento, la empresa ha de centrarse en reducir el diámetro del túnel para reducir costes; como la red va a soportar patines eléctricos estabilizados, el diámetro puede menguar significativamente. Estos patines transportarán personas (la experiencia de viajar a 200 km/h bajo tierra tiene que ser divertida), vehículos y mercancías. También ha de aumentar la velocidad de la tuneladora, cuyo prototipo, 'Godot', se dio a conocer hace unos meses.

Por si no lo recuerdas, así es como está planeado que funcione esta red de túneles:

Y así de terrorífico sería viajar a 200 km/h en su interior:

Ahora falta esperar para ver la reacción de las autoridades, si obtiene los permisos que necesita y si de verdad este megalómano y disruptivo proyecto puede ver la luz. De momento, quedan por delante décadas de obras y la revisión de estudios de impacto ambiental y estructural.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos