Compartir
Publicidad

Vía muerta para The Boring Company: las autoridades de California no ven luz al final de sus túneles

Vía muerta para The Boring Company: las autoridades de California no ven luz al final de sus túneles
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si pudiéramos mirar en el interior de la cabeza de Elon Musk posiblemente nos encontrásemos algo tan exótico como lo que Julio Verne se imaginó en "Viaje al Centro de la Tierra". Algo así como una especie de vergel de ideas visionarias que se organizan para formar proyectos con nombres como Tesla, Space X o The Boring Company.

Por allí dentro, entre exuberante vegetación y dinosaurios (¿?), un pensamiento se repite de manera recurrente en la cabeza del magnate californiano: el odio al tráfico saturado. Para poner fin a los atascos, la última controvertida ocurrencia de Musk desvelada a finales de abril fue The Boring Company, una suerte de líneas de metro de alta velocidad en las que meter nuestros coches que ahora parece tener en contra a las autoridades de California.

The Boring Company es "un sueño absurdo" según las autoridades de California

Cuando tienes mucho dinero para invertir te puedes permitir lujos como crear prototipos funcionales de tuneladora, de hecho ya vimos cómo funcionaba la primera de ellas bautizada como Godot y ponerte a excavar túneles en las instalaciones de Tesla para uso privado. Otra cosa es plantear una perforación a gran escala del estado de California.

La idea de aliviar la congestionada red de carreteras alrededor de las grandes ciudades californianas no es mala, lo que ocurre es que un proyecto tan megalómano como el que Musk se trae entre manos implicaría décadas de obras y un considerable impacto bajo el suelo que no acaba de convencer a las autoridades locales. Recordemos que California es una zona de alta actividad sísmica.

The Boring Company 2

Bueno, en realidad no es que no convenza, es que directamente fuentes del consistorio de Los Angeles preguntadas por Los Angeles Business Journal lo han tachado de "sueño absurdo de túneles". Estas fuentes, que pertenecerían a organismos afectados directamente por la iniciativa de perforar capas de túneles bajo su suelo, han calificado la idea como "más que poco buena, es bastante mala".

No es la única opinión en contra de The Boring Company, puesto que Rick Cole, gerente de Santa Mónica y exalcalde de Los Angeles, confesó que al escuchar la noticia "nos reíamos en la oficina, es un sueño completamente absurdo. Sólo los estudios de impacto ambiental y su revisión llevarían décadas, además de las excavaciones posteriores".

John Nachbar, gerente de Culver City, otra de las comunidades que serían afectadas por la red de túneles de Musk, catalogó el proyecto como "una novela". Viendo la respuesta de las diferentes administraciones, las tuneladoras de Musk parece que al menos de momento no van a poder agujerear bajo la ciudad de Los Angeles y tendrán que quedarse en sus instalaciones privadas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos