Publicidad

El Sony Vision-S no será un coche eléctrico de producción, pero Sony quiere poner una PlayStation en todos los coches autónomos

El Sony Vision-S no será un coche eléctrico de producción, pero Sony quiere poner una PlayStation en todos los coches autónomos
5 comentarios

Si te emocionaste hace unos días viendo rodar por carretera al Sony Vision-S, el concept de coche eléctrico con sistema de conducción autónoma de la tecnológica japonesa, lo sentimos: no llegará a convertirse en un coche de producción.

Sony, sin embargo, sí seguirá desarrollando una tecnología de conducción robotizada cuyo fin último será que los usuarios puedan jugar a la PlayStation con conexión 5G mientras el coche conduce solo.

Así lo ha explicado en declaraciones a Car and Driver un portavoz anónimo de Sony, quien asegura que "en la actualidad, no tenemos planes de producir en masa o vender el vehículo. Con la movilidad prevista como una gran megatendencia en el futuro, estamos explorando cómo Sony puede contribuir de manera significativa a la era de la conducción autónoma", afirma.

Un coche real como sala de 'recreativos'

Sony Coche Electrico Interior 2 Sony Vision-S Concept.

Pero fiel a sus raíces, el objetivo de Sony no es solo contribuir a la seguridad y confiabilidad en la conducción autónoma, sino "al mismo tiempo brindar una experiencia que aprovecha el entretenimiento en el espacio de la movilidad", añade dicha fuente.

Es decir, la compañía nipona ratifica sus intenciones adelantadas en el vídeo del concepto Vision-S en el que se se aprecia un controlador de PlayStation conectado a la pantalla del salpicadero del coche y con el 'Little Big Planet', un juego de PlayStation, reproduciéndose.

Para hacer la experiencia de los gamers más inmersiva durante sus trayectos en los futuros coches autónomos, los planes a largo plazo de Sony pasan por incluir también lo que ha bautizado como '360 Reality Audio', un sistema de audio con altavoces en los reposacabezas que ayude a optimizar el sonido durante las partidas.

Por tanto, a tenor de estas declaraciones, lo más factible a día de hoy es que Sony apueste por una estrategia similar a la de Apple, que confiará en un fabricante de coches tradicional (Hyundai en su caso) para el desarrollo del vehículo mientras ellos aportarán la tecnología y el diseño. Una manera de abaratar costes y que cada compañía centre sus esfuerzos en su labor de referencia real.

Los planes de Sony se conocen mientras otros gigantes de las tecnologías como Microsoft, Google (Waymo) o Amazon (Zoox) siguen inmiscuyéndose en el sector de la automoción. Sony tampoco quiere dejar pasar el tren de ser un referente de la industria en un futuro cercano, ya sea con coche de desarrollo propio o proporcionando la tecnología a terceros.

Por lo pronto, la tecnología implementada en el Vision-S cuenta con 40 sensores, entre ellos 4 LIDAR, 18 cámaras ToF y 18 radares, y promete alcanzar hasta un nivel 4 de conducción autónoma en la escala SAE. Es decir, pretende evolucionar hasta el punto que el conductor pueda disfrutar de una partida de 'Gran Turismo' mientras el coche circula por sí solo.

En Motorpasión | Probamos el Mercedes EQA, el SUV medio convertido en coche eléctrico que destaca por su confort de marcha con 426 km de autonomía

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio