Compartir
Publicidad
Publicidad

"Petróleo 2.0" producido con biomasas y bacterias, una realidad cercana

"Petróleo 2.0" producido con biomasas y bacterias, una realidad cercana
Guardar
29 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el aumento del precio de los combustibles más de uno querría tener en su jardín una bomba que saque petróleo de un yacimiento que se halle bajo su propiedad. Son tiempos de apretarse el cinturón y cuanto más se aprieta, más alternativas salen al oro negro. Uno de tantos avances lo está consiguiendo una pequeña empresa norteamericana, llamada LS9 (como un propulsor de General Motors).

Hay una explicación química a todo esto, pero lo simplificaré mucho. Alterando el código genético de unos organismos unicelulares, bacterias, puede producirse petróleo químicamente similar al de siempre a partir de biomasas y restos orgánicos que normalmente se tiran. El resultado es un combustible que es renovable y en teoría absorbe más CO2 en su producción que en su posterior combustión.

Bacterias que fabrican petroleo (Times Online)

De momento esta aventura empresarial está consiguiendo sentar las bases para una posible producción en masa. Debería servir cualquier resto orgánico que pueda ser reducido a azúcares, como serrín, paja de trigo, astillas de madera… El negocio de la madera podría revalorizarse espectacularmente si esto sigue adelante, se podría aprovechar mucho más la materia prima.

Sin embargo, para sustituir el consumo semanal norteamericano de 143 millones de barriles, se requiere una instalación de un área del tamaño de Chicago. El precio estimado del barril de “Petróleo 2.0” sería de unos 50 dólares, están logrando hacer un barril en una semana, cantidad ridícula comparada con la velocidad de producción necesaria.

Bacterias que fabrican petroleo (Times Online)

No podrá sustituir al petróleo extraíble de siempre, pero sí supone una esperanza para todos aquellos que se plantean qué pasaría con sus deportivos/clásicos de motor de combustión interna una vez que el petróleo se acabe. Se podría fabricar esta sustancia en niveles suficientes como para poder alimentar a los viejos motores del siglo XX y principios del XXI y a un coste muy razonable. El petróleo ya será prohibitivo para entonces.

Si ya encima pudiera fabricarse “en casa”, con restos de podas o cultivos, muchos agricultores pasarían mucho menos hambre que ahora. Dudo que la empresa LS9 vaya a tener problemas de financiación a corto y medio plazo, pues el retorno de la inversión puede ser asquerosamente gigantesco.

En 2011 esperan empezar a producir el producto para venderlo al público.

Saludos para Tronxo
Vía | Visión insular
Fuente y fotos | Times Online
Enlace | LS9, página oficial

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos