Compartir
Publicidad
Lo que se puede hacer en los 26 segundos que tardas en tomar el control de un coche autónomo
Tecnología

Lo que se puede hacer en los 26 segundos que tardas en tomar el control de un coche autónomo

Publicidad
Publicidad

La irrupción de los niveles más altos de autonomía en la conducción despierta seguidores y detractores a partes de iguales. Algunos organismos apoyan al 100% la progresiva implantación de la autonomía por eso de que el ser humano es imperfecto, mientras que otros aluden a la peligrosidad y a la improbabilidad de poder adaptar esta forma de "no conducir" a nuestras vías.

Si ya somos distraídos cuando el control del vehículo está en nuestras manos, imagina cuando es el vehículo el que nos lleva. La Universidad de Southampton ha publicado un estudio en el que se demuestra lo descuidados que podemos llegar a ser al volante de los coches autónomos: casi 26 segundos de máxima en tomar el control en caso necesario. ¿Es suficiente para evitar un accidente?

25, 7 segundos, señoría

Para el estudio, titulado Takeover Time in Highly Automated Vehicles, se usó una muestra de 26 hombres y mujeres, de entre 20 y 52 años con un mínimo de un año de experiencia al volante y en dos escenarios distintos en un simulador.

M500ws System

A uno de los grupos se les pidió que durante el trayecto leyeran un periódico o realizaran tareas en segundo plano, mientras que el otro grupo debía conducir sin distracciones. Una voz procedente del dispositivo les pedía que asumieran el control.

Se encontró que los conductores en "situaciones no críticas" -esto es, aquellos que no estaban chateando, o comiendo, o manipulando la radio- necesitaron de 1,9 a 25,7 segundos en reaccionar y tomar el control del vehículo cuando fue necesario. Casi 26 segundos de máxima... una locura.

Cuando los participantes que sí estaban distraídos durante el trayecto tuvieron que asumir el control, el resultado varió: de 3,17 a 20,9. Un mínimo mayor que en el otro escenario pero, oh, sopresa, el tiempo máximo de reacción fue menor que para los distraídos. Exactamente 4,8 segundos menos.

Cabe destacar que el hecho de que se tratara de un simulador puede haber aumentado el tiempo de reacción de los sujetos, excesivamente relajados en algunos casos.

Perezoso

¿Seguimos siendo responsables a pesar de la autonomía?

Dependiendo de la velocidad, 26 segundos puede ser una muy larga distancia. Puede que la razón de esta tardanza se debiera también a que el conductor esperara a que el coche "hiciera su trabajo" y enmendara la situación, y al no hacerlo se procedió a actuar. Pero, ¿qué puede ser tan importante que evite que controles el volante de tu coche durante 26 segundos?

Distraccion

Tras los sucesos que han puesto en el punto de mira a Tesla en relación a varios accidentes, Elon Musk afirmó que el sistema funciona bien siempre que los conductores hagan lo que deben hacer tras el volante. Otras opiniones van en la línea de la obsolescencia del conductor: los accidentes dejarán de producirse con la conducción 100% autónoma.

El estudio revela que los fabricantes tendrán que prestar atención a los sistemas que aseguren el control del vehículo durante la transición de modo autónomo a modo convencional en caso de requerimiento.

Actualmente, el Autopilot cuenta con un sistema de seguridad que avisa mediante señales al conductor de que debe aplicar rápidamente cierta presión sobre el volante para no desconectar el asistente de dirección.

Los niveles de autonomía

Los coches autónomos se clasifican en seis niveles de autonomía en función de la atención humana que se necesita para conducirlos. Fue la Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE), el organismo de normalización del automóvil, la que creó esta clasificación. Los niveles van del 0 al 5, y a media de que aleja del cero, representa más obstáculos para su implantación:

  • Nivel 0: el coche no tiene ningún sistema automatizado.
  • Nivel 1: el vehículo cuenta con control de crucero o sistema de mantenimiento en el carril.
  • Nivel 2: sin manos. En este nivel el coche es semiautónomo, lo que no implica que el conductor no deba de estar alerta; si se toma el control del coche el piloto se desactiva.
  • Nivel 3: sin pies. Este es el máximo nivel de automatización permitido en España. El sistema equivalente es el Model S de Tesla: las manos deben de estar en el volante y se debe permanecer atento a la conducción en caso de tener que tomar el control.
  • Nivel 4: sin manos ni pies. Estos coches pueden circular sin supervisión del conductor pero en áreas acotadas.
  • Nivel 5: sin cerebro. Realmente este nivel parece estar lejos de implantarse en los próximos años por los dilemas morales y de seguridad que aún presenta. El conductor se convierte en mero pasajero y no necesita prestar atención alguna durante el trayecto, hasta el punto de poder ir dormido o leyendo.
Simulador

Los avances e investigaciones que tengan lugar en los próximos años en cuanto a la seguridad que suponen los más altos niveles, serán determinantes para impulsar o ralentizar su adaptación. En Europa tardaremos más en verlo, pero en Estados Unidos ya están manos a la obra.

De momento, el modo semi-autónomo deja en manos del conductor su seguridad al obligarle a prestar atención en caso de alerta, hecho que ha dado lugar a numerosos accidentes. Por eso la información sobre las nuevas tecnologías es tan necesaria, para poder ser conscientes de lo que tenemos entre manos.

Un mundo de posibilidades

Para que te hagas un idea de lo que son 26 segundos, aquí va una pequeña lista de cosas que se pueden hacer (o no) durante el tiempo que algunos sujetos del estudio tardaron en tomar el control del vehículo y pasar a modo manual:

  • Pelar una zanahoria.
  • Sacar dinero del cajero (si está hábil ese día).
  • Cerrar una ventana en el ordenador con trabajo que no habías guardado y llorar.
  • Atarte los cordones.
  • Cambiar tu estado de Facebook a soltero y comenzar la tercera guerra mundial con tu pareja.
  • Hacerte un selfie y subirlo a Instagram #carcrash
  • Decirle a una madre que su hijo es guapísimo, cuando es una niña. Salir corriendo.
  • Mandar un mensaje a tu jefe por equivocación y pasar los otros 25 segundos tratando de explicarlo.
  • Decir en una entrevista de trabajo que tu nivel de inglés es alto (si no es así, en 26 segundos la oportunidad laboral se esfumará).

Lo más importante de todo esto es, ¿qué haces tú durante 26 segundos?

Fuente | University of Southampton
En Motorpasión | 2050, cuando la conducción autónoma elevará el PIB de Europa a 17 billones de euros... si la sociedad hace los deberes | Los españoles temen la falta de sentido común de la tecnología autónoma

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos