Publicidad

Europa podría estar considerando relajar su legislación en torno al coche autónomo ante las peticiones de Tesla

Europa podría estar considerando relajar su legislación en torno al coche autónomo ante las peticiones de Tesla
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Puede que la Unión Europea esté considerando relajar su legislación en torno al coche autónomo, según ha publicado The Telegraph.

La decisión estaría condicionada por Tesla, miembro de la Asociación Europea de Electromovilidad (AVERE por sus siglas en inglés) y que ha presentado recientemente una serie de propuestas para aumentar las capacidades del Autopilot en Europa, como la funcionalidad que permite que al coche estacionar o salir del aparcamiento de forma autónoma.

La UE intenta maridar seguridad y avances tecnológicos

Tesla

Según informa la cabecera británica, las propuestas presentadas por AVERE sugieren elevar el tiempo de cambio de carril a 20 segundos y aumentar la capacidad de giro del Autopilot de Tesla para evitar giros bruscos.

Y es que las pautas y reglas actuales obligan a los vehículos con un sistema como el Autopilot a cambiar de carril dentro de los cinco segundos posteriores a la iniciación de una maniobra asistida de cambio de carril y si no, abandonar el intento.

Un tiempo demasiado reducido que ha sido visto como peligroso por parte de los propietarios de Tesla europeos.

El portavoz de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa, Thomas Croll-Knigh, ha dicho que "varios representantes de Tesla" asistieron a una reunión del grupo de trabajo de la ONU el mes pasado para presentar las enmiendas.

El comité está compuesto por representantes de los países miembros, incluido el Reino Unido, que examinan y luego votan las propuestas.

Las normas de las Naciones Unidas adoptadas por la UE actualmente restringen el uso de algunas características del Autopilot de Tesla en todo su potencial, como es el caso el Smart Summon (solo disponible en Estados Unidos), mientras que paraliza funciones como Navigate on Autopilot, una función de guía activa que, con la supervisión del conductor, guía el coche desde la salida del garaje hasta la autopista, lo que incluye sugerir y hacer cambios de carril, incorporarse y tomar las salidas.

Tesla Model 3

Esta función ha sido actualizada por otra parte en el mercado estadounidense para que no sea necesaria la confirmación del cambio de carril por parte del conductor.

En Europa, el Smart Summon de Tesla no está disponible ni parece que lo vaya a estar pronto, pero desde su actualización ha recibido multitud de quejas por parte de usuarios estadounidenses que atañen a la seguridad.

La publicación norteamericana Consumer Reports ha llegado a comparar el comportamiento del coche con un "conductor borracho o distraído" tras examinar la tecnología, mientras que la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras ha advertido estar al tanto de estos errores, asegurando que está recopilando información sobre este dispositivo.

Tesla ya advirtió que el sistema "puede no detectar todos los obstáculos" y que solo está pensada para su uso en parkings así como a la salida y la entrada del garaje privado.

Desde el Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte creen que este tipo de características necesitan ser reguladas y ser sometidas a aprobaciones independientes "basadas en una lista común de requisitos de desempeño y estándares de seguridad", explica The Telegraph.

No, aún no nos podemos echar una siesta con el coche en marcha

Audi

La llegada del coche 'autónomo' ha provocado muchos malentendidos entre los consumidores que ha llevado a una polarización del concepto de qué es la tecnología autónoma y que puede llegar a reducirse a dos comportamientos: miedo o irresponsabilidad.

Mientras que Euro NCAP puso a prueba algunos modelos equipados con sistemas de ayudas avanzadas a la conducción para concluir posteriormente que ningún coche puede conducir solo todavía, un estudio del organismo estadounidense IIHS arrojó resultados preocupantes.

De 2.005 encuestados, 120 respondieron que consideraban seguro echarse una siesta en un vehículo semiautónomo en marcha, y 962 consideraron seguro quitar las manos del volante.

Y el año pasado Tesla tuvo que dar un paso atrás y eliminar temporalmente de su configurador online el paquete 'Full Self-Driving Capability', advirtiendo que se trata de un asistente a la conducción y que la responsabilidad de circular de forma segura es del conductor.

La realidad es que la tecnología autónoma está en plena fase de desarrollo, y ni se la debe tener miedo ni se la debe perder el respeto. Y la legislación también está en ello, intentando maridar la seguridad y el avance tecnológico en el sector automotriz.

En Motorpasión | Así es Rivian, la marca de coches eléctricos que pretende hacer frente a Tesla en Norteamérica

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir