Compartir
Publicidad

Euro NCAP pone a prueba la tecnología autónoma para avisarnos: ningún coche puede conducir solo todavía

Euro NCAP pone a prueba la tecnología autónoma para avisarnos: ningún coche puede conducir solo todavía
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El organismo de seguridad europeo Euro NCAP ha introducido en los últimos años nuevas pruebas de impacto; una de las más recientes atañe a la seguridad de los ciclistas y la última ha sido poner a prueba a los coches que cuentan con sistemas de conducción automatizada.

Desde el Audi A6, pasando por el BMW Serie 5 o el Tesla Model S hasta el Nissan LEAF, las pruebas han servido para enviar un mensaje muy claro: el conductor sigue siendo responsable de su seguridad y solo él podrá tomar el control en caso necesario.

Publicidad engañosa, excesiva dependencia...

Según una encuesta de consumidores encargada por Euro NCAP, Global NCAP y Thatcham Research, más del 70 % de los conductores creen que ya es posible comprar un automóvil que se pueda conducir solo. Ante esta confusión, Euro NCAP ha probado el rendimiento de los llamados sistemas Highway Assist en diez automóviles: Audi A6, BMW Serie 5, DS 7 Crossback, Ford Focus, Hyundai NEXO, Mercedes-Benz Clase C, Nissan LEAF, Tesla Model S, Toyota Corolla y Volvo V60.

Los sistemas de asistencia en carretera ayudan al conductor cuando la conducción se vuelve monótona (como en autopistas) y pueden adaptar automáticamente la velocidad según las curvas, los límites de velocidad y el tráfico circundante.

Entre los sistemas de asistencia a la conducción que se han puesto a prueba en los 10 modelos mencionados se encuentra el Control de Crucero Adaptativo (AAC), el sistema de frenado de emergencia autónomo (AEB), los sistemas de control de velocidad, la Adaptación de velocidad inteligente (ISA) y el asistente de mantenimiento de carril.

Las pruebas, que se han realizado en pistas con carriles bien marcados y un vehículo ficticio controlado remotamente, han desvelado algunos factores:

  • El bajo nivel de asistencia AAC en el BMW Serie 5 y el DS 7 Crossback: es el conductor el que tiene que controlarlo la mayor parte del tiempo.

  • Excesiva dependencia del sistema de asistencia a la conducción del Tesla Model S: no permite al conductor desviar el rumbo del carril hasta que no se ejerce fuerza de giro sobre el volante.

  • El resto de modelos ofrecieron un equilibrio entre el conductor y los sistemas de asistencia.

  • Ninguno de los sistemas probados fue capaz de ayudar cuando un vehículo que circula en el carril de la lado se coloca justo delante del coche de pruebas. El impacto solo pudo ser evitado por un conductor atento que frenara en el momento preciso.

  • Publicidad engañosa: según el organismo, aunque en general el contenido de marketing oficial es claro en lo que se refiere al rol del conductor, en el caso de algunos anuncios del BMW Serie 5 resultan "engañosos", ya que el conductor quita las manos del volante y se asume que el vehículo puede conducir de manera autónoma. También se considera que algunos vídeos promocionales de Tesla sugieren la total autonomía del vehículo.

Las conclusiones: los sistemas de asistencia en carretera no permiten la conducción autónoma

Audi A8 2018 Ai Traffic Jam Assist 3

Euro NCAP ha llegado a una conclusión clara: ningún automóvil en el mercado hoy ofrece plena automatización o autonomía, lo que implica que estamos lejos de poder echar una siesta mientras conducimos o leer una revista. Seguimos siendo responsables de ejercer una conducción segura.

Los sistemas de seguridad activos y pasivos, aunque se trate de los más avanzados y pueden ayudar de forma constante al conductor, suponen un segundo plano durante la conducción.

El atropello mortal que se produjo en mayo mientras un Volvo de Uber circulaba en fase de pruebas lo corrobora. La conductora se distrajo mirando el móvil, el coche no detectó a tiempo a una mujer que cruzaba por un paso sin señalizar con su bici, y tampoco lo hizo la persona que había tras el volante. Falló todo.

Estos sistemas de conducción automatizada aún no están incluidos en la valoración basada en estrellas de Euro NCAP, pero ofrece una prueba irrefutable de que aún no podemos ser conducidos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio