Compartir
Publicidad

Euro NCAP destroza el Nissan LEAF para darle cinco estrellas y de paso introduce una prueba de detección de ciclistas

Euro NCAP destroza el Nissan LEAF para darle cinco estrellas y de paso introduce una prueba de detección de ciclistas
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Nissan LEAF tiene el honor de haberse convertido en el primer automóvil totalmente eléctrico calificado con cinco estrellas por Euro NCAP, aunque en 2011 repitió hazaña. Además ha sido el primer vehículo evaluado según los nuevos protocolos del organismo y se le ha puesto a prueba no solo ante 'peatones' sino también ante 'ciclistas'.

Se trata de la primera vez que se pone en práctica el sistema de detección de ciclistas con tecnología de freno automático o Automatic Emergency Braking (AEB Vulnerable Road Users) en las pruebas de choque europeas. A partir de ahora, todos los vehículos tendrán que pasarla.

Un nuevo protocolo para proteger a los ciclistas

Los resultados de las pruebas de choque para el LEAF, con equipamiento de serie, han sido muy buenos. La valoración para el nivel de seguridad del ocupante adulto ha sido de un 93 %; 86 % para el ocupante infantil; 71 % para usuarios vulnerables en la carretera (ciclistas y peatones tanto de día como de noche) y otro 71 % para el Safety Assist.

Esta última categoría incluye el control de velocidad, el testigo de aviso del cinturón, el asistente de cambio de carril y el AEB interurbano, que en el caso del LEAF salta a partir de los 5 km/h.

Leaf Euro

El organismo sí apunta a que el dummie del asiento trasero sufrió un impacto severo en la parte del pecho, indicando una protección pobre.

Como adelantábamos, Euro NCAP ha añadido situaciones de colisión contra bicicletas en sus pruebas con la tecnología de frenado de emergencia autónomo, y el LEAF ha sido el primero en poner a prueba su sistema, que ha obtenido un 71 % de la calificación. Esto significa que el AEB ha conseguido detener el vehículo antes de que impactara en el dummie.

La detección de ciclistas presenta nuevos desafíos para los fabricantes de automóviles, tanto desde el hardware como desde el software: los sensores deben tener un amplio ángulo de visión para detectar a tiempo a los ciclistas que se mueven rápidamente y se necesitan algoritmos complejos para garantizar la identificación correcta de posibles amenazas de colisión, evitando activaciones falsas.

Según informa Euro NCAP, en 2017 esta tecnología de detección de peatones era opcional, pero en el 61 % de los coches testados lo llevaban como equipamiento estándar. Ahora, por primera vez Euro NCAP comenzará a aplicar en los test el sistema de frenado de emergencia diseñado para proteger a los ciclistas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio