Compartir
Publicidad
Así es el Ford Focus 2018: más deportivo, cómodo y tecnológico, y con motores de hasta 182 CV
Ford

Así es el Ford Focus 2018: más deportivo, cómodo y tecnológico, y con motores de hasta 182 CV

Publicidad
Publicidad

La cuarta generación del Ford Focus ya está aquí. Ford ha generado mucha expectación con la nueva entrega de uno de sus modelos de referencia, de los que puede presumir de haber vendido más de 16 millones de unidades en todo el mundo desde su llegada en 1998.

Más deportivo, con todo un arsenal tecnológico al servicio de la seguridad, la conectividad y el confort, y con la gama más numerosa en cuanto a versiones hasta la fecha, el Ford Focus 2018 apunta a ser un duro hueso para sus rivales.

El nuevo Focus se presenta simultáneamente en Europa y China. En el caso del Viejo Continente, el lugar escogido ha sido Londres, donde hemos acudido para ver y tocar, pero por desgracia no conducir, la cuarta generación del compacto. En Europa se presentan tanto su versión hatchback de cinco puertas como la variante familiar wagon. Por su parte, en China se ha escogido la versión sedán de cuatro puertas, que se limitará a los mercados globales.

El nuevo Ford Focus llegará a los concesionarios a lo largo del verano de 2018, empezando por la variante de cinco puertas y llegando las demás de forma escalonada. A finales de verano se espera que cada una de sus versiones esté disponible.

Más deportivo y aerodinámico

Ford Focus 2018

Empezando por su diseño, en esta nueva generación el Ford Focus estrena la nueva filosofía del fabricante “centrada en el ser humano”. En el exterior ofrece una imagen más deportiva, lo que se materializa en un capó algo más alargado y una zaga más corta. Para ello, se ha retrasado la ubicación del pilar A, mientras que el pilar C descansa sobre las ruedas traseras.

Con unas líneas más aerodinámicas, los voladizos hacen gala de una de unas dimensiones más reducidas, que ayudan a que sus formas sean más fluidas. En general el nuevo Ford Focus gana en músculo: en el frontal apreciamos una parrilla más generosa de tintes deportivos, que queda enmarcada por unas ópticas delanteras más afiladas en las que se integran unos faros LED diurnos que las dividen en dos.

Asimismo, las defensas frontales y traseras son de mayor tamaño, lo que se acentúa en la variante deportiva ST-Line con la integración de un difusor en la zaga. Los faros traseros se prolongan hasta el lateral como ocurría en el anterior modelo, pero al igual que los delanteros son más alargados, dando prioridad a las líneas horizontales.

Mejorando la habitabilidad a bordo

Ford Focus 2018

Al estar concebido en la nueva plataforma C2 de la marca del óvalo, el Ford Focus 2018 crece en batalla, en concreto 53 milímetros, lo que permite mejorar la habitabilidad de las plazas delanteras y traseras, pero manteniendo las medidas propias de su segmento. Esto se traduce en 50 mm más de espacio para las piernas en los asientos traseros, mientras que el espacio para los hombros es también mayor: 1,42 mm delante y 60 mm detrás. El maletero también crece en comparación con la tercera generación, principalmente en la versión familiar wagon, que incrementa su volumen en 118 litros, pasando de 490 a 608 litros. Por su parte, el cinco puertas gana 12 litros de capacidad.

LARGO

ANCHO

ALTO

BATALLA

MALETERO

Ford Focus cinco puertas

4.378 mm

1.825 mm

1.454 mm

2.701 mm

375 litros (1.354 l 2ª fila de asientos abatida)

Ford Focus wagon

4.668 mm

1.825 mm

1.481 (con barras portaequipaje)

2.701 mm

608 litros (1.653 l 2ª fila de asientos abatida)

El nuevo lenguaje de diseño también marca el habitáculo de la cuarta generación del Ford Focus, que es ahora más minimalista, con líneas más simples y limpias y ganando en calidad percibida. En el interior encontramos detalles en vidrio pulido y acabados cepillados que se integran en el salpicadero, el panel de instrumentos, las salidas de aire y el interior de las puertas.

En el tope de gama Vignale la calidad es aún más notable, con insertos en madera y tapicería de cuero, mientras que la variante deportiva ST-Line destaca por detalles con efecto fibra de carbono o por las costuras rojas de los asientos.

Hasta 13 tonalidades para la carrocería estarán disponibles en el Ford Focus 2018, lo que incluye los nuevos naranja Orange Glow, morado Dark Mulberry y azul Desert Island.

La familia Ford Focus más numerosa

Ford Focus 2018

Sin duda, una de las principales cartas de presentación del Ford Focus en esta cuarta generación es el amplio abanico de versiones con las que llegará al mercado europeo, siguiendo una estrategia muy similar a la estrenada en la sexta generación del Ford Fiesta.

En Europa, la gama del Ford Focus 2018 se articula en dos carrocerías: cinco puertas y wagon. La estrategia del compacto es llegar a un público de lo más amplio, por lo que incluye tres versiones además de tres acabados: Trend, Trend+ y Titanium. La gran novedad es la llegada de la variante crossover Active una versión campera que, al igual que en el caso del Fiesta, hace gala de una suspensión elevada (30 mm), llantas de diseño específico de mayores dimensiones (18 pulgadas) y ciertos elementos distintivos, como las defensas con protecciones estilo SUV o los pasos de rueda en plástico.

Ford Focus 2018

La familia Focus continúa con la variante deportiva ST-Line, que gana en agresividad gracias al ya mencionado difusor trasero o a las entradas de aire frontales o el alerón de techo, ambos con dimensiones más generosas respecto al resto de versiones. Además, el Ford Focus ST-Line se acerca 10 mm más al suelo, monta llantas de 17 pulgadas de diseño especial en estrella de cinco puntas bitono y pinzas de freno en color rojo además de ser el único que puede vestir su carrocería en azul Desert Island.

Por su parte, el Focus Vignale viene a representar el tope de gama, con acabados en aluminio satinado para los marcos de las puertas, la parrilla, las defensas o los faldones ayudan al Focus a ofrecer una imagen más premium. También incorpora unas llantas de diseño específico y contará con colores exclusivos para la carrocería, como es el caso del morado oscuro Dark Mulberry.

Las tres versiones en discordia, Focus ST-Line, Focus Active y Focus Vignale se lanzarán asociadas a la carrocería hatchback de cinco puertas, pero más adelante también estarán disponibles en carrocería wagon, lo que hará del Active un aventurero aún más versátil.

Más gasolina que diésel en el menú

Ford Focus 2018

La oferta mecánica del Ford Focus 2018 está integrada con hasta ocho motorizaciones: cinco EcoBoost gasolina y tres EcoBlue diésel. En lo que respecta a las primeras, ésta está protagonizada por dos propulsores: el laureado y conocido EcoBoost de 1.0 litros y el recién llegado 1.5 EcoBoost, ya estrenado en los últimos meses de vida de la tercera generación del Focus en su versión Titanium.

En la nueva generación del Focus, Ford ha dado prioridad a la gasolina. El 1.0 Ecoboost se ofrece en tres niveles de potencia, 85, 100 y 125 CV, mientras que el nuevo EcoBoost 1.5 hace lo propio con dos versiones, una de 150 CV y otra de 182 CV que será, por el momento, el motor más potente de la gama. Recordemos que los rumores apuntan a que el nuevo Ford Focus RS podría llegar hasta los 400 CV.

Gracias a la tecnología de desconexión de cilindros inherente en los EcoBoost de Ford, las emisiones en el nuevo Ford Focus prometen ser bastante comedidas: la marca del óvalo adelanta cifras de 108 gr/km de CO₂ para el 1.0 y de 120 g/km de CO₂ para el 1.5. No obstante, los datos relativos a emisiones y consumo se conocerán más adelante, ya que Ford se reserva esa información por ahora.

Ford Focus 2018

Las opciones diésel están protagonizadas por la nueva generación de motores EcoBlue estrenada hace dos años, entre las que encontramos tanto el 2.0 de 150 CV, como el más reciente de 1.5 litros en dos potencias: una de 95 CV y otra de 120 CV. Aún también sin cifras oficiales, Ford estima unas emisiones de 94 g/km de CO₂.

Dos cajas de cambios estarán disponibles en el Ford Focus 2018: una manual de seis velocidades y el nuevo cambio automático de ocho velocidades, que sólo podrá asociarse a cuatro de las ocho mecánicas disponibles: la 1.0 EcoBoost de 125 CV, la 1.5 EcoBoost de 150 CV, la 1.5 EcoBlue de 120 CV y la 2.0 EcoBlue de 150 CV.

El Ford Focus 2018 reduce en un 10% sus emisiones gracias a bajar su peso en casi 88 kilos, así como por su mejorado coeficiente aerodinámico, que es de 0,27 en el caso de la versión de cinco puertas.

Más confort al volante

Ford Focus 2018

En su cuarta entrega, el Ford Focus se diferencia de las anteriores generaciones por un nuevo subchasis aislado que permite integrar la suspensión trasera independiente SLA, la cual absorbe más eficazmente los baches, reduciendo además ruido y vibraciones, lo que se traduce en un mejorado confort dinámico.

Por su parte, el sistema SLA aumenta la rigidez en las curvas según afirma Ford, contribuyendo a mejorar la estabilidad, la agilidad y la capacidad de respuesta al volante. A esta mejora dinámica contribuye la tecnología CCD, que monitoriza cada dos milisegundos las entradas de suspensión, dirección o frenado, y ajusta la respuesta de amortiguación en función de los datos que recoge.

En el caso de las versiones equipadas la nueva caja de cambios automática de ocho velocidades, el Ford Focus 2018 ofrece por primera vez los modos de conducción Normal, Sport y Eco. Asimismo, el Focus estrena un sistema de control de estabilidad que ha sido desarrollado ad hoc para el compacto y que ayuda a mejorar la dinámica de conducción.

El Ford Focus 2019 no conduce por ti, pero casi

Ford Focus 2018

Ford aglutina varias bondades tecnológicas en el Focus 2018 que lo convierten, según la marca, en su modelo más completo en este ámbito hasta la fecha. Varios de sus sistemas le permiten gozar de un nivel 2 de automatización, destacando el Control de Crucero Adaptativo (ACC) que va ligado al nuevo sistema Stop & Go, así como a tecnologías como el reconocimiento de señales y de mantenimiento de carril Lane Centering.

Mientras que el control de crucero es capaz de amoldarse a la velocidad de los coches que circulan por delante, así como a la velocidad limitada en cada tramo y a las líneas de la carretera, el sistema Stop & Go le permite frenar de forma automática, para volver a acelerar de forma autónoma, siempre que la detención sea de tres segundos o inferior. Si es mayor a este lapso de tiempo, sólo deberemos acelerar o pulsar un botón en el volante para que vuelva ponerse en marcha, pero el sistema no se desconecta y sigue operando de forma autónoma. De esta manera, el Focus se convierte no sólo en un gran aliado en carretera, sino también en un buen compañero en los atascos. El Stop & Go opera en velocidades de hasta 200 km/h.

Ford Focus 2018

Asimismo, el nuevo Ford Focus equipa el sistema de iluminación adaptativo, que no sólo se amolda a la trazada o a los cruces que encontremos en el camino, sino que regula la intensidad de la luz gracias a la tecnología High-Be para evitar deslumbramientos.

Otro de los sistemas destacados en la cuarta generación del Focus es el asistente de aparcamiento Active Park Assist 2, que aparca de manera completamente autónoma, operando sobre volante, freno y acelerador. Sólo disponible en las versiones de cambio automático, detecta los espacios adecuados y estaciona mientras nosotros simplemente apretamos un botón situado junto al cambio, previamente seleccionando en éste la posición neutra. Este asistente es capaz de aparcar en espacios con hasta 1,1 metros de margen y también ayuda al conductor a salir de huecos que requieren maniobras complicadas.

Mucha seguridad activa

Ford Focus 2018

No faltan tampoco en el Ford Focus 2018 las tecnologías de seguridad activa de última generación. El compacto integra ahora el mejorado sistema de precolisión de Ford que detecta tanto peatones como ciclistas, incluso en condiciones de baja visibilidad, y que frena automáticamente en caso de detectar riesgo de choque.

De igual manera, encontramos sistemas como el asistente de dirección evasiva, que ayuda al conductor a maniobrar si detecta una situación de riesgo, el sistema de información de punto ciego, o el dispositivo de tráfico cruzado, que detecta si otros vehículos salen de un estacionamiento para frenar de forma autónoma.

A todas estas características se suma la llave inteligente Ford MyKey, pensada para los conductores noveles, que inhibe las llamadas entrantes, restringe la velocidad máxima de circulación, limita el volumen del sistema de audio o lo deshabilita en caso de detectar que los ocupantes no llevan puesto el cinturón de seguridad.

El Ford Focus más conectado

Ford Focus 2018

A los sistemas de ayuda a la conducción y seguridad se suma un buen número de tecnologías enfocadas a la conectividad. La gran novedad en el Ford Focus 2018 es el FordPass Connect, que se vale de un módem integrado para convertir al Focus en un punto de acceso WiFi para hasta 10 dispositivos distintos.

El FordPass Connect incluye una app para smartphone que incorpora funciones como el localizador de vehículo (ideal para párkings), la verificación del estado de coche o la apertura y arranque de forma remota, en el último caso sólo disponible en las versiones con cambio automático. Otra de las principales novedades de la nueva generación es el display Head-up (HUD), que se asoma justo en la línea de visión del conductor con datos como la velocidad o la limitación de velocidad de la vía entre otros.

Ford Focus 2018

El nuevo Ford Focus también cuenta con carga inalámbrica para dispositivos, que pueden estar cargándose y a la vez vinculados al coche mediante Bluetooth. El sistema de infoentretenimiento es el conocido SYNC 3, que se gestiona mediante una pantalla de ocho pulgadas y que es compatible con los estándares Apple CarPlay y Android Auto.

Por último, la marca norteamericana estrena en su compacto el sistema de sonido B&O Play, de 675 W y 10 altavoces, que incluye un subwoofer y un altavoz de rango medio ubicado en el centro del salpicadero.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio