Compartir
Publicidad
Publicidad

El coche Google de producción llegará gracias a Bosch, Continental, ZF, LG y... alguna automovilística

El coche Google de producción llegará gracias a Bosch, Continental, ZF, LG y... alguna automovilística
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahora que las Google Glass van a ser un producto independiente de Google X, el gigante de Mountain View vuelve a ser noticia por temas ligados al mundo del Automóvil y, como no podría ser de otra manera, al coche autónomo. Si bien su laboratorio Google X ya presentó hace tiempo lo que ellos consideran que es un coche autónomo, ahora Google está negociando con Bosch, ZF Lenksysteme, LG Electronics, Continental y Roush para producir coches autónomos en serie.

De todos estos nombres el que quizá nos suene menos es Roush. La empresa, radicada en Michigan, está especializada en prototipos de vehículos. Para Google ha fabricado los prototipos biplazas que se probarán en carreteras cerradas al tráfico durante 2015. Más adelante, el gigante tecnológico recurrirá a un fabricante tradicional para producir y comercializar su coche autónomo, según ha explicado Google X en el Automotive News World Congress, celebrado durante esta semana.

Entre los fabricantes con los que podría haber contactado ya Google, según se rumorea en el sector, están General Motors, Ford, Toyota, Daimler y Volkswagen. Lo que se conoce popularmente como disparar a todo lo que se mueva. Por el momento es pronto para aventurar quién se llevará mejor con Google en el terreno de las negociaciones, y más cuando desde Google X Chris Urmson asegura que el coche autónomo sólo se fabricará y comercializará "cuando sea seguro y esté listo".

Google Car

Concretando un poco más, Urmson ha explicado que el coche completamente autónomo y listo para la producción en serie podría estar a punto dentro de los próximos cinco años. Por su parte, el CEO de Tesla, Elon Musk, objeta que él ve más claro un horizonte de siete u ocho años, teniendo en cuenta que todavía quedan muchos aspectos normativos que regular a nivel federal, en Estados Unidos. A esto, Urmson le replica negando especificidades para la circulación de coches autónomos. Google lleva trabajando con la NHTSA desde "el principio" del programa, según Urmson, porque lo último que quieren es "sorprender" al organismo regulador estadounidense.

En cuanto a los componentes que se están desarrollando y poniendo a punto para estos vehículos, están los sistemas de seguridad activa avanzada de Bosch y Continental, los microprocesadores de NVidia, las transmisiones de ZF y las pantallas de visualización de LG. Continental también aportará los frenos, los neumáticos y varios componentes electrónicos de a bordo al coche de Google.

Vía | Automotive News
En Motorpasión | No conducir un coche autónomo, explicado por un no conductor, también tiene su puntillo interesante

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos