Compartir
Publicidad
Comprar un coche por Internet con Trive es tan fácil como pedir una pizza (y además puedes probarlo antes)
Tecnología

Comprar un coche por Internet con Trive es tan fácil como pedir una pizza (y además puedes probarlo antes)

Publicidad
Publicidad

Es curioso que la mayoría de procesos de compra de coches nuevos comienzan en Internet, con la consulta de webs como la nuestra para buscar información y pruebas, o en los configuradores de vehículos de las páginas de los propios fabricantes, pero por lo general suelen terminar con una visita al concesionario.

Son escasas las opciones que tenemos actualmente en España de comprar un coche por Internet sin tener que acudir a un establecimiento físico, como hacemos por ejemplo con la ropa o los gadgets electrónicos, pero ya existe una plataforma llamada Trive que te permite hacer todo el proceso online. La hemos probado y esto es lo que nos ha parecido incluyendo la prueba del vehículo que queríamos comprar.

El objetivo de Trive es que puedas conocer, probar y comprar un coche nuevo sin tener que moverte de casa. Para lo primero, conocer su oferta de vehículos, nos fuimos a la web Gotrive.com y allí accedimos al catálogo multimarca que ofrecen.

Trive Web 2

Desde un Ssangyong Tivoli, un Infiniti Q50, un Hyundai Tucson o un Honda CR-V, la oferta que tienen disponible es relativamente amplia, con modelos urbanos, los imprescindibles SUV o berlinas de representación, aunque se puede echar en falta algo más de variedad de modelos y segmentos.

En mi caso concreto elegí el Honda CR-V, un SUV de tamaño medio del que había leído bastante cuando tuvimos ocasión de conducirlo en Motorpasión, un coche del que había tenido ocasión de probar sus generaciones anteriores pero del que llevaba muchos años sin sentir en primera persona cómo había evolucionado hasta nuestros días y la generación actual.

En la propia web puedo ver que tienen 14 unidades disponibles y que su precio empieza en 26.291 € o 128,47 €/mes (TIN 5,49%, TAE 6,36%, 95 meses). Pincho en el modelo y pasamos a la siguiente pantalla en la que podemos ver las características técnicas del mismo más desarrolladas e incluso elegir diferentes colores de carrocería que podemos ver a través de la web con total claridad, como si se tratase del configurador de la marca.

Trive Web 3

El stock disponible muestra las distintas configuraciones que tienen ahora mismo del CR-V, con diferentes colores, motorizaciones y niveles de equipamiento. Y entonces se abren dos opciones básicas en todo proceso de compra: el vídeo live del coche o solicitar una prueba de conducción.

Verlo en vídeo o hacer una prueba física, ambas opciones son posibles

El primero es un vídeo que uno de los Trivers, los asesores de producto que tiene la plataforma, hará para que puedas ver el coche en detalle. En horario de 10:00 a 19:00, de lunes a viernes, esos expertos te mostrarán el coche a través de un vídeo ne directo para que puedas conocerlo sin moverte de casa, desde la pantalla de tu ordenador o dispositivo móvil.

Si tienes dudas o si quieres sentir el coche en primera persona antes de lanzarte a la compra, está el siguiente paso, la prueba de conducción. Trive pone a un experto en Test Drive en la dirección que tú le indiques con el coche que quieras para que puedas probarlo durante una hora, algo que no todos los concesionarios físicos ofrecen.

Trive Web

En mi caso fijé la cita para un viernes por la tarde a las 16 horas. Cinco minutos antes de la hora establecida, David que es como se llamaba el conductor que me traía el coche a casa, me estaba llamando para decirme que ya estaba en la puerta de mi domicilio con el Honda CR-V preparado.

Bajo y me encuentro a un conductor con un impoluto Honda CR-V de color blanco justo en la puerta de mi casa. "Hola, soy David de Trive. ¿Eres Héctor?" me dice situado justo delante del coche, que se identifica sólo por unas pequeñas pegatinas de GoTrive en las ventanillas traseras. Como la tarde estaba bastante desapacible con una lluvia incesante, entramos en el coche y seguimos la conversación allí dentro.

David se fue al asiento del copiloto y yo al del conductor. Me dice que lo primero que necesita, como es lógico, es mi carnet de conducir y DNI para cumplimentar un formulario en el que queda reflejado que durante la próxima hora (es el máximo que dura el test drive), yo iba a ser el conductor del vehículo. Le entrego ambos documentos y con el móvil a través de una aplicación hace dos fotos a cada uno de ellos, las cuales envía a la central de Trive.

Trive 3

Firmo un papel en el que se especifican mis datos y la hora de salida de la prueba y entonces David me hace una sorprendente pregunta: "¿Quieres ir a hacer la prueba de conducción tú solo o quieres que te acompañe?". Trive permite coger uno de sus coches e irse a hacer la prueba solo, con su mujer o con un amigo, sin necesidad de que el conductor de la empresa le acompañe.

En mi caso, teniendo en cuenta que la tarde estaba de lo más desapacible, me dio pena dejar a David solo en la calle con la que estaba cayendo, así que le dije que por supuesto se viniese. Antes de arrancar me explicó las características básicas de este Honda CR-V, dónde están los mandos para ajustar los espejos retrovisores, dónde se ponía el freno de mano y rápidamente nos pusimos en marcha.

Salimos del centro de Madrid en dirección a una de las recurrentes carreteras que nos permiten huir del tráfico urbano, yo al volante del Honda CR-V y David al lado. Durante esos primeros compases le abrasé a preguntas de todo tipo para conocer cómo funcionan ellos habitualmente con los clientes, y David parecía encantado con la conversación.

Trive 1

Me dice que todavía la gente es algo reacia a comprar algo tan importante como un coche a través de Internet, pero que si en otros países ya es una práctica bastante habitual, en España tendrá que serlo tarde o temprano. Estoy totalmente de acuerdo. Ellos lo que buscan es facilitar el proceso a ese cliente que cada vez tiene menos tiempo para dedicar a la compra de un coche nuevo.

El Honda CR-V me estaba agradando mucho por diferentes motivos. El primero es el tacto que ofrecen los mandos, especialmente los situados en el volante, ya que me los esperaba más plasticosos al estilo japonés y en cambio son todo suavidad y dulzura. También me gusta que el habitáculo es muy amplio y la posición de conducción lo suficientemente alta para ver por encima del resto de coches.

El motor es suave y la caja de cambios manual parece tener un tacto preciso, aunque a decir verdad tampoco estaba sometiéndole a las exigencias a las que solemos someter a algunos coches durante nuestras pruebas. Simplemente estaba intentando ponerme en las carnes de un cliente que busca probar el que posiblemente sea su próximo coche.

Trive 2

Le pregunto por las garantías que da Trive y me dice que son las mismas garantías que si comprases el coche a través de un concesionario de la propia marca. Podrás llevar el coche al taller a pasar las revisiones y tendrás las mismas garantías que aplican en nuestro mercado, ya que en este caso Trive digamos que es simplemente una plataforma que hace de intermediario.

Me detengo en uno de los sitios habituales para realizar unas fotos aprovechando que la lluvia ha cesado un poco y, después de las pertinentes fotos, David me anima a seguir con la prueba. Llevábamos algo más de media hora y para mí ya había sido más que suficiente para hacerme una idea de cómo iba el coche.

El me dice que por lo general, los clientes lo que más valoran es poder hacer esa prueba de conducción y la suelen alargar todo lo que pueden. Es lógico por lo que decíamos antes, no todos los concesionarios te permiten probar el coche antes de comprártelo, y esa puede ser una de las principales ventajas de Trive frente al modelo tradicional.

Trive 4

Además claro está, la comodidad de que te pongan el coche en la puerta de casa y te devuelvan a tu domicilio después de la prueba, es algo muy a tener en cuenta. Para mí, acostumbrado a probar coches todas las semanas, ya tenía suficientes percepciones para juzgar este coche y saber si era o no una compra acertada.

Una vez regresamos al punto donde había comenzado el Test Drive, firmo la hoja con la hora de finalización de la prueba de conducción, David se despide y se va con el Honda CR-V.

El cierre del proceso de compra a través de Internet

Si fuese un cliente que está pensando en comprar el coche, lo más probable es que subiese a casa a terminar el proceso de compra, algo sencillo que se hace en unos minutos desde el ordenador. La plataforma te indica en este caso el tiempo que tendrás que esperar antes de que te entreguen tu nuevo coche, que en el caso del CR-V era inferior a dos semanas.

Trive Web 4

Esa es otra de las ventajas de Trive, todos los coches que ofertan están en stock y así te evitas las largas esperas a las que algunos fabricantes someten a sus clientes antes de entregarles su nuevo coche. Además cuentan en caso de que lo necesites con acuerdos de financiación con entidades financieras.

Conclusión

En España como siempre, vamos un poco atrasados en algunas tendencias. Mientras en otros países la venta de coches por Internet ya está muy desarrollada, aquí todavía seguimos yendo al concesionario a comprar un coche, pero eso ese proceso de compra tradicional es algo que tarde o temprano tendrá que convivir con la venta de coches online.

En este último caso, la existencia de plataformas tan completas y bien gestionadas como Trive, ayudará a que cada vez más gente se anime a hacer la compra por Internet. Y sin duda, el poder probar el coche antes de hacer click en el paso que te hará pagar miles de euros por un coche nuevo, es uno de los valores diferenciales de Trive frente a otros modelos tradicionales.

En Motorpasión | Ya puedes comprar un coche por Internet en España, gracias a la plataforma Trive. Y sin moverte de casa

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos