Compartir
Publicidad
Publicidad
SsangYong Tivoli Diésel, a prueba: algo está pasando en SsangYong
Pruebas de coches

SsangYong Tivoli Diésel, a prueba: algo está pasando en SsangYong

Publicidad
Publicidad

Conocimos y probamos el nuevo SsangYong Tivoli en el mes de junio y lo puedes leer aquí, pero entonces era sólo en versión de gasolina. Con la variante diésel, que finalmente ha llegado a los concesionarios de España, este SUV del segmento B ya cuenta con la que será su versión más vendida, con un 64 % de las operaciones, frente al 36 % de gasolina si sigue la lógica del segmento. Además, para ir abriendo mercado en nuestro país, el Tivoli también llega con versión bifuel GLP.

Ya nos quedó claro, antes del verano, que el pequeño SUV de pequeño tiene más bien poco, con unas cotas que quedan entre las más grandes de su segmento y que ofrece el mejor maletero de su clase, con 423 litros (696, 842, 1.115 litros, según vamos abatiendo asientos). Pero si por algo destaca el nuevo miembro de la familia SsangYong, es por el aumento de la calidad percibida, respecto a sus hermanos de gama. En este sentido SsangYong ha dado un gran paso al frente.

Ssangyong Tivoli D 175

La apuesta del fabricante coreano más antiguo de automóviles, que arrancó en la década de 1960 fabricando Jeep Willys para el ejército norteamericano, está en acabar 2015 con un crecimiento del 32 % en España, lo que se traduce en 3.400 unidades vendidas, y conseguir con el Tivoli un 2 al 3 % de cuota en un subsegmento, el de los B-SUV, donde día a día crece la competencia, partiendo de un producto que pueda ganarse al comprador por los ojos, para luego convencerle desde el interior.

La personalización, como rasgo característico

Ssangyong Tivoli

Siendo como somos en Motorpasión unos fanáticos de los coches de color rosa, no podíamos dejar pasar la oportunidad de probar un SsangYong Tivoli diésel con los vinilos de este color. Uno de los rasgos característicos de este modelo se encuentra en la personalización de los acabados, que da lugar a una lista tan extensa que vale la pena investigar entre las posibles 66 combinaciones antes de que el coche llegue al punto de venta, más otras 36 combinaciones que se añaden antes de la entrega, como pueden ser las franjas del capó que vemos en la unidad probada.

Ssangyong Tivoli D 215

Si en SsangYong quieren utilizar sus propias ventas como escaparate para buscar nuevos clientes, desde luego así lo pueden conseguir con relativa facilidad. Para muestra, la colección de miradas curiosas que atraemos al sacar el coche a pasear por los alrededores de Barcelona. En cualquier caso, al tacto y a la vista la sensación de calidad que transmiten estas piezas de color es muy positiva. De hecho, todos los aderezos posibles quedan amparados por la misma garantía que la pintura bitono de la carrocería, que es de 5 años —igual que la garantía del vehículo—, aunque en la marca estiman que la vida de los vinilados puede alcanzar los 6 o 7 años, fácilmente.

Desde el interior del SsangYong Tivoli D16T

Ssangyong Tivoli D 510

Como avanzó Iván Solera en su reportaje de junio, el SsangYong Tivoli es un vehículo espacioso. También podemos añadir que el modelo ha ganado muchos puntos respecto a otros modelos de la marca. Ya no transmite aquella sensación de coche barato que podíamos asociar a SsangYong. Está en el camino de la mejora, y eso se va a percibir mejor a partir del Tivoli, que la marca considera que será la primera entrega de una nueva era para el fabricante asiático.

Ssangyong Tivoli D 500

En este modelo el empeño de la marca ha consistido en dotar al no tan pequeño SUV de buenos avances en tecnología, si bien se queda un peldaño por debajo de las últimas novedades que están incorporando el grueso de los fabricantes. Todavía no llega a incorporar el ya clásico paquete de asistencia, con indicador de ángulo muerto, control de crucero activo, alerta de pérdida involuntaria de carril... Sin embargo sí que cuenta, además desde el nivel de acceso Premium, con pantalla táctil de 7 pulgadas, cámara de marcha atrás, control de crucero, climatizador bizona con memoria... Y en el siguiente nivel, Premium+, encontramos ya volante y asientos calefactados, por poner otro ejemplo.

Ssangyong Tivoli D 525

Con todo, y aun reconociendo el importante salto cualitativo que vemos en el SsangYong Tivoli, hay algunos detalles que precisan algún pulido. Por poner un ejemplo, la ergonomía de la palanca de cambio automático cuando lo utilizamos en modo manual, donde para cambiar de marcha sólo disponemos de un minúsculo e incómodo botón en el lateral del pomo. Hay algún otro detalle menor, pero por lo demás se trata de un interior confortable, amplio y sorprendentemente alto que satisfará con creces las necesidades de sus compradores.

En carretera con el SsangYong Tivoli D16T

Ssangyong Tivoli D 550

El SsangYong Tivoli D16T se basa en una motorización propia de la casa, el propulsor e-XDI160. Se trata de un turbodiésel de inyección directa que utiliza geometría variable y common-rail para la admisión, cadena de distribución y caudal variable en la lubricación. Su cilindrada es de 1.597 cc, y entrega un máximo de 115 CV entre las 3.400 y las 4.000 rpm, con 300 Nm de par motor máximo que se encuentran entre las 1.500 y las 2.500 rpm, tal y como muestran sus respectivas curvas:

Ssangyong Tivoli Diesel Curva Par

A la práctica, no esperemos muchas sensaciones vitales por debajo de 1.500 rpm. Ya vemos que la curva de entrega de par arranca muy vertical, de manera que por debajo del máximo la respuesta es casi nula, al menos en la unidad probada. El downsizing que ha inspirado este propulsor prioriza los consumos, así que da en NEDC 4,3 l/100 km para la versión 4x2 de cambio manual con seis relaciones. El cambio automático eleva esta cifra hasta unos menos contenidos 5,5 l/100 km.

Ssangyong Tivoli 4x4

SsangYong Tivoli 4x4

El año que viene la gama se completará con la incorporación de versiones 4x4 dotadas de una transmisión integral tipo Haldex con bloqueo de diferencial central hasta 40 km/h, para repartir el par de manera electrónica y automática, en función de la adherencia. Estas versiones anuncian cifras de consumo en NEDC de 4,5 l/100 km en manual, y nada menos que 5,9 l/100 km en automático. Sin duda, la caja automática, de seis relaciones con convertidor de par, neutraliza en parte las bondades del nuevo motor de SsangYong. Mucho mejor en transmisión manual, al menos por el momento.

Ssangyong Tivoli D
Diésel, tracción delantera y con cambio manual. Así es el SsangYong Tivoli que aglutinará el grueso de las ventas.

Precisamente en cuestiones de cajas de cambio, hay algo de apuntar cuando estamos en carretera. Si bien el motor resulta bastante elástico, una vez salvadas las bajas vueltas, la caja manual de seis relaciones presenta un inconveniente: le encontramos un escalonado excesivo entre la segunda y la tercera marcha, de manera que en el cambio se pierde respuesta por parte del motor, que cae de manera irremisible antes de poder superar por fin las 1.500 rpm después de haber puesto tercera. Por lo demás, es una caja de tacto preciso, aunque los recorridos de la palanca tiendan a largos.

Img 0472

Sin lugar a dudas, el punto fuerte del SsangYong Tivoli diésel está en su comportamiento dinámico. El subviraje natural de los SUV FWD ha sido corregido de manera que a la práctica no se percibe ningún efecto extraño en la trayectoria del vehículo. Tampoco es un vehículo que se balancee de forma excesiva sus 1.355 kg en vacío para la versión de cambio manual. Parte del mérito está en el chasis del SsangYong Tivoli.

Chasis Ssangyong Tivoli

Un chasis específico

El chasis del SsangYong Tivoli ha sido desarrollado para este coche. Es decir, no deriva del chasis de un turismo subcompacto.

La rigidez del chasis responde a un elevado uso de los aceros de alta resistencia. En la marca comparan el porcentaje uso de este material en el SsangYong Tivoli, del 71 %, con los porcentajes de uso que presentan dos de sus competidores en el segmento y en el mismo nivel de precios: el Opel Mokka (66%) y el Renault Captur (55%).

Img 1046

La otra parte del mérito está en el sistema de suspensión, que con el Tivoli experimenta un avance hasta ahora insólito en SsangYong. En la suspensión trasera, las versiones FWD cuentan con barra de torsión, mientras que las AWD vendrán con multibrazo. A la práctica, con el SsangYong Tivoli se nota una conducción muy asentada. El tarado de la suspensión es firme, sin llegar a duro, y filtra más que bien tanto las irregularidades del terreno como los resaltos que encontramos en el camino.

Ssangyong Tivoli D 160

Finalmente, hay que destacar que la dirección adaptativa Flex Steer es suficientemente precisa, a pesar de que las diferencias entre modos no son demasiado tangibles y, sobre todo, que en el momento de iniciar el giro el sistema presenta un poco de holgura. Se trata de uno de esos pequeños detalles que, en cuanto pasen por la pulidora, harán del SsangYong Tivoli una opción no sólo interesante, que ya lo es, sino peligrosa para sus competidores. Algo está pasando en SsangYong, y no pinta nada mal. Quizá a la vuelta de unos años tengamos que mirar esta marca de un modo muy distinto al que nos puede sugerir ahora mismo, y el Tivoli es la primera expresión de ese cambio.

Precios del SsangYong Tivoli Diésel en España

Ssangyong Tivoli D 100

El SsangYong Tivoli llega a España con una oferta de precios competitiva, que se lo puede poner difícil a los Citroën C4 Cactus, Ford EcoSport, Opel Mokka o Renault Captur. Una vez descontadas las promociones comerciales, el precio de acceso del SsangYong Tivoli diésel está en 18.000 euros. Como complemento al tope de gama, se ofrece la Red Edition a coste cero, con tapicerías en color rojo, sólo disponible con la carrocería en tono azul oscuro.

Versión diéselPVP
con promoción
Ssangyong Tivoli D16T 4x2 Premium18.000
Ssangyong Tivoli D16T 4x4 Premium20.000
Ssangyong Tivoli D16T 4x2 Limited20.000
Ssangyong Tivoli D16T 4x2 Limited Automático21.500
Ssangyong Tivoli D16T 4x4 Limited Automático24.500
Ssangyong Tivoli D16T 4x4 Limited Red Edition Automático24.500
Img 0216
Vinilados opcionalesPVP
Doble banda capó75
Doble banda paralela techo/capó150
Banda ancha techo/capó150
Vinilado techo350
Pintura negra/blanca techo y alerón (Premium)350
Vinilado techo + doble banda capó + retrovisores425

Los gastos correspondientes a esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión | SsangYong Tivoli [versión gasolina]: el pequeño SUV a prueba

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos