Compartir
Publicidad
Comparativa Kia Niro Hybrid vs Toyota C-HR: ¿cuál es mejor para comprar?
SUV

Comparativa Kia Niro Hybrid vs Toyota C-HR: ¿cuál es mejor para comprar?

Publicidad
Publicidad

El segmento de los SUV compactos es uno de los más disputados de nuestro mercado. Y en gran medida las propuestas de los diferentes fabricantes son muy similares las unas a las otras, con algunas excepciones. Dos de ellas son el Kia Niro y el Toyota C-HR. Ambos SUV son híbridos y juegan al despiste con su diseño. El Kia se parece más a un station wagon que a un SUV, mientras que el Toyota se atreve con un diseño sumamente original y una carrocería que en marketing llaman un cupé de cuatro puertas. Dos propuestas que se salen de la norma en un segmento muy uniforme. ¿Cuál es mejor para comprar?

Diseño

Kia Niro

Kia presenta el Niro como un SUV, pero su diseño tradicional y su limitada altura libre de tan sólo 16 cm, lo sitúan más cerca del compacto de cinco puertas o station wagon que realmente de un SUV. Por ejemplo, el Kia Sportage tiene un aspecto claramente SUV, con una mayor altura libre.

Toyota C Hr

En frente, el Toyota C-HR es la antítesis del Kia Niro. El diseño es todo menos tradicional, mezcla una altura libre de SUV con una caída de techo a lo “cupé de cuatro puertas” (con la manecilla de apertura de las puertas traseras desplazadas en lo alto de la puerta) y unas líneas intricadas.

No hay nada escrito en términos de gustos, pero está claro que el Toyota C-HR no deja a nadie indiferente. Su diseño es más controvertido, mienstras que en frente, el Kia Niro es menos SUV pero no desagradará a nadie, es más tradicional.

Dimensiones

Kia Niro

Con sus 4,36 metros de largo, el Kia Niro mide 12,5 cm menos que el Kia Sportage, es un poco más corto que un Nissan Qashqai (4,38 m) y mide lo mismo que un SEAT Ateca. En frente, el Toyota C-HR, a pesar de las apariencias, mide también 4,36 metros de largo, lo que lo sitúa dentro de la media del segmento. Y a pesar de una mayor altura libre que el Niro es tan sólo 20 mm más alto que el coreano. Por otra parte, el Niro ofrece una mayor distancia entre ejes (2.700 mm) frente al C-HR (2.640 mm). Entre la mayor altura libre y una distancia entre ejes más corta para unas dimensiones muy similares, la teoría nos dice que la habitabilidad del C-HR sufrirá frente al Niro.

LargoAnchoAltoDistancia entre ejesMaletero
Kia Niro4.355 mm1.805 mm1.535 mm2.700 mm401 litros
Toyota C-HR4.360 mm1.795 mm1.555 mm2.640 mm377 litros

Gama, motores y precio

Toyota C Hr Hybrid

El Kia Niro está disponible con una motorización híbrida, híbrida enchufable y en versión 100 % eléctrica. La que enfrentamos al Toyota C-HR es la variante híbrida convencional. El Niro comparte plataforma con el Hyundai Ioniq y equipa un motor de gasolina de 105 CV de ciclo Atkinson combinado con un eléctrico de 44 CV y una batería de litio y polímeros de 1,56 kWh. De los dos modelos presentes es el más potente, pues hace gala de una potencia combinada de 141 CV.

Kia Niro

Por su parte el Toyota C-HR está únicamente disponible con una sola motorización híbrida, aunque en otros mercados europeos también exista una versión gasolina 1.2 litros turbo de 116 CV. Así en España, sólo podemos optar al 4 cilindros gasolina de 1.8 litros con ciclo Atkinson y 98 CV asociado a un motor eléctrico de 72 CV para una potencia total de 122 CV. El cambio automático es de tipo epicicloidal (en la práctica es como un C-VT). En cuanto a la batería de NiMh (níquel-metal hidruro) tiene una capacidad de 1,31 kWh. Es el mismo sistema que en el actual Toyota Prius.

Precio (desde)MotorTransmisiónConsumo medio homologado
HIBRIDO
Kia Niro 1.6 HEV Concept22.150 euros141 CV (4 cil. 1.6 L 105 CV + 1 eléctr. 44 CV)Tracción delantera. Cambio auto de 6 marchas3,8 l/100 km
Kia Niro 1.6 HEV Drive24.306 euros141 CV (4 cil. 1.6 L 105 CV + 1 eléctr. 44 CV)Tracción delantera. Cambio auto de 6 marchas3,8 l/100 km
Kia Niro 1.6 HEV Emotion27.426 euros141 CV (4 cil. 1.6 L 105 CV + 1 eléctr. 44 CV)Tracción delantera. Cambio auto de 6 marchas4,4 l/100 km
Toyota C-HR Hybrid Active24.850 euros122 CV (4 ci.. 1.8 L 98 CV + 1 eléctr. 72 CV)Tracción delantera. Cambio automático3,8 l/100 km
Toyota C-HR Hybrid Advance25.600 euros122 CV (4 ci.. 1.8 L 98 CV + 1 eléctr. 72 CV)Tracción delantera. Cambio automático3,8 l/100 km
Toyota C-HR Hybrid Style Plus27.900 euros122 CV (4 ci.. 1.8 L 98 CV + 1 eléctr. 72 CV)Tracción delantera. Cambio automático3,8 l/100 km
Toyota C-HR Hybrid Dynamic Plus29.500 euros122 CV (4 ci.. 1.8 L 98 CV + 1 eléctr. 72 CV)Tracción delantera. Cambio automático3,8 l/100 km

En ambos casos, sólo hay un motor disponible por lo que la gama, en ambos modelos, se limita a los niveles de acabados. El Kia Niro cuenta con tres niveles de acabado (Concept, Drive y Emotion) con precios que van desde ellos 22.150 euros hasta los 27.426 euros. El Toyota C-HR, por su parte, ofrece cuatro niveles de acabados (Active, Advance, Style Plus y Dynamic Plus) con precios que van desde los 24.850 euros hasta los 29.500 euros.

Calidad percibida

Kia Niro

A bordo del Kia Niro, el diseño y la presentación son de lo más clásico. Sólo los plásticos de la parte superior y de los paneles de puertas ofrecen un mullido un tanto blando. Aún así, el aspecto y el tacto del resto de plásticos duros está en la media superior de los generalistas, acercándose a lo que ofrece Mazda, por ejemplo.

En cuanto al diseño, en esta época en la que un coche ha de tener tres pantallas para parecer moderno, la ergonomía del Kia Niro no romperá los moldes del diseño, pero al menos es sumamente eficaz. Todo está donde esperas encontrarlo y hasta el manejo de la pantalla táctil es intuitivo.

Toyota C Hr

El diseño del salpicadero del Toyota C-HR es tan original como el diseño de su carrocería. Quizá la pantalla del sistema multimedia sea demasiado intrusiva para algunos, pero aparte de ella, la ergonomía del C-HR está bien lograda, mientras que la calidad percibida de los materiales empleados evidencia un salto cualitativo de Toyota en este aspecto. En algunos aspectos (mullido, inserción en color negro piano) el C-HR se acerca a los acabados premium.

Habitabilidad

Kia Niro interior
Kia Niro interior El Kia Niro ofrece un espacio generoso en las plazas traseras. La calidad percibida de los acabados se sitúa en la media alta de los fabricantes generalistas.

El Kia Niro está pensado como un coche para la familia. Así, el amplio ángulo de apertura de las puertas traseras permite sentar un niño en su sillita de retención con mucha facilidad. Para los adultos, el espacio en altura y para las piernas es muy generoso. Los respaldos de los asientos ligeramente inclinados hacia atrás otorgan una posición relajada.

Sin embargo, el maletero no ofrece el volumen que esperas de un coche familiar: es de tan sólo 401 litros que pasan a 427 litros si incluimos el doble fondo. Resulta simplemente correcto en términos de capacidad para una familia que se va de vacaciones, especialmente frente a otros modelos del segmento, como el Nissan Qashqai (430 litros) o el SEAT Ateca (510 litros). Es una pena ya que la accesibilidad es buena, con un umbral de carga bajo, y el respaldo de los asientos abatible de forma asimétrica (60/40).

Kia Niro Con 401 litros, el maletero del Kia Niro se sitúa en la media baja del segmento.

El Toyota C-HR claramente tiene otras prioridades. En las plazas traseras el espacio para las piernas es bueno, las rodillas de los pasajeros no tocan con los asientos delanteros (salvo quizá en el caso extremo si el asiento delantero está su posición máxima hacia atrás) y la altura bajo techo no es tan mala como le dejaba suponer su diseño.

Toyota C Hr El Toyota C-HR sacrifica parte de su habitabilidad en el altar del diseño. El espacio en las plazas traseras es algo más pequeño que en el Kia. Una sensación que se ve acentuada por las pequeñas lunas y el imponente panel de puerta que limita la visibilidad.

Sin embargo, el acceso a las plazas traseras no es tan cómodo como en el Niro, especialmente si has de sentar un niño. Además, las pequeñas lunas laterales de las puertas contribuyen a dar la sensación de estar encerrados a bordo.

Toyota C Hr El maletero del toyota C-HR es uno de los más pequeños del segmento. 377 litros en este segmento, es poco.

El maletero es otro elemento sacrificado en el altar del diseño. Con 377 litros de capacidad, es uno de los más pequeños del segmento y, además, dispone de un umbral de carga un tanto alto. Definitivamente, el estilo ha prevalecido sobre la practicidad.

Al volante

Kia Niro

Como la mayoría de híbridos, el Kia Niro se desenvuelve mejor en ciudad. El conjunto híbrido hace de una flexibilidad en ciudad sin igual, mientras que el cambio automático de doble embrague es muy suave en su funcionamiento. Esta transmisión dispone de varios modos de gestión, entre ellos un Eco y un Sport, así como de la función manual.

Kia Niro

De todos modos, de poco sirve el modo manual en carretera ya que el freno motor es muy leve y las dos últimas marchas son muy largas, claramente pensadas para bajar el consumo en autopista. En caso de fuertes aceleraciones, el motor térmico se hace notar sobremanera. A pesar de sus 141 CV y 265 Nm, el Kia Niro es tan rápido como un Kia Sportage 1.7 diésel de 115 CV (0 a 100 km/h en 11,5 s). Al menos, la comodidad del Niro es excelente para largos viajes.

El Toyota C-HR se muestra soberbio en ciudad. El funcionamiento de la mecánica es muy suave y el cambio automático contribuye mucho a borrar cualquier sobresalto. La dirección es ligera y rápida. El C-HR roza la perfección en ciudad, pero no la consigue por su más que mejorable visión periférica que ofrece al conductor. Y en ciudad, es más importante ver bien al rededor del coche que disponer de una dirección rápida.

Toyota C Hr Hybrid

En carretera, el C-HR demuestra tener un buen chasis. Toma las curvas con movimientos de carrocería limitados y se muestra muy estable. No tiene nada que ver con la pereza y los marcados (casi exagerados) movimientos del Toyota Prius. Sin embargo, el C-HR peca por una mecánica falta de potencia. Con 122 CV para mover 1.460 kg, sus prestaciones son más bien justas (11 s). Son también muy similares a las del Kia Niro.

Toyota C Hr

Pero el verdadero bémol del C-HR es su nivel sonoro en aceleración. Es pisar el acelerador de manera un tanto pronunciada y el motor térmico empieza a girar y rugir cual molinillo, todo por culpa de la caja de cambios. En ese aspecto es idéntico a un Prius. Al final, para evitar oír el motor, uno tiene tendencia a ir más despacio de lo habitual.

Consumos

La gran baza comercial de estos modelos híbridos es el bajo consumo de combustible que homologan, lo que los hace en teoría y a ojos del mercado ser una alternativa a los diésel. Y si bien en ciudad el consumo puede llegar a ser realmente bajo, en carretera la realidad es más dura con estos coches.

Kia Niro

Así, el Kia Niro homologa una media de 3,8 l/100 km (4,4 l/100 km con el acabado Emotion que equipa llantas de 18 pulgadas en lugar de las de 16 pulgadas de serie en los otros acabados), y en ciudad es una media muy realista. En carretera, sin embargo, el consumo real se sitúa entre los 6 y 7 l/100 km, con picos de 8 l/100km, según el ritmo y el estilo de conducción.

Toyota C Hr

El Toyota C-HR también homologa una media de 3,8 l/ 100 km. Es una media que se conseguirá sin grandes dificultades en ciudad, pero si salimos a la carretera una media de 8 l/100 km será de lo más normal. Obviamente, siempre se puede conseguir consumos algo inferiores (del orden de 6,5 a 7 l/100 km) si uno es comedido con el acelerador.

Multimedia y conectividad

Kia Niro

Japón y Corea del Sur siguen teniendo esa fama de países punteros en temas de tecnología, sin embargo viendo los sistemas de infoentretenimiento de estos dos modelos nadie lo diría. En el caso del Kia Niro, el sistema es relativamente rápido e intuitivo para que sea muy fácil de utilizar. En su contra, una interfaz cuyo grafismo le da un toque anticuado y una pantalla táctil que algunos usuarios podrán considerar un tanto pequeña. Es bueno, pero tampoco es que sea el sistema más rápido y eficaz del mercado.

Sin embargo, frente al del Toyota C-HR es una joya. El sistema multimedia/navegador del C-HR es lento y poco intuitivo, mientras que el diseño gráfico de la interfaz está todavía más desfasado que en el Niro. El grupo Toyota necesita urgentemente mejorar este aspecto.

Toyota C Hr

En términos de compatibilidad, el Kia Niro acepta tanto Apple CarPlay como Android Auto. También dispone de un cargador de smartphone por inducción que como todos los coches del mercado que equipan uno, funciona con poquísimos dispositivos. Por su parte el Toyota C-HR no es compatible con Apple CarPlay ni Android Auto.

Sorprende la ausencia del sistema de Apple, que otros modelos de la marca sí aceptan. En cambio, la ausencia de Android Auto no nos sorprende ya que la firma nipona considera que el sistema de Google puede poner en riesgo la privacidad de sus clientes.

Relación precio-equipamiento

Toyota C Hr

De entrada el Kia Niro es ligeramente más barato que el Toyota C-HR, pero esa ventaja desaparece si comparamos los equipamientos de serie, especialmente en los acabados intermedios. Así, en el Kia Niro Drive es preciso recurrir a la lista de opciones para poder disponer de algo tan útil y común hoy en día como el control de crucero adaptativo. Está incluido en el paquete Advanced Driving Assistance junto con el asistente de colisión frontal con frenado automático de emergencia (800 euros). Del mismo modo, como elemento de confort, no está disponible el acceso y arranque sin llave. Como contrapartida, el Niro ofrece el navegador de serie.

Por su parte, el Toyota C-HR sí integra esos elementos de serie desde el segundo nivel de equipamiento, a excepción del navegador que sigue siendo una opción (600 euros). Así, el equipamiento de serie del C-HR es bastante completo y las opciones se limitan a elementos de personalización (tapicería de cuero, equipo de sonido premium JBL) y a los grupos ópticos delanteros y traseros full LED.

Nuestra recomendación

Kia Niro

Realmente estos dos modelos están muy condicionados por ser híbridos. Ambos hacen gala de un consumo realmente bajo en ciudad, pero que se dispara cuando salimos a la carretera. Tampoco se diferencian mucho en cuestiones de equipamiento. El C-HR tiene un mayor equipamiento de serie, pero también es más caro. Pero por otra parte, el Niro ofrece siete años de garantía.

Al final todo dependerá de las prioridades que tengamos. El Kia Niro es mejor coche familiar (mayor habitabilidad y mayor maletero), un terreno en el que el C-HR no puede competir. La baza del Toyota es claramente su original diseño. Y en ocasiones, es lo único que busca el mercado, un bonito objeto de diseño.

A favor y en contra

Kia Niro HEV

A favor

  • Habitabilidad en las plazas traseras

  • La suavidad de marcha del sistema híbrido

  • La excelente ergonomía

  • Siete años de garantía

En contra

  • La falta de progresividad de los frenos

  • El ruido muy presente del motor térmico

Toyota C-HR

A favor

  • El bajo consumo en ciudad

  • La suavidad de marcha en ciudad

  • El aplomo en carretera

En contra

  • La mala visibilidad periférica

  • El ruido de molinillo en fuertes aceleraciones

  • El sistema multimedia desfasado

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio