Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Son fiables los sistemas de visión nocturna?

¿Son fiables los sistemas de visión nocturna?
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya hace unos años que los sistemas de visión nocturna se ofrecen en determinados modelos. Todo comenzó cuando en el año 2000 se ofreció como opción la visión nocturna en el Cadillac De Ville por un precio de 2.000 dólares. Desde entonces, las cámaras de visión nocturna integradas prometen una buena visibilidad en condiciones adversas y por tanto una mayor seguridad.

Pero, ¿son todos los sistemas igual de eficaces? En Car and Driver se formularon la misma pregunta, y se pusieron manos a la obra para comparar, en circuito y bajo unas condiciones de visibilidad cero, hasta el punto de cubrir el parabrisas con papel de estraza para conducir totalmente a ciegas, qué sistemas ofrecían una visibilidad fiable.

Los modelos analizados fueron un Mercedes-Benz CL 550, un Audi A8 L y un BMW 750i. Las pruebas fueron diversas: montaron un caminito delimitado con conos, usaron una curiosa maqueta de un pavo, pusieron un peatón en el camino y acabaron el triple examen con un ciervo de pega. Registraron las diferentes pruebas en un vídeo que resulta algo largo, pero que merece la pena ver:

En resumen, las pruebas realizadas no dan con un vencedor claro. Hay sistemas que funcionan bien en la detección de peatones pero en el test de aproximación al ciervo – con el que se evalúa la capacidad del sistema para ofrecer profundidad de campo al conductor – se quedan a medio camino. Es el caso del Audi A8 L. Si hubiera que elegir alguno sería este, porque los demás salen peor parados.

El BMW 750i, por su parte, falla estrepitosamente en la prueba de conos y en la del peatón, pero es el más preciso en la prueba de proximidad. Finalmente, el Mercedes CL 550 atropella a un pavo de cartón piedra y en la prueba de aproximación… bueno, proximidad no sería la palabra que define la distancia a la que parece que el editor arrollará al ciervo con su coche.

VehículoCircuito de conosDetección
de peatón
Resaltado
de peatón
Test de
proximidad
Audi A8 LCuesta ver, pero acaba bien152 m91 m91,4 cm
BMW 750iChoca contra varios conos91 mFalla58,4 cm
MB CL 550Choca contra el pavo91 m88 m129,5 cm

Visión nocturna en el Mercedes-Benz CL 550

Night Vision Plus de Mercedes-Benz

En nuestro país, el Night View Assist Plus se ofrece por 2.347 euros. De los tres sistemas analizados, es el más complejo tecnológicamente, ya que trabaja a un nivel más activo que pasivo. A diferencia de los demás, que trabajan con cámaras termográficas, el sistema de Mercedes envía una señal por infrarrojos hacia el horizonte y la recoge con un sensor montado en el parabrisas.

Este sistema da como resultado una imagen muy brillante que se proyecta en el tablero de instrumentos. El de Mercedes es el único dispositivo de la comparativa que no muestra resultados cuando hay luz de día. Y en cuanto a lo visto en la comparativa, resulta extraño, ya que el sistema detecta bien los conos pero luego se pierde en la maniobra del pavo de mentira. Raro, raro.

Visión nocturna en el BMW 750i

Visión nocturna de BMW

El modelo probado cuesta 2.371 euros, y es el sistema que obtiene los resultados más discretos en el examen realizado por Car and Driver. BMW incorpora este sistema de Autoliv, que utiliza una cámara termográfica montada en el frontal del vehículo, y la imagen que obtiene se proyecta tanto de día como de noche en la pantalla del navegador, situada en la consola central.

Quizá ese sea el peor sitio para emplazar una información vital con la que complementar la visión directa, ya que proyectar ahí la imagen puede llegar a desconcertar al conductor. Por otra parte, en la prueba de acercamiento es el que mejor resultado obtiene, al conseguir llegar hasta los 58,4 centímetros, lo que indica una gran fiabilidad en la profundidad del campo de visión que ofrece.

Visión nocturna en el Audi A8 L

Visión nocturna de Audi

El sistema que monta el Audi A8 L probado cuesta 2.580 euros, y es el más rápido en notificar al conductor la presencia de peatones en la calzada. En ese sentido, es el dispositivo que mejor se muestra en la comparativa. Audi emplea como BMW tecnología termográfica. De hecho, el sistema de Audi es también de Autoliv.

A pesar de que la ubicación de la pantalla sea algo más afortunada que en la berlina bávara, el hecho de tener que desviar la mirada hacia el tablero de instrumentos para consultar algo que aguzando la vista a través del parabrisas no se acaba de ver bien puede ser un contrasentido. Caso diferente es consultar de reojo la velocidad, pero escudriñar el horizonte para luego buscar en la pantalla, quizá lleve más a una distracción que otra cosa.

Otros sistemas de visión nocturna

Visión nocturna de Lexus GS

Por añadidura a los sistemas evaluados por Car and Driver, el nuevo Lexus GS incorpora su propio sistema de visión nocturna tal y como lo hiciera el Lexus LS 470. En el nuevo sistema, que no tuvimos ocasión de probar en la presentación del Lexus GS, la cámara detecta los obstáculos por luz infrarroja.

También con luz infrarroja funciona el sistema de detección propio de Honda, cuyas imágenes se proyectan sobre el parabrisas. Este dispositivo lo incorpora el Honda Legend por primera vez en 2004, siendo el primero en detectar peatones.

Conclusiones sobre los sistemas de visión nocturna evaluados

Sistemas de visión nocturna

A la vista de las pruebas efectuadas por los editores de Car and Driver, hoy por hoy resulta peligroso confiar al 100 % en los sistemas de visión nocturna. No hay ninguno que salga completamente airoso del total de exámenes realizados, unos exámenes que, por cierto, no resultan descabellados sino que reflejan escenas que realmente podemos encontrar en la carretera.

Cambiemos el pavo con ruedas por un jabalí y ya lo tenemos. Y no es un problema aislado. Hace unos años se dio a conocer el dato de animales retirados de nuestras carreteras: unos mil al día. Jabalíes, perros y corzos son los animales que más siniestros con fauna causan en España, mientras que zorros, aves diversas y cérvidos en general son los que más deambulan por las carreteras.

Quizá el aspecto más oscuro de estos sistemas de visión nocturna es la sensación de falsa seguridad que pueden llegar a dar al conductor que no conozca las limitaciones del sistema. De acuerdo que en la prueba se ha eliminado por completo la visión directa a través del parabrisas y en el mundo real™ vamos seleccionando la perspectiva que más nos interesa, pero aun así conviene tener claros estos límites.

Vídeo | Car and Driver (YouTube)
En Motorpasión | ¿Triunfan en el mercado algunos automatismos de los coches? (2009)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos