La nueva señal de emergencia V-16 sí puede utilizarse aunque no tenga geolocalización

La nueva señal de emergencia V-16 sí puede utilizarse aunque no tenga geolocalización
6 comentarios

Desde el 1 de julio de 2021 ya se puede utilizar el nuevo dispositivo conectado de señalización de peligro V-16. No obstante, y según la normativa que regula su uso, solo podían usarse los dispositivos sin geolocalización fabricados antes de la entrada en vigor de esta regulación, lo que ha sido demandado por los fabricantes de estos sistemas. Y han ganado la batalla en los tribunales.

Es decir que a efectos, y actualmente, se puede usar cualquiera de estos dispositivos V-16 sin geolocalización independientemente de su fecha de fabricación, siempre y cuando cumplan con las exigencias de homologación de la DGT, además de los que disponen de dicha tecnología.

Asimismo, y hasta el 1 enero de 2026 se podrán seguir usando los habituales triángulos de señalización, aunque la nueva disposición impide su uso en determinados supuestos, pues ya no está permitido caminar por la vía o el arcén para disponerlos. Por este motivo, es más que recomendable contar con la nueva señal luminosa.

El Tribunal Supremo da la razón a los fabricantes

La nueva señal de emergencia V-16 sí puede utilizarse aunque no tenga geolocalización

Según estipulaba el Real Decreto 159/2021 de 16 de marzo en su disposición transitoria primera:

Se podrán seguir utilizando como señal V-16, hasta el 1 de enero de 2026, las señales V-16 luminosas fabricadas con anterioridad a la aprobación de este real decreto y que, en todo caso, cumplan con todas las características técnicas.

No obstante, la asociación Grupo V16, que integra a varios fabricantes de estos dispositivos, recurrió ante el Tribunal Supremo esta exigencia y la justicia ha fallado a su favor para que pudieran comercializarse y utilizarse las de nueva fabricación.

Así, el Tribunal Supremo ha acordado una medida cautelar por la que permite el uso de las balizas luminosas sin geoposicionamiento, "las cuales siguen siendo válidas e independientemente de cuando hayan sido fabricadas", según detalla esta asociación.

En definitiva, lo usuarios no solo podrán utilizar las compradas y fabricadas antes de la puesta en vigor de la normativa, si no también las comercializadas y ensambladas a partir de esa fecha.

Y es que a día de hoy, como defienda el Grupo V16 y como ha reconocido Tráfico, la tecnología que permitirá la comunicación con el punto de acceso nacional de la DGT de la posición de las balizas V-16 luminosas aún no está desarrollada.

Lo que se traduce en que, aunque se disponga de un dispositivo con geolocalización, no podrá comunicarse con el la red de la DGT porque todavía no existe el  protocolo de envío de datos. En definitiva, no tenía sentido dejar fuera a balizas V16 sin geolocalización fabricadas posteriormente a la entrada en vigor de la ley pues todavía no puede utilizarse este sistema.

Esta asociación argumentaba por tanto que la prohibición de las balizas V-16 luminosas sin geoposicionamiento no tenía sentido ya que limitaba "las alternativas para mejorar la seguridad de los conductores en carretera dado que existen dispositivos que, aunque no cuentan con esta conectividad, sí están homologados por la DGT".

Por qué es aconsejable usar la señal V16 y cómo debe ser

La nueva señal de emergencia V-16 sí puede utilizarse aunque no tenga geolocalización

En definitiva, y hasta 2026, los conductores españoles pueden utilizar varios sistemas para indicar una avería de su coche o vehículo al resto de usuarios, incluyendo los no conectados:

  • V16 sin geolocalización.
  • V16 con geolocalización.
  • Triángulos de emergencia.
  • Triángulos virtuales.

No obstante, en esta nueva regulación se modifican algunos preceptos del Reglamento General de Circulación en el caso de cómo se debe actuar y señalizar la avería de un coche o vehículo.

En concreto lo hace en su punto 3 del artículo 130, donde en esta revisión se estipula que, en caso de accidente o avería, y si el vehículo no puede reemprender la marcha:

Los ocupantes deberán abandonar el vehículo, siempre que exista un lugar seguro fuera de la plataforma de circulación y, en todo caso, deberán salir del vehículo por el lado contrario al flujo de tráfico sin transitar o permanecer en los carriles y arcenes que conforman dicha plataforma. Si las condiciones de circulación no permitieran a los ocupantes abandonar el vehículo con seguridad, permanecerán en el habitáculo con el cinturón abrochado.

Y esto significa que actualmente, en caso de sufrir un percance que impida al coche seguir circulando, no se pueden colocar los triángulos si para ello hay que caminar por el arcén o por uno de los carriles de la vía. En conclusión: únicamente si se sale de la calzada, ya sea por la acera o fuera de la vía en el caso de una carretera interurbana, se podría emplazar este elemento.

La nueva señal de emergencia V-16 sí puede utilizarse aunque no tenga geolocalización

Por este motivo, es aconsejanble pasar a utilizar la señal V16, ya sea con o sin geoposicionamiento, pues se puede colocar sin bajarse del coche ya que se ubica en el mismo techo del automóvil desde el asiento.

Eso sí, independientemente de que vayan equipadas o con la tecnología de posicionamiento, deben estar homologadas según los requisitos estipulados:

  • Tipo de luz:  intermitente color amarillo auto.
  • Visibilidad: mínimo visibles a 1 kilómetro de distancia.
  • Alimentación autónoma: deben disponer de batería y su autonomía debe garantizar su uso en un mínimo de 18 meses.
  • Sujeción: debe disponer de imanes o similar para que quede adherido al vehículo.

Por su parte, las conectadas deberán cumplir estas exigencias y además la de enviar cada 100 segundos la ubicación del vehículo detenido a la nube DGT 3.0. (recordamos, aún sin activar).

Por último, también se pueden utilizar los triángulos virtuales V-27, aunque dado que dependen de la misma tecnología de punto de acceso para comunicarse con la red de Tráfico, no operan de momento.

Asimismo, este sistema solo se mostrará a coches que estén conectados por medios telemáticos, de forma directa o a través de un proveedor de servicios, con el Punto de Acceso Nacional de Información de Tráfico y Movilidad.

En Motorpasión |

Temas
Inicio