Publicidad

La Guardia Civil ahora también usa furgonetas camufladas para controlar las distracciones al volante

La Guardia Civil ahora también usa furgonetas camufladas para controlar las distracciones al volante
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Primero fue el helicóptero Pegasus, luego fueron los drones, más tarde los camiones y ahora la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil está vigilando a los conductores desde furgonetas camufladas y prácticamente indetectables.

La finalidad del operativo es controlar las distracciones de los conductores al volante y, a tenor de las primeras impresiones de los agentes responsables, está siendo un éxito.

Una furgoneta camuflada contra las distracciones al volante

Furgoneta Guardia Civil1

La furgoneta es una Renault Master a la que ya hemos visto gracias a Social Drive haciendo las veces de coche-radar, equipada con cinemómetros Velolaser adosados mediante imanes a su carrocería. Ahora, la misma Renault Master blanca también está realizando labores de vigilancia.

Este vehículo ya ha empezado a utilizarse en las carreteras gallegas y utiliza la discreción para que el resto de conductores se confíen. La Master no está rotulada, ni lleva rotativos, ni ningún tipo de identificación. La única forma de distinguirla de una furgoneta privada es por la matrícula.

Distracciones

El dispositivo sigue los mismos pasos que el camión que ya está utilizando la Guardi Civil y lo hace con el mismo propósito: emplear un vehículo no reconocible para que los conductores no se percaten de la presencia de los agentes y poder pillarlos in fraganti.

Pero los agentes que viajan en la furgoneta no serán los encargados de dar el alto a los infractores, sólo comunicarán la descripción del vehículo y la infracción bien a los agentes de un control próximo o a los que circulan en un coche patrulla por detrás de la furgoneta. Ellos darán el alto y comunicarán la sanción que se aplicará al conductor.

La Dirección General de Tráfico sigue muy preocupada por las distracciones en carretera. Según los datos de la propia DGT, la distracción fue la primera causa de accidentes mortales con una presencia del 33% frente al 29% de los excesos de velocidad y el 26% del alcohol.

Según un estudio elaborado por Movistar y Gonvarri, un 25% de los conductores españoles reconocen usar el móvil sin manos libres al volante, un 50% asumen manipular el GPS, pero además un 30% también declaran leer mensajes de texto y un 18% escriben en marcha.

Distracciones Movil

Pero quizá lo más relevante es que de todos los encuestados por este estudio, un 54,4% indicaron que alguna vez se han visto en una situación de peligro debido a las distracciones y dos de cada diez han sido multados ya por distracción. Aún así, muchos conductores se siguen distrayendo al volante.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir