Un conductor boicotea un radar móvil de velocidad con su coche y graba su 'hazaña' en vídeo

Un conductor boicotea un radar móvil de velocidad con su coche y graba su 'hazaña' en vídeo
23 comentarios

Los radares móviles pueden estar colocados en un coche patrulla, en un trípode sobre el suelo o incluso enganchados a un bionda, como es el caso de los pequeños Veloláser. Nuestro protagonista hoy es uno de los primeros y un atrevido conductor que aparcó su coche delante del mismo, impidiendo su labor.

Un vídeo publicado por en el perfil de Twitter de la app Social Drive, una conocida plataforma donde los automovilistas pueden indicar la ubicación de radares, controles policiales y otra serie avisos, retrata este curioso capítulo en el que, según afirman, el conductor fue sancionado.

"Está molestando al vehículo de Tráfico"

En dicho vídeo vemos como un coche de la DGT, equipado con un dispositivo de control de velocidad, estaba parado en el margen de en una vía urbana limitada a 30 km/h para sancionar a todo vehículo que excediera dicho límite. Hasta ahí nada fuera de lo normal, pero aquí es cuando entra en acción un osado conductor.

Ni corto ni perezoso, decidió aparcar su SEAT León justo delante del coche de Tráfico, lo que impedía que el radar detectara excesos de velocidad y, por tanto, la correspondiente denuncia y multa.

Así, unos agentes de la Policía Municipal, no sabemos si alertados por los oficiales de la DGT o bien por darse cuenta de lo que ocurría, se detuvieron y se acercaron para hablar con el automovilista.

"Buenas caballero, está usted obstaculizando un carril de circulación", le indicó uno los agentes. A lo que el dueño del León contestó: "No, no, esto no es un carril de circulación, estoy totalmente fuera del arcén. Estoy en una zona totalmente segura y no molesto a nadie".

Vídeo: un conductor boicotea un radar móvil de velocidad con su coche

Mientras, el policía responde un "no venga con historias" para acto seguido indicar la verdadera razón por la que ambos agentes se acercaron a alertarle: "Está molestando al vehículo de Tráfico".

El automovilista se niega a mover su coche, por lo que el vehículo de la DGT acaba marchándose y, por cierto, sin señalizar con los intermitentes que se incorporaba a la circulación. "Bueno, pues objetivo conseguido", comenta en el vídeo el conductor.

"No todos los héroes llevan capa", responden algunos usuarios en el tuit que, en su mayoría, aplauden a este automovilista. Excepto uno, que se queja de que habitualmente los coches detenidos obstaculizan a peatones y ciclistas: "El mundo es un poco más seguro gracias a usted, su aburrimiento y sus derechos señor".

Hasta 400 euros de multa, en teoría

Vídeo: un conductor boicotea un radar móvil de velocidad con su coche

Según Social Drive, el automovilista fue sancionado, aunque en el vídeo no vemos en ningún momento que se le haga entrega de denuncia alguna. Con la ley en la mano, podrían haberle aplicado dos preceptos de infracción, ya sea uno de ellos o ambos.

El primero, el señalado por los propios agentes: obstaculizar la circulación del resto de usuarios de la vía. Aunque el automovilista se defendió señalando que donde estaba detenido no impedía el paso a otros vehículos.

En este caso habría infringido lo recogido en el punto 3 del Artículo 39 de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, en el que se especifica que:

La parada y el estacionamiento deben efectuarse de tal manera que el vehículo no obstaculice la circulación ni constituya un riesgo para el resto de los usuarios de la vía.

Incumplir esta exigencia supone una infracción grave, tal y como se especifica en el punto d) del Artículo 76: "Parar o estacionar (...) en cualquier otro lugar peligroso o en el que se obstaculice gravemente la circulación o constituya un riesgo". Y como ocurre con todas las infracciones graves, supone 200 euros de multa, aunque no la resta de puntos.

El segundo sería por negarse a acometer las órdenes de los agentes, que también está considerado una infracción grave como recoge el punto j) de dicho artículo: "no respetar las órdenes de los agentes de la autoridad encargados de la vigilancia del tráfico".

Y en este caso, además de 200 euros de sanción, supone la resta de cuatro puntos del carnet de conducir. Sea como fuere, poco ha parecido importarle la supuesta multa o multas a este conductor que presume de haberse convertido en todo un Robin Hood de la carretera durante un día.

En Motorpasión |  Mapa de la España a 30 km/h: estas son las ciudades que quieren correr más que la DGT quitando velocidad a los coches | La apnea del sueño, un síndrome que todos padecemos de noche pero que puede ser mortal en el coche

Temas
Comentarios cerrados
Inicio